Maxam presentó su calendario 2019

La Fundación MAXAM inauguró el pasado día 30 de octubre la Exposición Vanitas, una muestra articulada en torno a la obra de Alfonso Albacete y que recoge algunas de las piezas más destacadas de la Colección de Pintura MAXAM, con artistas como Arturo Mélida, Cecilio Plá, Julio Romero de Torres, Eduardo Arroyo y Pedro Batalla Xatruch.

De forma habitual, la Fundación Maxam presentaba su calendario en el marco de celebración del Salón de Otoño, pero en esta ocasión han querido hacer de este acontecimiento, una exposición propia que recoja además algunas obras señaladas de su almanaque.

Así lo reflejó en sus palabras el Presidente de la Fundación Maxam, José Fernando Sánchez Junco, agradeciendo la labor que la Asociación Española de Pintores y Escultores está realizando en la difusión del arte y la cultura, y como patrocinadores oficiales del Salón de Otoño que organiza la centenaria entidad.

De izquierda a derecha: el Presidente de la Fundación Maxam, José Fernando Sánchez Junco, el pintor Alfonso Albacete, Mª Dolores Barreda Pérez, Paloma Casado, Antonio Téllez, Carmen Bonilla Carrasco, José Gabriel Astudillo, Itziar Zabalza Murillo y Fernando de Marta

 

Al acto de inauguración asistieron el Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo, acompañado de la inmensa mayoría de miembros de su Junta Directiva, tales como Juan Manuel López-Reina, Vicepresidente, de Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General, los Vocales Antonio Téllez de Peralta, Paloma Casado López, Carmen Bonilla Carrasco, el Bibliotecario Fernando de Marta y la Asesora Itziar Zabalza Murillo.

La exposición se podrá visitar hasta el próximo 18 de noviembre en la Sala Pardo Bazán del edificio La España Moderna del Museo Lázaro Galdiano y supone una oportunidad única para sumergirse en la historia y la iconografía de la Colección de Pintura MAXAM. Integrada por más de 100 obras, esta Colección es una iniciativa de mecenazgo empresarial pionera en España, cuyas imágenes han ilustrado año a año el popular “almanaque de explosivos” que la compañía edita desde 1900.

“Fundación MAXAM surge del compromiso de nuestra compañía con el progreso social a través de la promoción de la cultura y la educación. La exposición que hoy inauguramos en el Lázaro Galdiano se une a otras iniciativas de divulgación artística como las ya realizadas en países como España, Estados Unidos y Panamá, entre otros,” explica Fernanda Cardama, Patrona de la Fundación MAXAM y Global Head People & Resources de la compañía.

Vanitas, realizada expresamente por Alfonso Albacete para ilustrar el Calendario MAXAM de 2019, parte de un tema tan apasionante en la historia del arte como es el del cuadro dentro del cuadro, explica Lucas Ferreira, Director Adjunto de la Fundación MAXAM y comisario de la exposición. Bajo este término barroco, el autor da título a una imagen de imágenes, a una narración con tramas tan diferentes como la historia de la pintura, el proceso creativo, la simbología popular de la España de los años 50 y 60 o las obras que le antecedieron en la Colección MAXAM.

De izquierda a derecha: el Presidente de la Fundación Maxam, José Fernando Sánchez Junco, el pintor Alfonso Albacete, Juan Manuel López-Reina, Paloma Casado, Antonio Téllez, Carmen Bonilla Carrasco, José Gabriel Astudillo, Itziar Zabalza Murillo y Fernando de Marta

Alfonso Albacete
Alfonso Albacete (Antequera, 1950) es uno de los nombres más prestigiosos e innovadores de la pintura española de las últimas décadas. A finales de los años 70 y principios de los 80, promovió junto con otros artistas una “vuelta a la pintura”, al lienzo como soporte perfectamente capaz de plasmar cualquier inquietud artística. En sus obras, y Vanitas es un claro ejemplo de ello, se puede ver su interés por el constructivismo ruso (geometrización del espacio), la abstracción americana (expresividad de los colores) y el barroco español (simbolismo e iconografía de los elementos utilizados).


Alfonso Albacete realizó su primera exposición individual, En el estudio, en el año 1979 en la Galería Egam de Madrid. Desde aquella muestra, Albacete ha sido considerado como uno de los nombres más reputados de la pintura española actual.

Ha realizado más de 70 exposiciones, entre individuales y colectivas y su obra forma parte de los fondos de museos y colecciones como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid, España), The Chase Manhattan Bank (Nueva York, EE.UU.), en la White House Collection (Washington, EE.UU.), en la Collection Dobe (Zúrich, Suiza, en el Mie Prefectural Art Museum (Mie, Japón) y en el Museo Wurth (Kunzelsau, Alemania).

Exposición de Flor Verdú, II Premio Ciudad de Getafe del 84 Salón de Otoño

El pasado martes 4 de septiembre, tuvo lugar acto de inauguración de la exposición que bajo el título de  “Trans-Visiones”, presentó los últimos trabajos de la artista Flor Verdú, quien fuera galardonada con el II Premio Ciudad de Getafe del Excmo. Ayuntamiento de Getafe en la pasada edición del 84 Salón de Otoño celebrado en Madrid en el mes de noviembre de 2017.

Los aficionados a la pintura en Getafe tienen una nueva cita en la Sala Lorenzo Vaquero, donde se exhiben las últimas obras de la pintora granadina Flor Verdú, en una muestra que podrá verse hasta el día 20 de septiembre.

Se trata del retrato de una realidad inventada, alterada, ambigua y compleja, deformando la percepción de los personajes, animales, acontecimientos; una visión del mundo natural. La pintora incorpora “numerosos referentes de sus vivencias en Andalucía”.

 

Al acto de inauguración asistieron parte de la corporación municipal de Getafe, así como el Responsable de Cultura de la localidad, Javier Romero, además del Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo, así como numerosos socios y amigos.

Según aseguró José Gabriel Astudillo, Presidente de la AEPE, “fue un gran acierto poder contar con el Ayuntamiento de Getafe en la edición del anterior Salón de Otoño, así como en la convocatoria actual de este mismo año, porque eso demuestra la importancia que la cultura y el arte tiene para los responsables municipales y la especial sensibilidad que la responsable de cultura, Raquel Alcázar, está demostrando en todas sus actuaciones, dignas de relevancia como la que hoy nos ocupa”.

Verdú reside en la actualidad en Barcelona ciudad donde se licencia, en la Escuela de Bellas Artes en la especialidad de pintura. Desde 1995, expone regularmente su obra en colecciones particulares en Alemania y EEUU.

Paralelamente escribe relatos y cuentos infantiles. Finalista en el I Concurso Relato Corto de Paternina TINTA, SANGRE Y VINO por el 55 aniversario de Hemingway por el relato BESTIA NEGRA.

El Horario de la exposición será el habitual en la Sala ubicada en el número 22 de la Calle Ramón y Cajal de  10 a 14y de 17a 20:30. Solo de lunes a viernes. La entrada por supuesto es gratuita.

 

 ““Trans-Visiones”
Flor Verdú
II Premio Ciudad de Getafe del 84 Salón de Otoño 2017
Del 4 al 20 de septiembre de 2018
Sala “Lorenzo Vaquero”
Calle Ramón y Cajal, 22
Getafe

Lunes a viernes, de 10 a 14 y de 17 a 20,30 h.

María Concepción Reneses Sanahuja

Por Mª Dolores Barreda Pérez

.

LAS PRIMERAS ARTISTAS DE LA

ASOCIACION ESPAÑOLA DE PINTORES Y ESCULTORES

Desde su fundación en 1910, y después de haber tratado en anteriores números a las Socias Fundadoras de la entidad, y las participantes en el primer Salón de Otoño, vamos a ir recuperando de la memoria colectiva, el nombre de las primeras socias que vinieron a formar parte de la Asociación de Pintores y Escultores.

 

MARIA CONCEPCION RENESES SANAHUJA

RENESES SANAHUJA, María Concepción   A   1956. 1908  MADRID.   28 diciembre 1994, MADRID          

Acuarelista nacida en Madrid, en 1908.

Cursa estudios en la Escuela de Artes y Oficios durante siete años, obteniendo los Premios Extraordinarios de Dibujo, Pintura Decorativa e Historia del Arte.

Fundadora de la Agrupación Española de Aacuarelistas (AEDA), perteneció a su Junta Directiva, concurriendo a gran número de sus exposiciones colectivas y Salones del Consejo Nacional.

Casada con el también acuarelista y Vocal de la Junta Directiva de la AEPE, Luis Ruiz Vargas, que también concedería un único premio con su nombre en el Salón de Otoño de 1984.

Participó en las Exposiciones Nacionales, Bienales y diversos Concursos Nacionales convocados por la AEPE y por otras instituciones, siendo asidua a los Salones de Otoño, estando presente en los de 1949, 1952 a 1965, 1967 a 1971, 1973, 1977 a 1981, 1976 y de 1983 a 1989.

Obtuvo además premios y distinciones como la Tercera Medalla de Acuarela en el Salón de Otoño de 1956; Primera Medalla en el Salón de Otoño de 1964; Premio Marqués de Aledo en el Salón de Otoño de 1964; Medalla Prados López en el Salón de Otoño de 1973; Premio Galería Cema (Trofeo Cascorro) en 1973; Premio Excmo. Ayuntamiento de Madrid en el Certamen de San Isidro de 1978, etc.

También concurre a distintas ediciones del Salón de Otoño de Sevilla donde le conceden otros premios, como en la XXXII Exposición Nacional de Otoño: …“Treceavo: capitán general de la Segunda Región Aérea y Mando Táctico, con 20.000 pesetas, a María Reneses Sanahuja, de Madrid, por su obra pictórica “Amarillo”, número 40 del catálogo”…

Obtuvo además otras distinciones como la obtenida en el Congreso de Carreteras y en el concurso de la revista «Trenes».

El Ministerio de Asuntos Exteriores le concedió en 1953 una bolsa de viaje para ampliar sus estudios en París.

Su obra apareció ya en la revista Blanco y Negro del 25/01/1958, con motivo de la IX Exposición de la Agrupación de Acuarelistas …”en el Salón Dardo; treinta y dos expositores con un total de cuarenta y dos obras…“Plaza de Azoguejo” (Segovia), por María Reneses…. Entre los cuadros más interesantes de la exposición, para nuestro gusto, se hallan los de María Reneses, Eduardo Armenteros, Federico Galindo y Julio Quesada. La “Plaza del Azoguejo”, de María Reneses, tiene la dicción más graciosa de todas las obras expuestas”…. J.B.

En el diario ABC del 31/1/1959, Santiago Arbón Ballesté comenta, con motivo de la Exposición de la Agrupación de Acuarelistas y pinturas de Pennetier: …”en la Sala Toisón, en su décima exposición anual. 33 expositores y un conjunto de cuarenta obras, apenas si media docena de obras merecían atención…. ¿Qué más había en esta exposición? Dos cosas de Vicente Pastor Calpena, trazadas con cierto garbo; otras dos de Julio Quesada Gilabert, animadas por graciosos toques “tachistas”; dos también de Leopoldo Fabra Jiménez, y una de María Reneses Sanahuja, “Gris en Escocia”, encantadora acuarela en su refinada ingenuidad”….

En el ABC del 1/02/1964, Sanz Bermejo firma una nota relativa al XXXV Salón de Otoño en la que destaca:…“dos primeras medallas a “Carolina”, dibujo de Maruja Bardasano, y “La plaza”, acuarela de María Reneses.

En el ABC del 11/06/1964, Santiago Arbós Ballesté firma una crítica de la Exposición Nacional que se celebra en la Sala de Santa Catalina del Ateneo… en donde “María Reneses Sanahuja, como siempre, demuestra el dominio que tiene en su especialidad”….

Y ya con más extensión, en el ABC del 17/02/1965, Antonio Manuel Campoy firma una crítica en la que expresa que …”María Reneses. La obra de María Reneses es siempre un espejo sensibilizado a lo largo del camino, un espejo que refleja los paisajes con su luz y sus peculiares colores: Lequeitio y Villanueva de la Vera, Marsella y el Valle de Arán, Combarro y Colmenar Viejo… Excelente acuarelista, María Reneses tiene siempre algún nuevo mirador de España que ofrecernos (Salones Macarrón)”…

Dos años después, Campoy repite en el ABC del 21/03/1967: …”María Reneses –ya lo hemos dicho en más de una ocasión- es una auténtica virtuosa de la acuarela, y es, sin duda, de las que con más sensibilidad saben ver el paisaje urbano y la Naturaleza de nuestro país. Cada una de sus acuarelas es un ejemplo de excelente oficio, que es oficio de levedades y transparencias, de delicado dibujo y de espontáneo sentido del color. Sólo una mano experta como la suya puede ser capaz de dotar al paisaje de esa atmósfera coloreada que aquí tiene, de esa difícil luz que entibia los reflejos del agua (Salones Macarrón)”.

En la Gaceta de Bellas Artes de junio de 1977, María Reneses publicó un extenso artículo titulado “Semblanza de las tres castellanas”, dedicado a las ciudades de Ávila, Segovia y Toledo, en la que aporta su especial poética al rememorar los lugares más llenos de encanto de dichas villas.

Expuso individualmente en Madrid a lo largo de muchos años, así como en otras importantes ciudades españolas. Digna de mención la muestra que realizó en el Museo Nacional de Madison, Wisconsin (USA).

El 19 de abril de 1974, en la sede social de la Asociación Española de Pintores y Escultores, dio una curiosa conferencia acerca de las “Andanzas de una pintora por las tierras de España”.

Vocal de la AEPE de 1976 a 1978, también ocupó el cargo de Bibliotecaria entre 1989 y 1990.

Quedó ciega no mucho tiempo después de dejar el cargo.

Durante más de veinte años, patrocinó un premio que llevaba su nombre en los Salones de Otoño, premio especialmente pensado para los jóvenes acuarelistas, cuyos ganadores fueron:

PREMIO MARÍA RENESES – ACUARELA

1967        Pilar Cruz Iruela

1968        Ismael de Osma García

1969        Mª Rosa Pina Álvarez

1991        Pedro Gironell Piernau

1972        Milagros Gómez Hernández

1973        Josefina Gómez de Fuentes

1974        Mª Rosa Pina Álvarez

1977        Carmelo Basterra Ortiz

1978        José Estellés Herrero

1979        Aida Corina Omella Arranz

1980        Rafael Requena Requena

1981        Francisco Romero Solana

1982        José Abad Azpilicueta

1983        Luis Sauce Barros

1984        Matías Castro Moreno

1985        Rafael Guerra Sánchez

1986        Ester Estruch Gafarello

1987        Alberto Serrano Arizaga

1988        Jaime Galdeano Moreno

1989        José Ballester Santander

1991        Pilar Urtiaga Rodríguez

 

En el Salón de Otoño de 1967, justo al poco tiempo de haber fallecido, la Asamblea General, a propuesta de la Junta Directiva de la AEPE, la nombró Socio de Honor a título póstumo, destacando su faceta de “acuarelista, que formó parte durante años de la Junta Directiva, ocupando varios cargos, y que creó y mantuvo durante más de veinte años un premio con su nombre en los Salones de Otoño destinado a la promoción de jóvenes acuarelistas”.

Tiene obra en la Colección pictórica del Ayuntamiento de Sevilla, en donde aparece inventariada de la siguiente forma: María Reneses Sanahuja, con El Arbusto Rojo.

Sus temas preferidos eran las tierras y los pueblos de la geografía patria, tratados con peculiar decisión.

Teresa Condeminas Soler

.

Por Mª Dolores Barreda Pérez

.

LAS PRIMERAS ARTISTAS DE LA

ASOCIACION ESPAÑOLA DE PINTORES Y ESCULTORES

Desde su fundación en 1910, y después de haber tratado en anteriores números a las Socias Fundadoras de la entidad, y las participantes en el primer Salón de Otoño, vamos a ir recuperando de la memoria colectiva, el nombre de las primeras socias que vinieron a formar parte de la Asociación de Pintores y Escultores.

 

TERESA CONDEMINAS SOLER

 

CONDEMINAS SOLER, Teresa P  1928.  1905 BARCELONA

Nació en Barcelona el 27 de febrero de 1905 y falleció en la misma ciudad el 24 de enero de 2002.

Pintora clasicista-novecentista formada en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona, también conocida por Escuela de la Lonja, desde los 13 años y a lo largo de los 10 siguientes, tuvo como maestros a Félix Mestres, de quien aprendió el refinamiento y la corrección de la línea, y a Vicente Borrás, quien le transmitió el interés por la luz, rasgos siempre presentes en su producción artística.

Miembro de la Asociación de Arte de la Llotia, constituida en 1926, participó en las exposiciones colectivas que dicha entidad realizaba.

«El espejo»

En 1927 participó en el VII Salón de Otoño de la Asociación de Pintores y Escultores, con dos óleos titulados “Manzanas”, de 43 x 57 cms. y “Paisaje de San Ginés”, de 53 x 69 cms. y en cuya ficha de inscripción figuraba que era natural de Barcelona, donde residía, en la Calle Provenza, 332.

Participó desde muy joven en las Exposiciones de Primavera y en las Nacionales de Bellas Artes de Barcelona, donde muy pronto consiguió algunos premios.

Está documentada su repetida participación en las bienales de Venecia, como en la de 1938, en la que el comisario de la muestra fue Eugenio d’Ors, quien además de a Teresa, eligió a otros artistas como Zuloaga, Togores o Ciruela, si bien su nombre no consta en la relación del libro editado por el Ministerio de Asuntos Exteriores “Un siglo de arte español en el exterior. España en la Bienal de Venecia 1895 a 2003”.

Sí consta sin embargo, que participó en las de 1940 y de 1944. También lo hizo en la Exposición de Arte Español de Berlín en 1941.

«La carta»

En 1937 la artista donó dos de sus óleos titulados “Naturaleza muerta con frutas” y “Naturaleza Muerta con manzanas y uvas” para la exposición-subasta que debía celebrarse en México y recaudar fondos para las víctimas del fascismo. El barco que transportaba las obras de 121 artistas catalanes, fletado por la Generalidad de Cataluña, fue capturado por el bando nacional y las obras confiscadas y trasladadas a Burgos.

A pesar de las reiteradas participaciones en concursos y exposiciones colectivas de todo tipo, Teresa Condeminas no llevó a cabo ninguna exposición individual hasta enero de 1948, en el que se estrenó en la Sala Gaspar.

«Plenitud»

Posiblemente su producción no fue demasiado regular, pero siempre se mantuvo fiel a su manera de pintar, a su clasicismo-novecentismo de la primera época.

Cultivó casi todos los géneros pictóricos: paisajes, bodegones, figuras y sobre todo, desnudos femeninos de formas redondeadas, clásicas, claramente novecentistas. Los desnudos femeninos ocuparon un relevante papel en su producción de los años 30. En ellos queda patente su técnica cuidada y el refinamiento empleado en la representación de los cuerpos desnudos de texturas nacaradas, de líneas perfectas, de composiciones estudiadas y pinceladas tan suaves que parecen casi imperceptibles; en definitiva, unos rasgos que junto con el tratamiento de las telas llevaron a los críticos a hablar de pintura ingresiana.

Con todo, sus figuras respiran cierta frialdad cercana a una falta de sentimiento o una actitud extremadamente distante que posiblemente la llevaron a una obsesiva representación de los rostros, repetidos muchas veces, algunos de los cuales tienen cierta apariencia de máscara picassiana.

Su manera de hacer ha sido considerada de pulcra, reposada y de un perfecto clasicismo.

Sus desnudos y las representaciones de figuras femeninas se pueden considerar como los últimos coletazos del clasicismo novecentista.

También se dedicó a la docencia: impartió clases de dibujo y de pintura en su estudio situado en los alrededores de la Sagrada Familia de Barcelona.

Teresa Condeminas se casó con el también pintor Lluís Muntané Muns (1899-1987), que fuera Director de la Escuela de Bellas Artes de Barcelona (1945-48), donde ejerció de profesor hasta su jubilación.

Al quedar viuda, vivió sola en su casa, teniendo su estudio en la cuarta planta de su mismo edificio y pintando hasta los 95 años de edad.

Bibliografía y Webgrafía

Lluïsa Sala y Tubert, En torn a la figura artística de la pintora Teresa Condeminas, «Revista de Catalunya» (Barcelona), junio de 2004, págs. 65-92

www.gacetadebellasartes.es

Referencias

Saltar a:a b Emiliano Vega (29 de septiembre de 2009). «Teresa Condeminas, en el ‘Espacio Dedicado’ del Museo Provincial». El Mundo (España). Consultado el 3 de enero de 2013.

Referencias 

↑ Ir a:1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 « Teresa Condeminas Soler ». Diccionario Biográfico de Mujeres Barcelona: Asociación Instituto Joan Lluís Vives Web ( CC-BY-SA vía OTRS ). [Consulta: 27 de marzo 2018].

Antolín Paz, Mario (dir.) (1994). Diccionario de Pintores y Escultores Españoles del siglo XX. Madrid: Forum Artis.

Castillo, Alberto del (1948). Diario de Barcelona (24 de enero de 1948).

Diccionario biográfico (1969). Barcelona: Albertí editor.

Frick Art Reference Library (1993-1996). Spanish Artists from the Fourth to the Twentieth Century. A Critical Dictionary. N.York: GK Hall & Co.

Garrut, José María (1974). Dos siglos de pintura catalana (XIX-XX). Madrid: Ibérico Europea de Ediciones SA.

Ibiza y Huesca, Vicente (2006). Obra de mujeres artistas en los museos españoles. Guía de pintoras y escultoras (1900-36). Valencia: Centro Francisco Tomás y Valiente. UNED (Interciencias, 31).

Muñoz López, Pilar (2003). Mujeres españolas en las artes plásticas. Madrid: Síntesis (La Voz escrita 3).

Muñoz López, Pilar (2006). «Mujeres en la producción artística española del siglo XX». Cuadernos de Historia Contemporánea, 28, p. 97-117

Paola, Modesta di (2006). «La mujer como protagonista, entre finales del siglo XIX y principios del XX». Catálogo de la exposición La Ben Plantada. El Novecentismo 1906 hasta 2006. Museo Diocesano de Barcelona, ​​Museo de Arte Moderno de Tarragona y Museo Nicanor Piñole de Gijón, p. 83-95.

Rafols, JF (1951). Diccionario biográfico de artistas de Cataluña. 3 vol. Barcelona: Millà.

Ríos Vernet, Núria (1998). La mujer: Sujeto y Objeto de la obra de arte.

Ríos Vernet, Núria (2008). «De los fondos a la superficie» En el catálogo de la exposición De los Fondos en la Superficie. Obras de artistas

catalanas contemporáneas anteriores a la Dictadura Franquista. Barcelona: CCDFB.

Sala y Tubert, Luisa (2004). «En torno a la figura artística de la pintora Teresa Condeminas» Revista de Cataluña, núm. 196 (junio de 2004) Barcelona, ​​p. 65-92.

Santos Torroella, Rafael (1985). Enciclopedia viviente de la Pintura y Escultura Catalanas. Postrimerías del siglo XX. Barcelona: Ámbito Servicios Ed. SA.

«Teresa Condeminas. Exposiciones Galería Augusta, Barcelona »(1969). En: Revista Europa de actualidad, artes y letras, núm. 571 (enero de 1969). Barcelona, ​​pág. 16.

Thieme, Ulrich; Becker, Felix (eds.) (2002). Allgemeines Künstler Lexikon: Bio-bibliographischer índice nach Beruf. München-Leipzig: Saur.

Archivo Histórico “Bernardino de Pantorba” de la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Publicadas las bases del Cartel Anunciador del 84 Salón de Otoño 2017

Como todos los años, en el mes de enero queda abierta la convocatoria, exclusiva para los socios de la AEPE, del Cartel Anunciador del 84 Salón de Otoño 2017.

La importancia que está cobrando esta cita queda de manifiesto al convertirse en la imagen visual de la convocatoria, con la publicidad en distintos medios que ello conlleva, una oportunidad única para los socios de hacerse más visibles y estar presente en las distintas redes de comunicación sociales como facebook, twitter e Instagram, en las que tiene presencia real la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Incentivos que unidos a la promoción del evento y la cartelería utilizada en la convocatoria, se convierten en un anuncio del artista y del evento.

Tal y como señalaba el Presidente de la AEPE, José Gabriel Astudillo López, al cerrar su intervención en la inauguración de la pasada edición del Salón de Otoño, “ya estamos preparando y trabajando en el 84 Salón de Otoño”, y buena prueba de ello es la convocatoria que se publica, para una gran cita artística del arte y la cultura como es el tradicional Salón de Otoño, y todo ello, de la mano de esta Asociación Española de Pintores y Escultores.

Recordemos que en pasadas ediciones los ganadores del certamen fueron José Manuel Chamorro, Manuel Gracia y Carmen Durán.

bases-concurso-cartel-anunciador-84-salon-otono-2017

cartel-base

cartel-completo-81-salon

cartel-82

83-salon-de-otono

 

Fundición Codina, colaborador del 83 Salón de Otoño

La historia de cinco generaciones de esta familia es la historia de nuestro patrimonio escultórico. Su origen se remonta a la actividad de Federico Masriera y Francesc Vidal en la Barcelona modernista del siglo XIX. En 1891 Federico abrió su propia fundición artística, junto a su sobrino, a la que llamarían Masriera y Campins, en la que recuperaron la técnica de la cera perdida. Al cabo de un tiempo Masriera abandonó la empresa y Campins se asoció con Benito de Codina. Poco después se trasladaron a Madrid y fueron el germen de la actual Fundición Codina Hermanos, cuyos hornos desde la calle Cartagena a la de Albarracín hasta llegar al emplazamiento actual en Paracuellos del Jarama han dado forma a las obras de más de 750 escultores utilizando 12.000 toneladas de bronce fundido.

placafundicion

Fruto de una intensa y estrecha labor de colaboración con la Fundición Codina, en el año 2014 se estableció la concesión del “Premio Fundición Codina”, dotado con una importante escultura artística salida de sus talleres o la fundición de una obra, para la edición número 81 del tradicional Salón de Otoño.

alexjimenez-es_salonotono2015_115

Los hermanos Miguel Ángel y Marisa Codina en el 81 Salón de Otoño de la AEPE

.

Desde entonces, esta será la tercera edición consecutiva en la que participe la histórica Fundición Codina, que también apoyó a la Asociación Española de Pintores y Escultores con motivo de la celebración del 50 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura, con la fundición en bronce de una obra original e inédita de Julio López Hernández, que José Gabriel Astudillo, Presidente de la AEPE, regaló a S.M. la Reina doña Sofía, Presidenta de Honor de la centenaria institución, agradeciendo su presencia y por el aniversario.

jg-con-la-reina-1

José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, entrega a S.M. la Reina doña Sofía una medalla fundida por Codina Escultura, obra de Julio López Hernández, como reconocimiento a la Presidenta de Honor de la AEPE en el 50 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

.

reina-sofia-codina

José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, junto a Marisa y Miguel Ángel Codina, y la madre de ambos, y la Secretaria General de la AEPE, Mª Dolores Barreda Pérez

.

reina-sofia-codina-ss

S.M. la Reina Doña Sofía saluda a la familia Codina con motivo de la exposición de obras del 50 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

.

Un poco de historia

De la amistad de juventud entre Federico Masriera y Francesc Vidal, surge la semilla de la Fundición. Francesc Vidal, al frente de las industrias artísticas F. Vidal y Compañía, fue uno de los impulsores de las artes decorativas en los albores del Modernismo.

Desde que abrió su primer establecimiento el año 1878, destacó por la valiente iniciativa de introducir en Cataluña un nuevo concepto de decoración de interiores desde una perspectiva global, moderna y artística. Los grandes talleres Vidal fueron centro de experimentación y de creación, donde los ideales del movimiento inglés Arts & Crafts tuvieron respuesta en cada una de sus secciones artísticas.

Más de doscientos artesanos trabajaban en la construcción de interiores y de muebles que eran generalmente identificables por la combinación de elementos decorativos. Federico Masriera, aprendió el oficio en el prestigioso taller de joyería y platería de su padre José Masriera. Entre los miembros de la familia Masriera, dedicada a la orfebrería desde 1839, destaca también la figura de su hijo Luis, responsable de los diseños de la considerada mejor colección de joyas del mundo. Sus diseños inspirados en el Modernismo revolucionaron el mundo de la joyería española.

Francesc y Federico fueron los impulsores de las artes decorativas a la luz del Modernismo. Sus biografías se entrecruzan con nombres tan importantes como Domenech i Montaner, Gaudí, Ramón Casas, Santiago Rusiñol, Miguel Blay, etc.

En el Castell dels Tres Dragons, concretamente en el restaurante de la Exposición y bajo la dirección de Lluis Domènech i Montaner y Antoni M. Gallisà, se reúne un grupo importante de artistas. Muchos de ellos habían colaborado con Francesc Vidal, un auténtico promotor de las artes plásticas. Así, las figuras de Frederic Masriera, Eusebi Arnau, Antoni Rigalt y Jaume Pujol, contribuirán al auge de las artes decorativas.

La sociedad no pudo ser más fructífera y la artesanía Modernista catalana experimentó un fuerte crecimiento, especialmente a partir de sus trabajos. Llevado de su entusiasmo e interés en favor y desarrollo de la industria artística Federico Masriera invirtió su capital en la ampliación de los talleres de fundición artística con los adelantos conocidos.

Se empezaron entonces a fundir grupos escultóricos de gran tamaño, destacando la estatua de Colón, en Barcelona; figura que corona el monumento inaugurado en junio de 1888 con motivo de la Exposición Universal de ese año.

La sociedad se disuelve y, en 1891, monta Federico su propia fundición artística, que a partir de 1896 pasa a llamarse Masriera i Campins al asociarse con su sobrino Antoni Campins. Una de sus aportaciones fue la recuperación de la técnica de la fundición a la cera perdida, que daba mayor calidad a las piezas. Realizaban reproducciones de obras de arte antiguas y crearon los llamados «bronces de salón», especializándose así en la escultura decorativa de pequeñas dimensiones que se encontraba al alcance de un público más amplio.

“…Sea por lo reciente de la aplicación del procedimiento en España, sea por la escasez de publicaciones que traten de tales materias en nuestro país, y sobre todo por el número relativamente reducido de los que aquí se interesan por las cosas de arte, es lo cierto que se desconoce casi por completo la fundición a cera perdida…”

Así comienza el artículo publicado en 1903, en la Revista de Obras Públicas, de Federico Masriera, fundador de la Fundición Artística Masriera y Campins, antecesora de la actual Codina Hermanos.

Han transcurrido más de 110 años del citado artículo y cinco generaciones, continuando siempre en este oficio, con los mismos principios de nuestro fundador. “No puede ser un proceso exclusivamente mecánico e industrial, debe haber también sentimiento artístico en casi todas las operaciones.”

Al tratarse de un procedimiento nuevo en España, desde el principio hubo que afrontar grandes dificultades, la falta de algunos materiales, experiencia de los operarios, deficiencias del local, etc.

Se realizaron ensayos con piezas pequeñas y en diciembre de 1893 se fundió la primera obra de gran tamaño a la cera perdida en España. Era un grupo de tres figuras titulado “GERONA 1809”, obra del escultor Antonio Parera.

Hasta entonces, las obras fundidas a la cera perdida que se erigieron en nuestro país se habían realizado en el extranjero, principalmente en Italia. Pronto se consiguió el interés y la confianza de los artistas más afamados, que muy pronto cesaron de enviar sus modelos al extranjero, para traerlos a esta fundición.

Después de aquel costoso aprendizaje, se montó un nuevo establecimiento con grandes elementos artísticos y mecánicos. La fundición alcanzó tal desarrollo que de ella salieron los más importantes monumentos, con las firmas de los más reconocidos escultores españoles y algún que otro extranjero. La casa obtuvo el Gran Premio de Honor en la Exposición Universal de París de 1900.

En 1902 abrieron su propia tienda en Barcelona, decorada por Víctor Masriera. Estos fueron los cimientos de una industria que Antonio Campins, con veintidós años, inició después de un viaje por fundiciones de Roma, Milán y Nápoles.

Años después Masriera dejó la fundición y Campins se asoció con su cuñado Benito de Codina, bisabuelo de los actuales directores artesanos Miguel Angel y Mª Luisa Codina. Trasladaron la fundición a Madrid. Por entonces la llamaron “La Metaloplástica”.

Con el tiempo sus tres hijos, Francisco, Benito y Joaquín entraron a formar parte de la empresa. La fundición siguió siendo la más prestigiosa del país.

Después se incorporaron dos descendientes de Benito, Juan Codina y su hermano Miguel Ángel. Ya en ese momento la fundición se denominaba Codina Hermanos. Tras el fallecimiento de Miguel Angel, sus hijos Miguel Ángel y Mª Luisa recogieron el testigo, y hace pocos años se incorporó el último de la saga, el hijo de Mª Luisa,  Julio.

Codina ha sido testigo y protagonista de la evolución de las corrientes artísticas del país, desde los albores del Modernismo, las nuevas corrientes del Noucentismo catalán, las Vanguardias y el resto de los movimientos sociales y artísticos hasta llegar a la escultura actual. Esta es una extraordinaria aventura que ha sobrevivido del siglo XIX al XXI.

http://www.codinaescultura.es/exposiciones.html

El Corte Inglés, colaborador del 83 Salón de Otoño

Desde 1963, El Corte Inglés viene colaborando activamente con la Asociación Española de Pintores y Escultores.

el-corte-ingles-logo-220116

La relación se inició a través de Ramón Areces, Presidente de la entonces Fundación El Corte Inglés, quien fue nombrado Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores.

el-corte-ingles-ramon-areces

Ramón Areces Rodríguez, segundo Presidente de El Corte Inglés y Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores

.

Desde ese mismo año, se instituyó el Premio denominado “El Corte Inglés” para el Salón de Otoño, coincidiendo con su edición número 34 y que se mantiene hasta nuestros días.

Pero Ramón Areces quiso también que la firma El Corte Inglés participara en el Certamen de Artes Plásticas “San Isidro” de tema madrileño, una convocatoria tradicional ya en la Asociación, que este año 2016 ha llegado a su edición número 53 y que coincide con las fiestas patronales de la ciudad de Madrid.

El interés que El Corte Inglés mantiene desde hace décadas por el mundo de la cultura, se manifestó a partir del año 1963, cuando los escaparates del centro situado en la calle de Preciados, acogieron una exposición inédita en aquel momento con artistas de la talla de Manrique, Millares, Rivera, Rueda, Sempere y Serrano, que organizaba la Asociación Española de Pintores y Escultores.

gabriela

Gabriela Gilsanz Pastrana, Responsable de Acción Social y Patrocinio Cultural de El Corte Inglés

.

Desde entonces, la vinculación con el arte se ha ido haciendo más estrecha, organizando exposiciones, patrocinando eventos, concediendo becas y participando en diversas actividades.

gabriela-y-jg

Gabriela Gilsanz Pastrana, Responsable de Acción Social y Patrocinio Cultural de El Corte Inglés y José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores

.

En la actualidad, El Corte Inglés sigue de cerca apoyándonos, a través de Gabriela Gilsanz Pastrana, Responsable de Acción Social y Patrocinio Cultural, perteneciente al equipo de Relaciones Externas y Comunicación de El Corte Inglés.

¿Quieres conocer un poco más acerca de la historia de El Corte Inglés?

https://www.elcorteingles.es/informacioncorporativa/elcorteinglescorporativo/portal.do?IDM=160&NM=3

Fundación Maxam, patrocinador oficial del 83 Salón de Otoño

La Fundación Maxam lleva ya 17 años ya patrocinando el Salón de Otoño que convoca la Asociación Española de Pintores y Escultores y apostando por una convocatoria que en sus últimas ediciones está alcanzando cifras muy relevantes gracias al enorme prestigio de los miembros del Jurado convocados a tal fin, y sobre todo, gracias a la enorme calidad de las obras presentadas, que han conformado unas exposiciones vanguardistas y punteras en el panorama artístico español y que viene marcando el calendario del mes de noviembre de los últimos años.

logotipo-2-fundacion-maxam-horizontal

El Salón de Otoño ha sido siempre el mejor escaparate en el que los artistas visuales y conceptuales han marcado las tendencias del arte del momento, tomando el pulso a una sociedad abierta a las vanguardias y la modernidad. De hecho, como antesala del Premio Reina Sofía y de convocatorias de renombre, viene a mostrar un adelanto de las nuevas inquietudes de los creadores, nombres que adquieren una relevancia que ayuda al impulso de su carrera, y que no dudan en participar en la convocatoria más antigua de España.

jose-fernando-sanchez-junco

José Fernando Sánchez-Junco Mans, José Fernando Sánchez-Junco Mans, Presidente y Director Ejecutivo de Maxam, y Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores

.

La Fundación Maxam es además la entidad patrocinadora de los trabajos de digitalización del Archivo Histórico “Bernardino de Pantorba” que está llevando a cabo la Asociación Española de Pintores y Escultores.

rafael-lopez-sors-y-jose-gabriel-astudillo

Rafael López-Sors González, Director Gerente de la Fundación Maxam, y Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores, en el momento de recoger su distinción de manos del Presidente, José Gabriel Astudillo López

.

Para nuestra institución es un honor contar como Socio de Honor con la Fundación Maxam, así como con José Fernando Sánchez-Junco Mans, Presidente y Director Ejecutivo de Maxam, quien también fue nombrado Socio de Honor, al igual que con Rafael López-Sors González, Director Gerente de la Fundación Maxam, quien recogió su acreditación como Socio de Honor en el acto de inauguración del 81 Salón de Otoño. A la lista se suma ahora Ana Rubio Pablos, quien después de supervisar la estrecha colaboración entre ambas instituciones, será nombrada Socio de Honor en el transcurso de la inauguración de esta 83 edición.

rafael-lopez-sors-y-jose-fernando-sanchez-junco

José Fernando Sánchez-Junco Mans, Presidente y Director Ejecutivo de Maxam, con Rafael López-Sors González, Director Gerente de la Fundación Maxam, en el transcurso del acto de inauguración del último Salón de Otoño

.

Desde la Asociación Española de Pintores y Escultores también queremos reconocer el trabajo, dedicación y cariño que Lucas Ferreira, Director de Comunicación de Maxam, siempre ha mantenido con nuestra institución.

ana-rubio-pablos

Ana Rubio Pablos, Directora de Relaciones Institucionales y RSC de Maxam, será nombrada Socio de Honor el próximo día 4 de noviembre, en el acto de inauguración del 83 Salón de Otoño

.

Será en el acto de entrega de premios e inauguración del 83 Salón de Otoño, que tendrá lugar el 4 de noviembre en la Casa de Vacas del madrileño Parque del Buen Retiro, cuando la Fundación MAXAM presentará la nueva obra de su Colección e imagen del año 2017, de su conocido almanaque de explosivos, cuya primera edición se remonta al año 1900.

lucas-ferreira

Lucas Ferreira, Director de Comunicación de Maxam

.

La Fundación MAXAM es una entidad sin ánimo de lucro, que canaliza las actividades de mecenazgo de MAXAM, en el ámbito de la cultura y muy especialmente en la Pintura. Además tiene como misión la organización, conservación y divulgación del patrimonio histórico creado por MAXAM desde su fundación por Alfred Nobel en 1872. Organiza también actividades dirigidas a la promoción y consecución de fines de interés general de carácter cívico, social, educativo, científico, y de investigación y desarrollo tecnológico.

La Colección Maxam remonta sus inicios a 1899, veintisiete años después de la fundación de la compañía. El objetivo de estas adquisiciones era fundamentalmente publicitario: promocionar los productos de la compañía mediante un cartel utilizado como calendario.

ra-max-con-aepe

Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la AEPE, Rafael López-Sors González, Director Gerente de la Fundación Maxam, José Gabriel Astudillo López, Presidente de la AEPE y Ana Rubio Pablos, Directora de Relaciones Institucionales y RSC de Maxam

.

Para estos calendarios siempre se utilizó el mismo proceso: encargarle a un pintor de prestigio, reconocido por el público y la crítica, una obra elaborada ex profeso para la compañía, con el fin de ser reproducida como almanaque. Así han transcurrido más de cien años en los que se ha formado una colección única por su concepto, temática y estilo, y por contar con grandes nombres de la pintura española de los siglos XX y XXI como Rafael Canogar, Eduardo Arroyo o Isabel Quintanilla, entre otros.

http://www.maxam.net/es/fundacion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad