Felipe Alarcón Etchenique expone en Madrid

Del 25 de julio y hasta el 13 de agosto, la galería de arte Eka & Moor presenta la obra del socio Felipe Alarcón Echenique bajo el título de “Reencuentros en el Malecón”.

Felipe Alarcón no la emprende con el concepto ontológico del tiempo a la hora de ejecutar su misión, sino con la pasión de una mirada extendida sobre él, sobre cómo le ha construido como artista y como hombre.

Coincide, en primer lugar, con algunos autores en lo relativo a que el collage es nuestro retrato de la vida, ordenada y clasificada de forma novedosa. Él lo hace de tal modo que relaciona nuestra historia con los fragmentos que constituyen la imagen. Con ello plasma la contradicción y la discontinuidad o viceversa, pero manteniendo su carácter lineal para el espectador.

Es más, el propio artista me ha dicho alguna vez que considera –tal como en una ocasión lo percibió o lo impresionó- el collage como un párrafo que tenía que leer y que luego le conduciría a otros muchos hasta completarlo con más capítulos y más pinturas.

En segundo lugar y en otro orden de cosas, hay que señalar que todo el conjunto de la obra de este hispano-cubano, ya sea en series, pinturas individuales, dibujos, tintas, etc., la vida es, en su temática, una fluencia continua, una sustancia temporal, un cambio permanente, porque para la motivación de su proceso creador los reencuentros conforman fases que se interpenetran en unas singulares coordenadas espacio-temporales, en las que lo único inmutable y eterno es el Malecón como metáfora y ardiente matriz de su origen y existencia isleña.

Por lo tanto, élan vital y realidad como temporalidad; conciencia intuitiva sobre la duración, el movimiento, los cambios, la espiritualidad que los rige y potencia. Si la gracia del arte consiste en encontrar la flexión justa al torneado de los seres, su magia es precisamente rehacer el mundo, exaltando su personalidad e integrándolo en una totalidad. Esta es la ambición cumplida del autor: ajustar las estructuras plásticas a la definición total de la obra.

En fin, dando la palabra a Bergson: “para que el cambio ininterrumpido que cada uno de nosotros llamamos yo pueda actuar sobre el cambio también ininterrumpido que llamamos cosa, es preciso que estos cambios se encuentren relacionados entre sí”, damos por concluido el acercamiento a una empresa artística que habla mejor por sí misma.

Gregorio Vigil Escalera. Miembro de AECA/AMCA

propaganda.FELIPE ALARCÓN ECHENIQUE Y FRANCISCO GOVIN

FELIPE ALARCÓN ECHENIQUE IV

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad