Un Jurado lleno de Arte

REUNION DEL JURADO DEL

54 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA

DE LA ASOCIACION ESPAÑOLA DE PINTORES Y ESCULTORES

 

El martes 29 de enero de 2019 tuvo lugar la reunión del Jurado de selección y calificación del 54 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura que convoca la Asociación Española de Pintores y Escultores y cuenta con la importante colaboración de Google.

El Jurado ha estado formado por Eduardo Naranjo, pintor, escultor, grabador y Académico de la Real Academia de las Artes y las Letras de Extremadura, Alejandro Aguilar Soria, pintor, escultor y artista multidisciplinar, la pintora Paula Varona, el Presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte, Tomás Paredes, el periodista y escritor Javier Sierra, Premio Planeta 2017, Ana Abade Gil, Analista de Google de Políticas Públicas de España y Portugal, actuando como Presidente del mismo José Gabriel Astudillo López y como Secretaria Mª Dolores Barreda Pérez, Presidente y Secretaria General de la AEPE, ambos con voz pero sin voto y en representación de la Asociación Española de Pintores y Escultores, entidad organizadora del certamen

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Javier Sierra, José Gabriel Astudillo López, Ana Abades, Alejandro Aguilar Soria, Tomás Paredes, Paula Varona, Eduardo Naranjo y Mª Dolores Barreda Pérez

 

Tal y como comenta José Gabriel Astudillo, “el Premio Reina Sofía se ha consolidado y se ha convertido en un referente nacional en el que se presentan las más novedosas tendencias artísticas de estas dos disciplinas y sirve de antesala al resto de certámenes nacionales”.

“El éxito de esta convocatoria de la AEPE –continúa Astudillo- viene dado por unas características específicas que hacen del mismo un vivero de originalidad creadora y seducción estética en un premio que conjuga vanguardia y tradición, lo permanente con lo efímero”.

“El 54 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura aúna las principales críticas de quienes mejor comprenden lo que está pasando en torno al arte en España. No sólo de los críticos más reconocidos, sino de los propios artistas, sean o no participantes, que valoran y evalúan esta muestra de forma tremendamente positiva”.

Los miembros del Jurado lo han tenido difícil a la hora de premiar una única obra, dada la cantidad de trabajos presentados y sobre todo, teniendo en cuenta la tremenda calidad de las obras seleccionadas y de la premiada, por lo que ha sido un gran triunfo lograr un fallo tan fiable y unánime.

A juicio del jurado, “la calidad de las obras seleccionadas está fuera de toda duda y es la que hace de este Premio su característica más importante, ya que se hace eco de las carestías de las propuestas del arte actual y genera las correspondientes expectativas con respuestas visuales claras y espectaculares. La versatilidad de las obras seleccionadas, en las que cada una de ellas presenta un lenguaje propio que las distingue de las demás, es la carta de presentación del talento de los creadores españoles que están representados en esta convocatoria.

Propuestas serias y honestas capaces de transmitirnos impulsos críticos y sentimientos que desbordan nuestra imaginación y nuestra concepción de la vida y de la creación artística”.

El 54 Premio Reina Sofía ha premiado una única obra con 10.000 euros y ha seleccionado un total de 71 de las mejores piezas presentadas al concurso en estas dos modalidades, que se exhibirán en la magnífica exposición del 54 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA que se inaugurará el próximo día 6 de marzo de 2019, a las 19 h. en la Casa de Vacas del Parque del Retiro de Madrid.

No será hasta ese día cuando tenga lugar el fallo del Jurado y entrega del Premio, así como la inauguración de la exposición de obras, que contará con la asistencia de múltiples personalidades del mundo de la cultura, así como los máximos responsables de Google, la entidad colaboradora del Premio, los miembros del Jurado y la organización.

La exposición del 54 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA permanecerá abierta hasta el día 24 de marzo.

 

54 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA

6 a 24 de marzo de 2019

Inauguración y entrega de premios: 6 de marzo de 2019, 19 h

Casa de Vacas del Parque del Retiro

Paseo de Colombia, s/n

28009 Madrid

De lunes a domingo de 10 a 21 horas

Metro: Retiro (línea 2)

Bus: 2, 20, 28

BICIMAD: Estación 102 (calle Alcalá, 95), estación 60 (Plaza Independencia, 6)

 

José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, pintor y escultor

.

Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la Asociación Española de Pintores y Escultores, periodista y miembro de AECA

.

Ana Abades Gil, Analista de Google de Políticas Públicas de España y Portugal

.

Eduardo Naranjo, Pintor, escultor, grabador y Académico de la Real Academia de las Artes y las Letras de Extremadura

.

Alejandro Aguilar Soria, Pintor, escultor y artista multidisciplinar

.

Javier Sierra, periodista y escritor

.

Tomás Paredes, Presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA)

.

Paula Varona, pintora

.

 

Teddy Cobeña inaugura su Galería de Arte en Barcelona

Cobeña Barcelona Art Gallery

 

Teddy Cobeña, escultor, médico y miembro de la Asociación Española de Pintores y Escultores inauguró el pasado 23 de noviembre, una galería de arte contemporáneo en pleno barrio de Gracia de la ciudad Condal. En el proyecto está acompañado de Carolina Ros, diseñadora de joyas, en una primera exposición colectiva en la que han participado 23 artistas de siete países diferentes.

Al acto de inauguración acudieron personalidades del mundo del arte como el escultor de las estatuillas de los premios Goya, José Luis Fernández, quien expone además tres de sus obras, Toshie Itabashie de la Escuela de Arte Massana, múltiples artistas y otras personas representantes de la cultura y del arte español y francés.

El presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores (AEPE), José Gabriel Astudillo López, ha dedicado unas palabras en el catálogo de la exposición inaugural junto a las obras de los artistas:

“El nacimiento de una galería de arte es siempre motivo de celebración. Es una decisión valiente y osada que muy pocos consiguen hacer realidad y por la que no puedo menos que felicitar a quien he visto crecer como artista y ahora presencio su bautizo como “galerista”.

Es un riesgo que afronta con vocación, con ilusión y tremendo esfuerzo, pero con el que ofrece al público en general la posibilidad de un asesoramiento único y exclusivo, de la mano de un artista.

Quién mejor que un artista para comprender y entregar, para presentar a otros artistas y creadores obras de artistas emergentes, vanguardistas y consagrados, ofreciéndole al público participar en tan gran espectáculo.

El compromiso cultural que ahora contrae esta galería comprende todo tipo de acciones con las que debe acercar el arte al público, traduciendo los lenguajes artísticos y de vanguardia para acrecentar el interés de la sociedad y formarla y educarla en una carrera que aunque contará con muchos obstáculos, será plenamente satisfactoria y regocijante.

La enorme responsabilidad de convertirse en mediadores del arte es una tarea muy importante que permitirá también su crecimiento como artista, generando diálogos e insertándolos en las nuevas dinámicas sociales.

El negocio del arte requiere sobre todo amor, ese que Teddy Cobeña pone en cada una de sus piezas y creaciones y ahora va a trasladar a un espacio que, estoy convencido, acogerá maravillosas obras que nos permitirán conocer la grandeza y originalidad de los artistas españoles.

Desde la Asociación Española de Pintores y Escultores, nuestro más sincero reconocimiento por esta aventura que comienza y nuestro agradecimiento por una inquietud tan gratificante”.

La galería realizará exposiciones y promociones de artistas a nivel nacional e internacional en una agenda llena de actos que implican diversas actividades dentro de su misma sede, en otras de diferentes ciudades y países y sedes públicas.

En palabras de Teddy Cobeña “es importante tener la oportunidad de vender las obras, pero también es necesario promocionar al artista y sus creaciones”.

La galería cuenta con dos ambientes, el salón principal y la sala “Carolina Ros”. En esta última se ha proyectado durante el  vernissage  un vídeo con todos los artistas que participan en la muestra colectiva que finalizará el 8 de diciembre.

Los pintores y escultores españoles, las entidades y el público en general disponen de una nueva galería de arte en el barrio emblemático de la ciudad condal.

Mª Dolores Barreda Pérez en la revista “Descubrir el Arte”

El pasado número 234 correspondiente al mes de agosto de 2018, la revista “Descubrir el Arte” publicó en la sección “Mi obra favorita”, la comentada por Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la Asociación Española de Pintores y Escultores y miembro de AECA.

El motivo lo proporcionó la exposición que se ha llevado a cabo en Toledo a lo largo de los meses de mayo, junio y julio, titulada “EScultura”, que además comisarió y en la que se exhibieron más de 200 obras y que ha constituido, a juicio de la crítica y del público, una de las mejores muestras de escultura que se han podido ver en España en este año 2018.

La obra comentada ha sido la “favorita” de la Secretaria General, el busto en piedra de José Prados López, Secretario de la Asociación Española de Pintores y Escultores, obra de Francisco González Macías, que ha formado parte de la exposición y que se exhibe en la sede social de la centenaria entidad.

La revista Descubrir el Arte es una publicación de periodicidad mensual, referente cultural del arte nacional e internacional, líder en su segmento (arte y cultura), con una divulgación de gran calidad y despliegue fotográfico espectacular, que aborda con rigor en el tratamiento de los temas, con un amplio desarrollo de la información y en la que colaboran prestigiosos críticos, directores de museos y catedráticos especialistas en arte, etc.

Mª Dolores Barreda Pérez en la revista “Descubrir el Arte”

El pasado número 234 correspondiente al mes de agosto de 2018, la revista “Descubrir el Arte” publicó en la sección “Mi obra favorita”, la comentada por Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la Asociación Española de Pintores y Escultores y miembro de AECA.

El motivo lo proporcionó la exposición que se ha llevado a cabo en Toledo a lo largo de los meses de mayo, junio y julio, titulada “EScultura”, que además comisarió y en la que se exhibieron más de 200 obras y que ha constituido, a juicio de la crítica y del público, una de las mejores muestras de escultura que se han podido ver en España en este año 2018.

La obra comentada ha sido la “favorita” de la Secretaria General, el busto en piedra de José Prados López, Secretario de la Asociación Española de Pintores y Escultores, obra de Francisco González Macías, que ha formado parte de la exposición y que se exhibe en la sede social de la centenaria entidad.

La revista Descubrir el Arte es una publicación de periodicidad mensual, referente cultural del arte nacional e internacional, líder en su segmento (arte y cultura), con una divulgación de gran calidad y despliegue fotográfico espectacular, que aborda con rigor en el tratamiento de los temas, con un amplio desarrollo de la información y en la que colaboran prestigiosos críticos, directores de museos y catedráticos especialistas en arte, etc.

La obra de Aguilar Soria en la Casa de Vacas del Retiro

“Autorretrato” es una radiografía de la profesión de artista

 

La Asociación Española de Pintores y Escultores presentó ayer la exposición titulada “Autorretrato”, del artista Alejandro Aguilar Soria, que podrá verse hasta el próximo día 15 de agosto de 2018.

El éxito del acto vino resaltado por la excelente acogida de público con la que contó y que sobrepasó las expectativas iniciales, colapsando “literalmente” el aforo de la Sala de Exposiciones de la Casa de Vacas.

El acontecimiento reunió a socios, amigos y público en un acto que se desarrolló inicialmente en el Teatro de la Casa de Vacas, en donde Mª Dolores Barreda Pérez y José Gabriel Astudillo, Secretaria General y Presidente de la AEPE, presentaron al artista, que mientras explicaba a los asistentes el cómo, cuándo y por qué de esta exposición, proyectaba una serie de vídeos que acompañaban el recorrido de su obra.

Se presentó también el libro de artista titulado “Cuaderno de óleo”, una espléndida publicación que rinde homenaje a los 30 años de docencia de este genial autor, acerca de sus propias experiencias, conclusiones y técnica sobre el procedimiento pictórico y en el que queda reflejada la vida, personajes, anhelos y desvelos del propio Aguilar Soria.

El artista, que contó con la memorable asistencia de su madre, la también pintora Fernanda Soria y algunos de los miembros de su familia, no olvidó agradecer a todos cuantos han hecho posible la exposición, desde el propio Ayuntamiento de Madrid, pasando por la Asociación Española de Pintores y Escultores, así como a todos los relacionados con el estudio Larso, al Presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte, Tomás Paredes, y muchos y reconocidos pintores y escultores como Ricardo Sanz, amigos, alumnos, admiradores y sorprendidos visitantes.

En total son más de doscientas las obras que conforman la exposición, una selección de los trabajos más significativos realizados en los últimos años por el artista español Alejandro Aguilar Soria, que lleva más de dos años sin realizar una muestra y que en esta ocasión aborda el difícil tema de la creación artística en una visión global, del propio artista.

Para José Gabriel Astudillo, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, Alejandro Aguilar Soria “es uno de esos escasos artistas que ha sabido moverse en la frontera de lo moderno y la vanguardia más comprometida, siendo al tiempo respetuoso con la herencia de la pintura tradicional y clásica. Su enfoque es original y novedoso, puesto que aborda desde poesía experimental a los más atrayentes objetos de mercadotecnia, pasando por libros de autor, poesías visuales, óleos y acrílicos que hacen del autor un representante del genuino término de “artista” desde su más amplia concepción y dimensión polifacética, comparable a un genio creador como el propio Leonardo Da Vinci”.

“Aguilar Soria consigue ese mismo nivel de equilibrio, honestidad e interés desde el pensamiento contemporáneo. Su nombre debe equipararse a los de Dalí, Chirico o Magritte en su actitud y en su capacidad para hacer nuevo algo que, en realidad, siempre ha existido. Como todos los grandes, la pintura para él es la cima jerárquica de las artes y el dibujo, su gesto primordial”.

Alejandro Aguilar Soria (Madrid, 1962), se licenció en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, realizando también estudios de Arquitectura de Interiores y de Relaciones Públicas y Publicidad.

Desde su más tierna infancia convivió con artistas e intelectuales de primer orden que poblaban su casa y visitaban a su abuelo, Francisco Soria Aedo y a su madre, Fernanda Soria, artistas reconocidos e injustamente olvidados, de quienes aprendió la limpieza del trazo, el dibujo y la técnica colorista que tanta fuerza dan a sus obras. Su experiencia en estos años marcará profundamente su práctica artística posterior, clásica y vanguardista.

Docente en varias escuelas artísticas, ayudante de estudio de otros grandes maestros, reaccionó a las tendencias conceptuales propias de los años 80 y comenzó su andadura artística personal en una pintura completamente identificable con su personalidad curiosa y soñadora. Actualmente, y tras una etapa de galerista en la que el éxito le alejó de su verdadera pasión, dirige su propio estudio de pintura.

Artista multidisciplinar, su trabajo abarca un amplio espectro de formas expresivas: fotografía, instalación, dibujo, poesía visual, grabado, pero es la pintura la que ocupa la mayor parte de su producción.

El eje temático que unifica el trabajo de Aguilar Soria, son los símbolos, signos y pictogramas y su interrelación con entornos propios e imaginados.

En sus óleos y acrílicos, sus personajes, generalmente hombres y mujeres anónimos, con frecuencia se dejan ver con posturas y apariencia triviales, mudas y también misteriosas, con elementos tan caprichosos como la prolongación de sus miembros en objetos inusuales que se convierten en las claves ocultas que sugieren la relación de estas figuras entre sí y con el espectador.

Entre sus referencias: la noche, la ciudad, la historia del arte, el cine, la fotografía, la sociedad, la religión, la cultura, la muerte, el sexo, los animales, las imágenes icónicas y legendarias, etc. Cualquier aspecto que incida en la formación del ser contemporáneo tiene cabida en su repertorio de ideas y reflexiones.

Sin embargo, hay un común denominador en su trabajo, en su pensamiento y en su obra: el hombre actual idealizado. Aguilar Soria eleva a la máxima consideración la idea del hombre múltiple, el comunicador, el que todo lo ve y todo lo maneja, el cercano y apasionado, el que se minimiza con la naturaleza y el paisaje urbano, con las galaxias y los elementos.

Ha realizado importantes exhibiciones individuales entre las que destacan “Mapas Iconográficos”, en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla-La Mancha (Hellín. Albacete, 2009), “Icônes”, en la Galería D´Art du Rhône (Genève. Suisse, 2005), “Juegos”, en el Banking Credit Suisse (Madrid, 2001), “Exp. Multimedia”, en la Fundación C.M. (Madrid, 2000), ”Fractales”, en la Galería Elvira Carreras (Madrid, 1998), “Pictogramas”, en la Galería Laberinto (Granada, 1995), “Encuentros”, en el Museo del Arsenal (San Juan de Puerto Rico, 1984)…

Un amplio número de colecciones privadas e importantes  instituciones culturales tienen obra de este artista, siendo muchos los trabajos que ha exhibido en lugares tan excepcionales como el Museo de Las Escuelas de Luzón, ITIMUSEUM en Argentina, la Fundación Volpe Stessens de Buenos Aires, el Museo Manege de Arte Moderno de San Petersburgo, Sharjah Art Museum  de United Arab Emirates, la Biblioteca Nacional de Madrid, la Fundación Enzo Marini de Bolonia, el Circulo de Bellas Artes de Madrid, el Museo de Artes Decorativas de Madrid, etc.

Miembro del Salón de los XIII, Premio de Pintura “Eduardo Chicharro” del LXXIX Salón de Otoño de Madrid y el Primer Premio de la XXIV Exposición de Arte Animalista de la Academia de Arte y Letras de San Antón, tiene en su haber otras distinciones como el Gran premio Diógenes Taborda de la Fundación Volpe Stessens de Buenos Aires y el Premio de Pintura de la Sala Eureka de Madrid.

Para Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la Asociación Española de Pintores y Escultores y miembro de AECA, “Autorretrato no es el fruto de una inflamada vanidad. Nada más lejos de Alejandro Aguilar Soria que hacer su propio retrato, sino radiografiar la profesión desde dentro, es decir, los desvelos, sinsabores, sufrimientos, glorias, triunfos y vanidades de los artistas.

Todo ello, a través de un recorrido en el que destaca claramente la genialidad de un creador que demuestra su desbordante imaginación, muy en la línea del surrealismo vanguardista de principios del XX pero completamente actualizado y renovado a través de personajes y situaciones nada convencionales.

Y es precisamente esa mezcolanza, esa fusión de la más tradicional pintura, entendida eso sí, como un dibujo base espectacular y una paleta de colores bien nutrida y soberbiamente mezclada, todo ello revitalizado por una visión actual onírica y sensual, en la que cobran vida las farolas, las puertas o las sillas, los monigotes de la lengua de signos y pictogramas animados que ha creado, fruto de una mirada reveladora y enigmática, soñados quizás algún día, y trazados al dictado de una mente siempre en ebullición, propia de un genio y de un loco, propia de un artista.

Uno comienza viendo los inicios del artista plástico, y llega a ver el desánimo que lo embarga, las primeras luces de un camino siempre difícil, los sinsabores de la envidia y la incomprensión, pero también situaciones cotidianas para todos los relacionados con este apasionante mundo, como la presencia de sus obras en certámenes y concursos, el rechazo, la indiferencia y por fin, la gloria de cuantos consiguen triunfar, con la degeneración mediática y de marketing que también conlleva la fama final.

También hay sitio para la soledad creativa, la individualidad intimista que da a luz obras e ideas con talento y reflejan la espiritualidad que esta profesión tiene más allá de las luces con las que a veces pueda deslumbrar. Y por supuesto, para la creación de obras en las que los sujetos son múltiples y se implican, como en el libro de autor que Aguilar Soria presenta y que sobrepasa cualquier propuesta materialista al compartir experiencias y secretos con los que sella una sincera comunión visual y creadora.

La muestra se compone de poesías visuales delicadas y atrevidas, rompedoras, inusuales, óleos, acrílicos y muchos, muchos guiños a la esencia de la creación artística, con piezas multifunción en las que destacan la versatilidad del uso y la idea innovadora de la que bien puede tomar nota cualquier artista con inquietudes que quiera comerse un mundo que Alejandro Aguilar Soria ya ha absorbido y vomita ahora en genialidades soberbias, fruto de una condición innata en él, acompañada de un extraordinario talento.

En esta exposición nada es fruto del azar, desde su recorrido hasta la disposición de las piezas, creando auténticas escenas que se convierten en poesía experimental, con guiños sumamente curiosos, en los que el artista demuestra su buen talante y su propia autocrítica en graciosos y detalles en los que merece la pena recapacitar y apreciar cada toque de genialidad que encierran”.

Exposición: “Autorretrato”

Artista: Alejandro Aguilar Soria

Del 19 de julio al 15 de agosto de 2018

De lunes a domingo, de 10 a 21 h.

Casa de Vacas del Parque del Buen Retiro

Paseo de Colombia, s/n

28009 Madrid

Las tres mujeres de la exposición «EScultura»

Un gran esfuerzo con un resultado insuperable

El 4 de mayo, la Asociación Española de Pintores y Escultores inauguró la exposición titulada “EScultura”, una magnífica muestra con obras de los mejores escultores de España de los últimos tres siglos y que incluye 150 piezas de 76 artistas, la mayoría de ellos socios fundadores y socios actuales de la Asociación Española de Pintores y Escultores, entre los que destacan Rodin, Degas, Archipenko, Picasso, Dalí, Julio Antonio, Benlliure, Blay, Venancio Blanco, Julio López, Francisco López, Clará, Capuz, Coullaut Valera, Juan Cristóbal o Victorio Macho.

Una magnífica exposición en la que también están presentes prestigiosos escultores actuales como José Luis Fernández, Chaparro, Coderch & Malavia, Javier de la Rosa y Fernando Suárez Reguera, así como jóvenes promesas ya conocidas de los medios especializados como Andrés Lasanta, Jorge Yunta, Victoria Arbeloa, Mónica Cerrada, José Manuel Martínez Pérez, Pedro Pozzo, Iria Groba y Pilar Vich.

Tres han sido las mujeres que han hecho posible la muestra. Dos de ellas comisarían EScultura: Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la Asociación Española de Pintores y Escultores y Crítica de Arte y Mª Luisa Codina del Amo, Gerente de la Fundición Codina. Itziar Zabalza Murillo, reconocida profesional artística que se suma así al trabajo de gestora cultural, ha llevado a cabo los trabajos de coordinación, una importante tarea que ha resultado ser especialmente eficiente, teniendo en cuenta que ha habido que organizar a más de 50 artistas.

Itziar Zabalza Murillo, Mª Dolores Barreda Pérez y Mª Luisa Codina del Amo

El esfuerzo realizado por las tres, ha supuesto el éxito de la muestra, tras ocho meses de intenso trabajo en las que ambas han colaborado estrechamente para lograr un recorrido articulado desde finales del siglo XIX hasta el momento actual y en los que está presente la creación artística desde los puntos de vista de la forma, el movimiento y la construcción.

Su trabajo es el resultado de la reunión de los estímulos del discurso crítico, la capacidad expresiva y el argumento expositivo que incita al visitante a compartir la experiencia en la iniciación al increíble mundo de la escultura, en un apasionante viaje que recorre lo más significativo de los últimos tres siglos del arte de la escultura.

Nunca antes un espacio había albergado las obras de los más grandes maestros de la escultura de finales del siglo XIX y XX en una síntesis artística excepcional, puesto que también presentan obras los escultores actuales, rebosantes de talento, que comparten la grandeza de su procedencia: las manos prodigiosas de los escultores más importantes de la historia de la escultura en España

Tal y como señala Mª Dolores Barreda Pérez, esta muestra es una gran exclamación, un grito de atención a la opinión pública para reivindicar que la escultura sufre una gran discriminación y ocupa un lugar menos destacado al ser vista como un arte menor, comparada con el resto de las bellas artes.

Para demostrar que no es así, se presenta una visión de la escultura de finales del siglo XIX y de todo el siglo XX, a través de los fondos de la Fundición Codina, y una visión contrastada, continuadora y tremendamente alentadora, de la escultura del siglo XXI, a través de mármoles, bronces, yesos y terracotas originales en un recorrido particular y asombroso que nos demuestra que no sólo es arte de primer orden la pintura.

También se hace una revisión de artistas que no merecen el olvido en el que se les ha sumido. Una exposición única que difícilmente podrá volver a verse en España  y que hace especial hincapié en el momento de gran esplendor que vive la escultura española en la actualidad.

Es una ocasión irrepetible y no se puede dejar pasar la ocasión de ver en Toledo las obras de los grandes maestros como Benlliure, Rodin, Picasso o Dalí… un gran y auténtico lujo que pueden disfrutar grandes y pequeños, nacionales y extranjeros, que visiten la ciudad en estos meses. Una oferta a la altura de cualquier gran urbe europea de la que Toledo puede presumir y hacer gala.

A todo ello hay que unir la ejemplar disposición, ilusión y trabajo que ha realizado el Centro Cultural San Clemente, cuyas espléndidas instalaciones y alto nivel de exhibición hacen posible esta grandiosa muestra, que hará de Toledo nuevamente, el centro artístico de España durante los dos meses que permanezca abierta la exposición.

Entrevista a Pedro Quesada Sierra, 53 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Por Vicente Patiño

Antes que nada, enhorabuena por el premio,

¿Cómo se siente después de ganar este premio tan significativo?

Pues me siento… el premio siempre es un estímulo, principalmente lo que siento es que ha habido un jurado que para mi… yo siento que respeto mucho su opinión y entonces estoy agradecido de poder haber establecido esa relación, que ellos hayan podido en este caso valorar el trabajo igual a si hubieran valorado o que me hubieran hecho una crítica, es decir, es un jurado que yo valoro mucho su opinión entonces lo que siento es mucho respeto por ese jurado y por otro lado otra cosa que siento es mucho agradecimiento a Jose Gabriel Astudillo y a la Asociación Española de Pintora y Escultores de que organicen este gran concurso

¿Alguna vez ha participado anteriormente en este certamen?

Sí, si que he participado. El año pasado participé y el año pasado fui finalista y bueno el año pasado también hubo una convocatoria como este año muy interesante y con muchas obras de mucha calidad.

¿Y qué es lo que le llevó a presentar esta obra?

Bueno, mi trabajo es principalmente en el terreno figurativo y a mi lo que me interesa es trabajar con la figura humana, lo que puede expresar la figura humana en todas sus posibilidades expresivas. Yo creo que cada persona, cada artista conecta con algunos aspectos de la vida entonces por lo que sea, en mi caso concreto, yo noto que una de las cosas con las que yo conecto es la vulnerabilidad del ser humano, la fragilidad… A lo mejor no es mucho la potencia lo que yo más siento, eso se cuela en lo que estás trabajando.

¿Este premio, tanto a nivel económico como a nivel emocional, va a suponer un impulso en nuevos proyectos?

Por supuesto, a nivel económico, anímico y emocional, es algo que la es indudable que la sociedad reconozca que tu trabajo es válido, que está bien, siempre es un estímulo muy grande. Yo creo que es muy importante la relación con los demás, ya que al final no es un trabajo que lo hacemos solo para verlo nosotros, sino para que lo vean los demás

¿Recomendaría tanto a nóveles como a veteranos presentarse a la 54 edición del Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura? ¿Qué mensaje daría?

El mensaje que daría es que continuaran confiando en este certamen porque es un certamen que verdaderamente la Asociación Española de Pintores y Escultores y Jose Gabriel Astudillo, siguen defendiendo apostar por un buen jurado y eso da un prestigio y una calidad que es fantástica, eso tanto a la AEPE como a las personas que se puedan presentar le da un valor y animo a todo el mundo que quiera que pueda presentarse.

El Director General de Google España, Francisco Ruiz Antón, Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la AEPE, José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, Pedro Quesada, S.M. la Reina Doña Sofía, Presidenta de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores, e Iñigo Méndez de Vigo, Ministro de Educación, Cultura y Deporte, en el acto de entrega del galardón

 

Algunos de los miembros del Jurado del 53 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura, junto al Director General de Google y el Ministro de Eduación, Cultura y Deporte, en el acto de entrega del galardón. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Francisco Ruiz Antón, Antonio Vargas, Javier Rubio Nomblot, Alejandro Aguilar Soria, Javier Sierra, Evaristo Guerra, Tomás Paredes, Eduardo Naranjo, José Gabriel Astudillo López, Iñigo Méndez de Vigo y Mª Dolores Barreda Pérez

Reunión de «genios» en el Jurado del 53 Premio Reina Sofía de la AEPE

.

Organizado por la Asociación Española de Pintores y Escultores, cuenta con la colaboración de Google

.

El prestigioso Jurado que avala el 53 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura ha estado integrado por los “más grandes maestros” del arte actuales en sus respectivos campos, constituyendo una reunión excepcional de genios, difícilmente superable y atípicamente hermanados por el espíritu común de engrandecer una convocatoria que ya se ha convertido en una de las más importantes del panorama artístico español.

Bajo el auspicio de la Asociación Española de Pintores y Escultores, se han dado cita los más destacados artistas, escritores y críticos del arte español para confrontar y tomar el pulso al mundo de las bellas artes actual, pudiendo considerarse ya como una de las reuniones de genios más importantes de las realizadas en España hasta la fecha.

Pensar en que a día de hoy se pueda repetir una fotografía de las mismas características va a ser un poco difícil, ya que las continuas ocupaciones de cada uno de los retratados no hacen posible coincidir como lo hicieron el pasado martes 13 de febrero, fecha en la que tomaron parte en el Jurado de la edición número 53 del Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura.

El Jurado ha estado presidido por José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, actuando como Secretaria del mismo Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la AEPE, ambos con voz, pero sin voto, y teniendo como Vocales a Antonio Vargas Cano de Santayana, Manager de Políticas y Asuntos Públicos de Google, Antonio López García, Pintor y Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Julio López Hernández, Escultor y Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Eduardo Naranjo, Pintor, escultor, grabador y Académico de la Real Academia de las Artes y las Letras de Extremadura, Alejandro Aguilar Soria, Pintor, escultor y artista multidisciplinar, Evaristo Guerra, Pintor, Javier Sierra, Periodista y escritor ganador del Premio Planeta 2017, Javier Rubio Nomblot, Crítico de arte y comisario y Tomás Paredes Romero, Presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte.


De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Alejandro Aguilar Soria, Javier Sierra, Mª Dolores Barreda Pérez, José Gabriel Astudillo, Antonio Vargas, Javier Rubio Nomblot, Evaristo Guerra, Eduardo Naranjo, Julio López, Antonio López and Tomás Paredes

En una intensa y larga jornada que duró casi seis horas, se realizaron las labores de selección y calificación de las obras que se exhibirán en la exposición del 53 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA, que del 2 al 18 de marzo estará abierta al público en la Casa de Vacas del madrileño Parque del Buen Retiro.

La muestra se inaugurará el viernes 2 de marzo, pero no será hasta el día 8 del mismo mes cuando S.M. la Reina Doña Sofía haga entrega del premio que lleva su nombre en el mismo recinto, dándose a conocer así el fallo del jurado.

El 53 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA está dotado con 10.000 euros, medalla y diploma de la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Han sido casi 300 las obras presentadas al certamen, de las cuales ha habido que hacer una selección exhaustiva que a juicio del jurado, ha intentado mantener una coherencia y una variedad de estilos que permita reflejar la situación actual del arte en España, dando cabida también a los jóvenes creadores y a otros autores ya conocidos, pero sobre todo, con novedosas tendencias y sutiles guiños a la vanguardia.

Pero el Jurado ha querido destacar también la excelente calidad y especial creatividad de los trabajos presentados, así como el notabilísimo incremento que la escultura ha tenido en esta edición, lo que ha hecho más difícil y complicado aún la selección y determinación final del premio, pero que va a suponer que la muestra que reúna todas las obras, tenga una excepcional calidad, convirtiéndose en una de las mejores exposiciones que se podrán ver en Madrid en los próximos meses.

Con posterioridad a la exposición, ésta podrá verse en el Google Arts & Culture, donde ya están disponibles las anteriores ediciones del PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA y en donde también pueden verse otras exposiciones que la centenaria entidad está subiendo a este importante y prestigioso portal de arte con el que llegar a todos los rincones del mundo.

José Gabriel Astudillo López

Mª Dolores Barreda Pérez

Antonio Vargas

 Antonio López 

 Julio López

Eduardo Naranjo


Alejandro Aguilar Soria

Evaristo Guerra

Javier Sierra

Javier Rubio Nomblot

Tomás Paredes

 

 

La muerte de un gran escultor

Ha fallecido Francisco López Hernández, uno de los “Realistas de Madrid”

La Asociación Española de Pintores y Escultores quiere expresar su más sentido pésame por la triste pérdida de uno de los más grandes artistas de España, a sus familiares y amigos, especialmente a su viuda y a su hermano Julio, con quien nos une un estrecho lazo de amistad y colaboración.

esquela-francisco

El escultor Francisco López Hernández, perteneciente al grupo de los «Realistas de Madrid», falleció el pasado día 8 de enero de 2017, en Madrid, a la edad 85 años.

Francisco López formaba parte junto con su mujer, la pintora Isabel Quintanilla, al grupo histórico y generacional de pintores y escultores que vivieron y trabajaron en Madrid desde la década de 1950, unidos tanto por el vínculo de su formación y de su trabajo como por sus relaciones personales y familiares.

Además de por este matrimonio, el grupo estaba compuesto por Antonio López García, su esposa, María Moreno, el escultor Julio López Hernández, hermano de Francisco, su mujer, la pintora Esperanza Parada y Amalia Avia, casada con el artista Lucio Muñoz. Aunque no todos ellos habían nacido en Madrid, esta ciudad fue el lugar principal de residencia y trabajo.

francisco-lopez

Hijo, hermano, esposo y padre de artistas, Francisco López se caracterizó por su dibujo incomparable y la manera de conseguir intervenir el sentido del espacio y del tiempo, el ser de los enseres, la aspereza y la dulzura del tacto, lo más acariciador de lo real por saber palpar como nadie su hermosa fragilidad.

Excelente escultor, antiguo discípulo de Julio Capuz en la Escuela de Artes y Oficios, entre 1951 y 1955, López Hernández tenía un portentoso sentido para modelar y componer espacios y, no digamos, para aproximarse a lo más entrañable de las figuras.

No obstante, quizá su mejor cualidad artística era la de mirar sin ser visto, una humildad que le restó proyección pública, pero que sin embargo aumentó, la hondura de su visión.

Francisco López Hernández destaca por la originalidad de su perfil, por su inspiración clásica, cuyas incursiones dieron un poso de belleza a su perspicaz mirada sobre la realidad y su impecable sentido del oficio, que hacen de él uno de los más auténticos creadores del arte español contemporáneo.

Nació en Madrid en 1932, en el seno de una familia de orfebres en donde los hermanos López Hernández, viven la tradición que parte de su abuelo Francisco López, que a su vez procede de una tradición artesanal Albaceteña (Riopar). Este funda un taller de orfebrería en el madrileño barrio de Tetuán, que a su vez hereda su hijo Julio López Blázquez y en el que efectúan sus primeras experiencias Julio y Francisco, hijos de este último. El padre de los hermanos L.H. es asimismo profesor de grabado en hueco en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Comenzó su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid y más tarde ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde estudiaba su hermano Julio y en donde conocería a Antonio López y Lucio Muñoz.

 Expuso por primera vez en el año 1955, en compañía de otros artistas pertenecientes a la escuela realista contemporánea española, Antonio López y Julio López Hernández, su hermano, y del informalista, Lucio Muñoz. Desde entonces, junto a otros artistas como su esposa, Isabel Quintanilla, Esperanza Parada o Amalia Avia formaron la vanguardia del realismo español en el arte.

En 1956 viajó a Roma con una beca de estudios del Ministerio de Educación y completaría su formación con estancias en París y Grecia. Volvió a Roma y permaneció entre 1960 y 1964 en la Academia de España, ocupando una plaza ganada por oposición. De regreso a España fue becado por la Fundación Juan March en 1966 y a partir de 1969 ejerció como profesor de medallas en la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Un año más tarde, en una muestra en el Kunstkabinett de Frankfurt se acuña el concepto de Realismo español para la obra de Francisco, Julio López, Amalia Avia, Antonio López, Isabel Quintanilla y María Moreno. Estos artistas, junto a alguno más, fueron presentados en Londres, en la galería Marlborough, en 1973.

Desde los años setenta, Francisco López participó en numerosas exposiciones en Alemania, Francia, Suiza, Estados Unidos, así como en España: Realistes a Madrid (Barcelona, 1984); Otra realidad: compañeros en Madrid (Madrid, 1992); El realismo y sus raíces (Vigo, 1996); Luz de la mirada (Segovia, 2002) o Realidades de la realidad (Valencia, Badajoz, Salamanca y Castellón, 2006-2013).
La originaria llamada “Escuela de Madrid” efectúa su primera exposición en 1945 (Exposición antológica. Escuela de Madrid, Caja de Madrid, 1990). Javier Tusell la define como: “Lo anterior a la escuela de Vallecas, las enseñanzas de Vázquez Díaz, algunos coetáneos brillantes, una voluntad de modernidad dentro del realismo y un procedimiento comercial imaginado por sucesivas galerías”.

La generación a la que pertenecen estos artistas es la de la posguerra. Su infancia se desarrolla en una España en la que la guerra ha dejado arrasadas la economía y los medios artísticos e intelectuales

Para Francisco, «la escultura siempre ha tenido una función pública, desde los Colosos de Memnón hasta el Alfonso XII de Benlliure. Ha formado parte de la vida ciudadana. Es verdad que es muy difícil de realizar. Debajo del caballo de Alfonso XII en El Retiro cabe un hombre de pie, no sabes lo complicado que es calcular eso. Por eso, en mi caso siempre está presente el carácter público de la escultura. No es que sea necesariamente siempre exterior, pero es algo que tengo en cuenta. La escultura en interior es menos frecuente y más reducida».

Francisco era de la opinión de “que la obra de arte debe estar impulsada por unos componentes estéticos que transciendan la mera reproducción del objeto real. La acción creadora consiste en (una intensificación de la forma representativa), es decir, ir más allá del pacto tradicional entre la mirada y la obra, de manera que queden transgredidas las reglas del juego, confiriendo realidad a la obra misma”.

Sus obras se encuentran en numerosos museos de prestigio, incluyendo el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el Museo Británico de Londres, la Nueva Pinacoteca de Múnich o la Fundación Juan March. Además tiene un buen número de obras en lugares públicos de Madrid, como el Monumento a Velázquez, Relieve en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense, Homenaje al agente comercial en la Estación Puerta de Atocha de Madrid o el Monumento a Enrique Tierno Galván del Parque del Planetario.

Y en distintas ciudades españolas como Málaga (Retrato del pintor Pablo Picasso en la Plaza de la Merced), Barcelona (Ofelia ahogada en los Jardines de Villa Cecilia ), Logroño (Mujer en la fuente), Pamplona (Monumento a Carlos III, el Noble, Plaza del Castillo con Avenida de Carlos III), Bilbao (Monumento a José Antonio Aguirre y Lecube, Calle Ercilla o el Monumento a Blas de Otero).

Es muy poca la representación que tiene este artista en las grandes publicaciones especializadas de arte, que bien puede deberse al desconocimiento de la persona y a la falta de información que hay sobre él más que al hecho de que se le pueda considerar un artista eclipsado por otros de su propio movimiento.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad