Juan José Vicente Ramírez: Interior Woodwork. 50 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

¿Alguna vez han visto alguna obra y les haya recordado alguna película? ¿O al menos, ciertos aspectos de la obra? Personalmente, a mi sí. En ésta ocasión, la obra de José Vicente Ramírez por dos  factores, me ha recordado a las películas del director norteamericano Tim Burton. Lo que alude a las obras de éste director de cine, es la facilidad que éste tiene para convertir espacios fríos, incómodos e incluso siniestros, en entrañables e incluso hasta cálidos. Pero sobre todo es por el tratamiento de la luz, ilumina lo justo y necesario, para no perder la sensación de misterio.

50 reina sofia juan jo´se

En el caso de ésta obra titulada Interior Woodwork, me pasa lo mismo, el autor ha representado un espacio, un taller, que por lo general suele ser un espacio frío incómodo y para nada acogedor, y lo ha tratado de tal manera que a mí me inspira la misma sensación que los paisajes de las películas de este famoso director de cine americano.

Esta tabla, podría dividirse en tres planos diferentes. En un primer plano, justo en el centro de la composición, se encuentra una mesa de madera, en la que encima hay diversos elementos con los que trabajar e incluso instrumentos para medir la madera (por el título de la obra se deduce que es una taller de madera). En el siguiente plano, un gran número de medios con los que poder trabajar. Y en el último plano, otra serie de instrumentos para obrar, un acceso a lo que parece ser un almacén,  la puerta del taller y el conducto de ventilación. Tanto la puerta que se encuentra en el centro de la composición, como del conducto de ventilación, dan directamente al exterior, por lo tanto, son el único foco de luz de la composición. Todos los elementos de los diversos planos están envueltos en un aura de misterio, que el autor ha conseguido difuminando los colores, más en unas zonas determinadas de la representación que en otras.

Por otra parte, esta imagen, por los colores que ha utilizado Juan José Vicente Ramírez, podría recordar también, a las fotografías que se hacían antaño en tonalidades sepias. Como si se tratase de una fotografía antigua, que transporta al espectador a un momento del pasado que recuerda con mucha añoranza.

Personalmente, a mí, esta imagen me recuerda a las aulas y talleres de la facultad de Bellas Artes de la universidad en donde estudié la carrera, lo que en parte me inspira recuerdos muy buenos de una etapa de mi vida. Esta misma sensación que transmite la obra al espectador, también ayuda a disminuir esa sensación de frialdad e impersonalidad.

Otro de los aspectos a resaltar en este trabajo, es el uso de la perspectiva y del claroscuro, elementos que han ayudado enormemente a que el espacio representado sea cuanto menos lo más realista posible. Y a través del uso del color, y con una pincelada casi imperceptible, ha conseguido reducir la siniestralidad, y convertirlo en un espacio más acogedor, algo que pocos consiguen.

Actualmente está tabla se encuentra colgada en una de las paredes de la sede de la AEPE, tímidamente expuesta dentro de una de las aulas, y como bien se ha mencionado anteriormente, el autor de ésta obra es Juan José Vicente Ramírez, un madrileño que además de participar en numerosas exposiciones, tanto colectivas como individuales, ganó con esta misma obra el 50 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura de la AEPE del año pasado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad