José Manuel Chamorro en la V Bienal Internacional de Grabado de Valladolid

La calcografía es al grabado lo que el óleo a la pintura, el procedimiento más versátil para ejercitar la libertad creativa. Hacer calcografía es un proceso indirecto con dos fases: el trabajo sobre la plancha, mordida por la acción del ácido, y la estampación posterior con la fascinación que produce la interacción de estos dos procesos, que se manifiesta en su resultado final con la magia del azar, de lo no controlado que actúa en el aguafuerte. Las posibilidades de expresión de este medio tradicional son ilimitadas para un artista contemporáneo y así lo ha sabido poner en valor el Grupo Aguafuerte, que nos convoca aquí y ahora. Por ello, merece una especial mención la iniciativa de este colectivo, que se formó en 1999 con el objetivo de difundir y acercar al espectador las diversas técnicas de grabado sobre metal y que actualmente está constituido por Mónica Aguado, Carmen Andrés, Rufa Fernández y Mercedes Vecino. Son un ejemplo de como el entusiasmo acompañado del esfuerzo de unos pocos puede conseguir una proyección internacional. El grupo participa en exposiciones nacionales e internacionales, organizan exposiciones con invitados de otros lugares y presentan una carpeta de grabados anualmente, con tema elegido por el público. Como prolongación de estos objetivos de acercamiento y difusión, se ha creado la Bienal de Grabado Aguafuerte, de carácter internacional. En este año de 2016 se celebra la V quinta convocatoria, en la que han participado países de los cinco continentes, con un alto nivel de calidad que ha hecho muy difícil la decisión por parte del jurado y que se puede apreciar tanto en los artistas seleccionados, como en los finalistas y sobre todo en los premiados.
Esta Bienal es especial porque surge de una pequeña asociación de carácter privado, con la que colabora la Diputación Provincial de Valladolid. Tiene una vocación de crecimiento tal que se han visto desbordadas las posibilidades organizativas por parte de los promotores, por lo que se espera que la próxima Bienal Internacional de Grabado Aguafuerte de Valladolid sea convocada por la Diputación de Valladolid, con la colaboración del Grupo Aguafuerte. Este colectivo no puede tener un mayor reconocimiento a su trabajo que el de los frutos obtenidos, que superan con mucho sus iniciales expectativas. Enhorabuena por la aportación a un arte tan particular como el aguafuerte, que engancha por la seducción de la aventura que se emprende al incidir en la plancha sin poder predecir totalmente el resultado final, siempre incontrolable, y donde radica su principal atractivo.
Blanca García Vega Catedrática de Historia del Arte Universidad de Valladolid Crítica de Arte (A.I.C.A/A.E.C.A/ACYLCA)

1 José Manuel Chamorro Chamorro

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad