Alejandro Aguilar Soria, Vocal del Jurado del 56 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Fue una reunión entrañable la del 6 de julio de 2021. Una tarde-noche intensa de más de seis horas, en las que hubo anécdotas, criterios, argumentos y debates de todo tipo, que giraban en torno a todas y cada una de las obras que se habían presentado al 56 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA que convoca la Asociación Española de Pintores y Escultores con la colaboración de Google.

Y entre descanso y respiro, también hubo tiempo de comentar las impresiones de cada uno de los miembros del Jurado respecto a lo que estaban viendo y sintiendo.

Esto es lo que comentó

 

Alejandro Aguilar Soria

Vocal del Jurado

del 56 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Artista multidisciplinar, comisario y galerista

Autor de la imagen visual del Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Socio de Honor de la AEPE

 

 

«Año tras año se aprecia cómo se ha afianzado el premio, la alta participación en el concurso, cómo y hasta qué punto se involucra la organización, y cómo responden ante eso mismo los artistas con sus obras, y la sensación es muy hermosa y estimulante.

En esta edición ha habido una elevada participación y una gran variedad de obras. Siempre se ven algunas corrientes y modas, o conjuntos de obras que están más hiladas las unas con las otras, ciertos “ismos”, pero en general, ha habido bastante variedad.

Cuando votas por una obra siempre hay una empatía. Todos nos guiamos por un código interno tanto iconográfico como práctico, y cuantas más imágenes tengas en tu banco de imágenes, más representativo te parece todo.

No he percibido un gran cambio a consecuencia de la pandemia. No he visto una gran diferencia ni temática ni de alusiones. De hecho, creía que me iba a encontrar más alusiones a la misma, me refiero, sobre todo temáticamente, no técnicamente.

No he visto tampoco mucha alegría en las obras, ni horizontes de pesimismo. Creo que los temas han sido paralelos a la propia pandemia.

En el inconsciente, lo que corresponde con tu gusto lo sueles amparar más, pero como vocal del jurado, he intentado que no sea así. Intento valorar otras opciones, aunque no me representen a mí, ni a mi trabajo, para ser lo más justo posible.

He apostado por obras transgresoras porque creo que lo hemos hecho todos los miembros del jurado siempre. De hecho, suele ser más duro de lo que la gente se imagina. Con risas, con educación, pero la gente no se calla lo que piensa, y lo dice abiertamente sin pudor.

Como miembros del jurado representamos al público anónimo en la misma medida que lo puede no representar, es decir, formamos parte también del público, y siempre hay huecos que no están representados, pero es imposible acertar siempre con todos. Cuando te presentas a un concurso, sabes que siembre vas a estar en una cierta imparcialidad. Los jurados nunca son totales, pero tampoco las obras de arte que se presentan, siempre falta algo.

Es mucho el mérito que tiene la AEPE. Yo creo que solo hace falta tirar de histórico para ver cómo ha mejorado, como está muchísimo más presente. Yo creo que la AEPE es uno de los organismos que más ha destacado en estos últimos 20 años, ha despertado como un ave fénix. Es el trabajo de las diferentes Juntas como del personal de la AEPE que se ha volcado en revivir y dar una oportunidad a gente que entra dentro de unos estadios dentro del mundo del arte».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad