Evaristo Guerra, Vocal del Jurado del 57 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

El pasado día 8 de febrero de 2022, tuvo lugar la reunión del Jurado del 57 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura. Una tarde maravillosa en la que se dieron cita amigos de la Asociación Española de Pintores y Escultores, de artistas, de profesionales cuyo criterio se hizo oír en las más de cinco horas que duró la sesión, convertida en una lección magistral de arte gracias a sus miembros, que aportaron alegría, experiencia, saber, arte… mucho arte.

Todas y cada una de las más de 250 obras presentadas al certamen tuvieron su momento de gloria, su presencia, su revisión, su debate, su comentario y detalle. Para todas hubo una palabra, un gesto, un reconocimiento al esfuerzo del artista como no podía ser de otra manera.

Y entre descanso y respiro, también hubo tiempo de comentar las impresiones de cada uno de los miembros del Jurado respecto a lo que estaban viendo y sintiendo.

Esto es lo que comentó

Evaristo Guerra

Vocal del Jurado

del 57 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Pintor

 

«Para mí ser parte del Jurado de este gran premio es un honor que agradezco mucho, dado el gran cariño que le tengo a la AEPE desde el primer momento en que vine. Además, creo que la experiencia de ser Jurado es importante y en mi caso tengo una larga trayectoria como artista. Para mí es increíble. Es más, he venido desde Málaga especialmente para estar hoy aquí presente.

Para el mundo del arte este premio es muy importante. Una prueba es la cantidad de cuadros que hay, no solamente provenientes de España, sino también de otros países como México o China, evidenciando la trascendencia y la madurez del Premio. A mí me recuerda un poco a los antiguos premios Blanco y Negro de la casa ABC.

En esta edición hay de todo, pero en general se nota que los artistas ponen su corazón. Yo soy una persona enamorada de la gente que, en un lienzo en blanco, se entrega a este. Lo respeto muchísimo. Lo malo de pertenecer al Jurado es que hay que crear un equilibrio y es necesario eliminar obras. Lo bueno es que este Jurado está compuesto por variedad de integrantes y cada uno puede elegir una obra distinta.

Mi consejo a los artistas es que sigan con la lucha. Yo recuerdo que en la primera edición de Blanco y negro no obtuve el premio, pero a la segunda me lo dieron. Hay que seguir, aunque en esta edición no seas admitido; volver al año que viene y, a lo mejor, presentarte siendo un artista más maduro, con una cosa totalmente nueva, sorprendiendo al jurado. Los jóvenes en concreto no deben resistir y tener paciencia; entregarse por completo.

Todo lo que sea mostrar cariño hacia el artista, hacia el arte; pues ahí estoy yo pegado. Al final, cuando te reúnes con amigos muy variados, no se habla nunca de arte, ni aprecian cosas que un artista tiene siempre en mente. Formar parte de la AEPE es estupendo porque vas un rato y te encuentras con todos los artistas y sus distintas maneras de pensar. Son formas y conversaciones diferentes. La AEPE, valora el arte, y eso es lo que importa. Esto ha sido gracias a nuestro querido José Gabriel Astudillo, que ha trabajado muy duro para mejorar la Asociación».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad