Javier Sierra, Vocal del Jurado del 56 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Fue una reunión entrañable la del 6 de julio de 2021. Una tarde-noche intensa de más de seis horas, en las que hubo anécdotas, criterios, argumentos y debates de todo tipo, que giraban en torno a todas y cada una de las obras que se habían presentado al 56 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA que convoca la Asociación Española de Pintores y Escultores con la colaboración de Google.

Y entre descanso y respiro, también hubo tiempo de comentar las impresiones de cada uno de los miembros del Jurado respecto a lo que estaban viendo y sintiendo.

Esto es lo que comentó

Javier Sierra

Vocal del Jurado

del 56 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Periodista y escritor

Socio de Honor de la AEPE

 

«Siempre siento mucha intriga y mucha curiosidad cuando llego al almacén donde se guardan todas las obras que han sido enviadas para participar en el concurso. Y después, todo lo que siento es mucha adrenalina en las discusiones con el jurado, ver como hay tantas y tan diversas perspectivas sobre el arte, lo que debe de ser el arte en esta época y lo que debe contar el arte. La verdad es que cada vez que termina uno de estos premios, yo tengo la sensación de haber aprendido mucho.

Esta edición ha sido muy curiosa, porque desde el principio ha habido una gran pugna entre pintura y escultura, otros años quizá estaba más claro donde reposaba la gran calidad artística, pero este año ha estado muy muy reñido, y han quedado claramente definidos los finalistas, por lo tanto, yo creo eso habla mucho de la calidad de las obras que han llegado al tramo final de la discusión.

Ha habido una enorme influencia de la pandemia, no solo en las obras finalistas, sino yo creo que, en todas las obras, en la mayoría de ellas, y eso me ha llamado mucho la atención, porque era algo que parece que flotaba y estaba presente en todas las obras, o al menos en la mayoría de ellas.

Ha habido quizás, menos crítica social que otros años y más representación de momentos, de personas… Quizá ha habido un agotamiento de esa línea y los artistas han apostado por otra, más de evasión.

Me gusta defender siempre aquellas obras que tienen un mensaje detrás, pero quizá es mi visión antigua del arte. Yo creo que el arte debe transmitir algo, o debe transmitir un mensaje, que además debe apoyarlo en la provocación de emociones, en no dejar indiferente al espectador. Hay una parte del arte, siempre la va a haber, y es lógico que la haya, es meramente figurativo, representativo y experimental, se juega con texturas, con figuras, formas, colores, pero no hay una intencionalidad narrativa. Yo premio siempre esa excepcionalidad narrativa.

Además de contar entre los miembros del jurado con importantes pintores y escultores, gente que sabe muy bien su oficio y representa muy bien ese “ojo técnico”, contamos también con representantes de la vida civil, yo mismo soy un poco representante de esa vida civil, es verdad que soy un escritor muy volcado a cuestiones de arte y por lo tanto, tengo ya un criterio, pero tengo sentado a mi lado a un representante de Google, que tiene una mente mucho más abierta en ese sentido, o personas que tienen mucho más alejada la mente de ese proceso creativo. Eso es interesante. No se trata solamente de que participen los que estén dentro del proceso creativo.

La AEPE tiene por delante una tarea muy heroica. De alguna manera, mantiene la pasión por el arte, por la pintura y la escultura, y la defiende y la apremia. Desde ese punto de vista, creo que su labor es muy meritoria, sin un apoyo institucional, no tiene la intención de premiar un tipo de arte sobre otro, sino simplemente el arte por el arte. Que esté defendiéndolo desde la sociedad civil, desde la iniciativa privada, me parece de un gran mérito, y que lo lleve haciendo desde hace más de un siglo, es todo un milagro en los tiempos que corren»

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad