Villanueva de Gállego recreó la última visita de Pradilla a la localidad

La iniciativa forma parte de los actos organizados por el ayuntamiento del municipio con motivo del Año Pradilla

 

El 2 de octubre de 2021 la localidad natal de Francisco Pradilla recreó la última visita que realizara el pintor poco antes de su fallecimiento el 1 de noviembre de 1921, y para la que se grabó un vídeo en el que participaron vecinos y curiosos. Una actividad con la que el Ayuntamiento de Villanueva de Gállego, en colaboración con la Diputación de Zaragoza y otras instituciones, está homenajeando al pintor coincidiendo con el centenario de su muerte.

El actor Carlos Olla ha sido el encargado de dar vida al pintor en una recreación basada en los datos que recoge Wifredo Rincón, el mayor especialista en la pintura de Francisco Pradilla (Pradilla en las colecciones privadas (catálogo exposición) Villanueva de Gállego, abril 2003, pág. 34), y que ya relacionara Luis Martínez Gracia en su artículo “Francisco Pradilla” Vida Aragonesa. Revista de Arte editada por la Sección literaria de la Agrupación Artística Aragonesa, año 1 nº. 5, Zaragoza 10 de diciembre de 1921 (pág. 8).

En él se describe cómo Francisco Pradilla, acompañado de su hijo Miguel y de Toribio Macipe, acudieron a visitar la casa natal del artista, visitando cada habitación y cada cuarto de los dos pisos del edificio.

Cuenta la leyenda que Francisco Pradilla llegó a la localidad en tren y que los vecinos de Villanueva, salieron en masa a recibirlo a la Estación encabezados por las autoridades y la banda de música.

Sin embargo, quizás no fuera en tren, teniendo en cuenta varias circunstancias, como que su hijo Miguel, que le acompañó, era un experto piloto, por lo que no sería extraño que acudieran con su propio vehículo; además, era deseo de Francisco visitar también la tumba de sus padres y por lo tanto, acudir al cementerio de la localidad, un trayecto demasiado largo para el artista enfermo ya, que complicaría la visita de la estación del tren a su casa, de su casa al cementerio y del camposanto otra vez a la estación.

Con toda probabilidad, la llegada de un coche a Villanueva reuniría a gran cantidad de curiosos y también a familiares que puede que supieran de la visita del gran artista, que no era desconocido en su pueblo, y la modestia de su espíritu, le harían declinar honores y alabanzas, y más aún públicas, por lo que la visita se ciñó a su casa natal y a la tumba de sus padres.

La recreación del pasado día 2 de octubre, a la que se ha querido dar un ambiente más festivo, comenzó en la estación de tren, donde Pradilla fue recibido por representantes del ayuntamiento, la Guardia Civil y demás autoridades, trasladándose después la comitiva al cementerio de la localidad, donde se vivió el momento de recogimiento y emotividad que el artista debió de tener ante la tumba de sus padres.

Después tuvo lugar un paseo hasta la plaza de España, en el que Pradilla y su séquito estuvieron acompañados por la comparsa de gigantes y cabezudos y la rondalla de la localidad. En la plaza de España de Villanueva de Gállego se realizó un acto institucional a la manera de 1921, en el que se ha cuidado en detalle desde el vestuario a la ambientación de la época.

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad