Javier Sierra, Vocal del Jurado del 55 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA

Fue una reunión importante la del 11 de febrero de 2020. Una tarde-noche intensa de más de seis horas, en las que hubo anécdotas, criterios, argumentos y debates de todo tipo, que giraban en torno a todas y cada una de las obras que se habían presentado al 55 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA que convoca la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Y entre un descanso y respiro, también hubo tiempo de comunicar y formalizar las impresiones de cada uno de los miembros del Jurado respecto al trabajo que estaban realizando.

Destacamos las declaraciones de:

 

Javier Sierra

Vocal del Jurado

Periodista y escritor

 

El Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura es sobre todo, es una oportunidad para que artistas

consolidados se consoliden todavía más y su obra llegue a más personas.

Pero también es una oportunidad porque les pone en pie de igualdad los nuevos,

con los que pueden medirse con esos grandes maestros, y pueden crecer a su lado.

En ese sentido, es un premio muy virtuoso.

La edición de este año la he visto un poco desigual. Yo creo que la pintura

ha bajado con respecto a lo que se presentó en la edición pasada,

y en la escultura hay un par de piezas que a mí me gustan mucho

¿Cuál es tu criterio a la hora de valorar una obra de arte como miembro del jurado? ¿En qué te fijas?

Como miembro del Jurado busco el equilibrio. Para mí la palabra es el equilibrio,

no importan tanto el estilo o la escuela, como que sea una obra equilibrada.

Eso lo he ido aprendiendo también en el curso de los distintos jurados,

porque uno aprende mucho, yo soy aquí también un alumno y escucho a los maestros

que tengo al lado, y voy ponderando lo que yo creo que es importante.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad