Marien de Haro

El día 16 de septiembre de 2021, en la Sala de Exposiciones «Eduardo Chicharro» de la AEPE, tuvo lugar el acto de inauguración de la exposición que bajo el título de «Ver-Mirar-Sentir», nos presentó la socia Marien de Haro.

El acto de inauguración estuvo presidido por José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, acompañado por algunos otros miembros de la Junta Directiva como  Carmen Bonilla Carrasco, Ana Martínez Córdoba y Paloma Casado y algunos socios y amigos que estaban deseando ver la muestra, en estricto orden y respetando en todo momento las medidas de seguridad dictadas por las autoridades competentes.

Muestra que es posible gracias a la inquietud que en todo momento ha demostrado por hacer real esta exhibición, facilitando el material y aportando la ilusión propia de quien desea mostrar al mundo sus obras.

Con este motivo, colgará en próximas fechas el web el catálogo digital elaborado con tal motivo, así como una galería de obra del artista.

Todo ello puede seguirse además por el canal de la AEPE en Youtube y por las redes sociales en las que tiene presencia la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Sin duda estamos ante una nueva emocionante cita.

La muestra, nos la presenta así la propia artista:

La atracción por lo bello, me ha llevado desde muy temprana edad, a observar, valorar,  apreciar y degustar: pintura, música, danza, canto, arquitectura, gastronomía, viajes, deportes, todo aquello, creado por el ser humano, o todo lo que el planeta Tierra nos regala cada día, con infinitos matices. La búsqueda del orden dentro del desorden, la dualidad de las cosas, la fuerza de la imaginación, el mar, el Universo, esa gran incógnita, en continuo movimiento.

Hacer sentir al espectador una relación sensible entre él y el objeto que se presenta ante sus ojos, muda pero intensa, abstracta y emocionante, que le envuelva y le atrape.

Trabajo con acrílicos y óleos, sobre madera o lienzo. Materiales como: aceros, papeles, maderas, barnices, sprays, hilos de cobre…, elementos que me atraen, en un momento dado, y que ayudan a entender esa dualidad, lo material e inmaterial, las diferentes texturas, la fuerza  y significado de los Colores. La obra, entonces, adquiere su verdadera materialidad, no es un soporte adjetivo; es sustantivo, sustancia, fibra, metal, pasta… movimiento, ritmo y arritmia.

Al construir sensaciones, los objetos no aparecen como más o menos bellos, sino que se representan tranquilos, serenos, gravitando, pensando, fluyendo en el espacio soñado.

Así podemos recordar que “¿es la materia un espacio lento o es el espacio una materia rápida?” (Eduardo Chillida).

Si nos dejamos llevar, si abandonamos nuestros prejuicios, nos encontraremos con una mirada que se pierde en el tiempo lento y acaricia con intensidad la obra. No hay objeto, solo tiempo y materia, gravedad y espacio. Sentir, dejarse llevar, que la luz se pose y fluya por la materia y que el aire se sienta, respire y se respire.

Catalogo digital Marien de Haro

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad