Gini presentó su último libro en la AEPE

El pasado 10 de mayo de 2022 tuvo lugar en la sede social de la Asociación Española de Pintores y Escultores, la presentación del libro “El Tiburón del Pacífico”, séptima novela del escritor y socio Higinio Díaz-Marta Garrón, conocido artísticamente como Gini.

Tras una introducción a cargo del Bibliotecario de la AEPE, Fernando de Marta, tomó la palabra su gran amigo, antiguo compañero de trabajo y gran lector, Agustín del Pino,  Licenciado en Filosofía y Pedagogía y Diplomado en Psicología Industrial, por la Universidad Complutense de Madrid y experto en Formación y RR.HH, que comentó su querencia hacia el escritor y artista y su evolución personal que le ha llevado a esta faceta literaria.

El acto contó con la asistencia de Juan Manuel López-Reina, Vicepresidente de la AEPE, en ausencia del Presidente, que no pudo asistir por asuntos personales, del Bibliotecario, Fernando de Marta, y de los miembros de la Junta Directiva, Alicia Sánchez Carmona, Antonio Téllez de Peralta y Ana Martínez.

Y es que el pintor Gini, creador de la técnica «puntillismo gráfico», presentaba la que es su séptima novela publicada en 2020 en dos volúmenes y que ha visto pospuesta su presentación hasta la fecha, debido al Covid-19.

Otros títulos del autor son: El caso Sheridan, Torre Miró, La Banda de Maquiavelo, El viñedo rojo, En busca del tiempo y por último, El Premio, que también fue presentado en la sede social de la AEPE.

En la actualidad GINI, está jubilado y se dedica a pintar y escribir y como él dice, “es la terapia que recomienda, cuando se tiene cierta edad”.

 “El Tiburón del Pacífico” trata de la vida de un financiero de Wall Street (Nueva York), conocido también por “el mago de las finanzas”; un personaje de gran actualidad y de máxima personalidad y con una gran dosis de conocimiento del mercado bursátil de esa nación americana.

Su nombre es Richard Collins. Es un hombre de mediana edad y muy poderoso, capaz de conseguir negocios millonarios, mediante la lectura de aquellos “valores” que circulan a través de la Bolsa, y especular con ellos.

Unos, lo consideran un perfecto “escualo”, de ahí su nombre de guerra: El tiburón del Pacífico, y otros, los más allegados, reconocen la valía de su inteligencia y frialdad para acometer compras de “valores”; que determinan su capacidad, como poderoso financiero, en esa barriada neoyorquina, tan importante en el mundo de las finanzas: la barriada de Wall Street.

No podemos olvidar tampoco, su vida particular y, en especial, su vida sentimental, que adquiere tintes de gran humanidad y de cierto romanticismo a lo largo de la novela.

Todo ello nos arrastra a su vertiginosa lectura; dentro de un proceso de máximo interés y donde se describen secuencias muy originales y determinantes para el lector, consiguiendo el autor, un verdadero drama, entre esa visión financiera, fría y calculadora del personaje, en su profesión y su vida íntima”.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad