Las tres mujeres de la exposición «EScultura»

Un gran esfuerzo con un resultado insuperable

El 4 de mayo, la Asociación Española de Pintores y Escultores inauguró la exposición titulada “EScultura”, una magnífica muestra con obras de los mejores escultores de España de los últimos tres siglos y que incluye 150 piezas de 76 artistas, la mayoría de ellos socios fundadores y socios actuales de la Asociación Española de Pintores y Escultores, entre los que destacan Rodin, Degas, Archipenko, Picasso, Dalí, Julio Antonio, Benlliure, Blay, Venancio Blanco, Julio López, Francisco López, Clará, Capuz, Coullaut Valera, Juan Cristóbal o Victorio Macho.

Una magnífica exposición en la que también están presentes prestigiosos escultores actuales como José Luis Fernández, Chaparro, Coderch & Malavia, Javier de la Rosa y Fernando Suárez Reguera, así como jóvenes promesas ya conocidas de los medios especializados como Andrés Lasanta, Jorge Yunta, Victoria Arbeloa, Mónica Cerrada, José Manuel Martínez Pérez, Pedro Pozzo, Iria Groba y Pilar Vich.

Tres han sido las mujeres que han hecho posible la muestra. Dos de ellas comisarían EScultura: Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la Asociación Española de Pintores y Escultores y Crítica de Arte y Mª Luisa Codina del Amo, Gerente de la Fundición Codina. Itziar Zabalza Murillo, reconocida profesional artística que se suma así al trabajo de gestora cultural, ha llevado a cabo los trabajos de coordinación, una importante tarea que ha resultado ser especialmente eficiente, teniendo en cuenta que ha habido que organizar a más de 50 artistas.

Itziar Zabalza Murillo, Mª Dolores Barreda Pérez y Mª Luisa Codina del Amo

El esfuerzo realizado por las tres, ha supuesto el éxito de la muestra, tras ocho meses de intenso trabajo en las que ambas han colaborado estrechamente para lograr un recorrido articulado desde finales del siglo XIX hasta el momento actual y en los que está presente la creación artística desde los puntos de vista de la forma, el movimiento y la construcción.

Su trabajo es el resultado de la reunión de los estímulos del discurso crítico, la capacidad expresiva y el argumento expositivo que incita al visitante a compartir la experiencia en la iniciación al increíble mundo de la escultura, en un apasionante viaje que recorre lo más significativo de los últimos tres siglos del arte de la escultura.

Nunca antes un espacio había albergado las obras de los más grandes maestros de la escultura de finales del siglo XIX y XX en una síntesis artística excepcional, puesto que también presentan obras los escultores actuales, rebosantes de talento, que comparten la grandeza de su procedencia: las manos prodigiosas de los escultores más importantes de la historia de la escultura en España

Tal y como señala Mª Dolores Barreda Pérez, esta muestra es una gran exclamación, un grito de atención a la opinión pública para reivindicar que la escultura sufre una gran discriminación y ocupa un lugar menos destacado al ser vista como un arte menor, comparada con el resto de las bellas artes.

Para demostrar que no es así, se presenta una visión de la escultura de finales del siglo XIX y de todo el siglo XX, a través de los fondos de la Fundición Codina, y una visión contrastada, continuadora y tremendamente alentadora, de la escultura del siglo XXI, a través de mármoles, bronces, yesos y terracotas originales en un recorrido particular y asombroso que nos demuestra que no sólo es arte de primer orden la pintura.

También se hace una revisión de artistas que no merecen el olvido en el que se les ha sumido. Una exposición única que difícilmente podrá volver a verse en España  y que hace especial hincapié en el momento de gran esplendor que vive la escultura española en la actualidad.

Es una ocasión irrepetible y no se puede dejar pasar la ocasión de ver en Toledo las obras de los grandes maestros como Benlliure, Rodin, Picasso o Dalí… un gran y auténtico lujo que pueden disfrutar grandes y pequeños, nacionales y extranjeros, que visiten la ciudad en estos meses. Una oferta a la altura de cualquier gran urbe europea de la que Toledo puede presumir y hacer gala.

A todo ello hay que unir la ejemplar disposición, ilusión y trabajo que ha realizado el Centro Cultural San Clemente, cuyas espléndidas instalaciones y alto nivel de exhibición hacen posible esta grandiosa muestra, que hará de Toledo nuevamente, el centro artístico de España durante los dos meses que permanezca abierta la exposición.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad