Inaugurada la escultura a Lucrecia Pérez

Obra de José Gabriel Astudillo López

Recuerda a la primera víctima de xenofobia reconocida en España

 

La Junta Municipal de Moncloa-Aravaca de Madrid, acaba de inaugurar  una escultura dedicada a la memoria de Lucrecia Pérez, la primera víctima de xenofobia reconocida oficialmente como tal en España, como forma de reconocimiento permanente a la inmigrante dominicana asesinada el 13 de noviembre de 1992.

 

No es el primer homenaje a la memoria de Lucrecia Pérez Matos por parte de la ciudad. Anteriormente se había instalado una placa en el lugar donde fue asesinada y se había dado su nombre a la glorieta existente en la confluencia de las calles de Acamar y Pico Ocejón, en Aravaca, donde ahora se ha instalado la escultura.

Escultura cuyo diseño ha sido cedido gratuitamente al Ayuntamiento de Madrid por parte de su autor, el pintor y escultor José Gabriel Astudillo López, quien la pasada semana y junto a la concejala del distrito de Moncloa-Aravaca, firmó un documento de cesión de la obra.

Esta nueva escultura y el arreglo de la plaza que lleva el nombre de Lucrecia Pérez forman parte de los actos de homenaje que se están celebrando en el distrito, con motivo del 30 aniversario de su asesinato.

 

Ante un numerosísimo público asistente, la Concejala ha tenido unas cariñosas palabras para el artista, a quien agradeció “su generosidad por su contribución al homenaje, algo que no es casual, porque además de ser actualmente el Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, y un reconocidísimo artista, era en 1992 un joven Concejal del Ayuntamiento de Madrid que encabezó la manifestación que recorrió las calles de Princesa luchando contra la xenofobia, por eso quiero darle las gracias porque creo que nadie mejor que tú para haber hecho esta obra con tanto simbolismo”.

El acto ha estado presidido por la concejala de Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, y ha contado con la presencia de Inmaculada Sanz Otero, concejala portavoz y de seguridad y emergencias del Ayuntamiento de Madrid, además de la hija de Lucrecia Pérez, el embajador de la República Dominicana, y un numeroso grupo de amigos y vecinos de la localidad.

Cabe recordar que José Gabriel Astudillo fue Concejal del Ayuntamiento de Madrid bajo el mandato de José Mª Álvarez del Manzano, y que para él, “representa un honor muy grande haber sido miembro de la corporación municipal de Madrid y contar además con varias esculturas en esta ciudad a la que amo profundamente”.

El artista ha estado rodeado por un numerosísimo grupo de amigos que han querido acompañarle en este emotivo momento que ha vivido junto a su familia, teniendo presentes a sus nietos a los que solo pide “que recuerden un momento tan especial para mí”.

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad