Lucie Geffré participa en el homenaje al “Nanaísmo”

Bajo el título de “Nanaísmo: la primera vanguardia del s. XXI”, el pasado día 25 de septiembre se inauguró una exposición en la galería Modus Operandi (C/ Reina Mercedes, 5 de Madrid) que se podrá visitar hasta el 5 de diciembre próximo.

En la misma, la socia Lucie Geffré expone dos obras sobre papel: “Sienna” y “Caballero”  (según El Greco).

Esta exposición tiene como objetivo impulsar el Nanaísmo y reunir a todos aquellos artistas, poetas, filósofos, escritores, músicos y comunicadores que se sientan identificados parcial o totalmente con este movimiento. La muestra contará con obras de once artistas que mostrarán su visión personal de este movimiento.

Inspirado por las vanguardias de principios del siglo XX, el Nanaísmo surge como protesta ante la degradación cultural y ética de nuestra actual sociedad. Padecemos un nihilismo agudo. Nuestro mundo se empobrece en mitad de un gran estrépito. Hemos dejado de leer, tememos al silencio y establecemos conductas gregarias. Consternados ante esta situación, los nanaístas, tanto creadores como partidarios, somos unos rebeldes de la negación.   Para Camus, el hombre rebelde era aquel que sabía decir “no”. Los nanaístas, un grupo de rebeldes desde la conciencia del saber, defendemos los siguientes mandamientos:

Reivindicamos el surrealismo español.

Creamos a partir de los Clásicos y la Antigüedad.

Nuestro leitmotiv es la búsqueda, más que la propia conquista.

Defendemos los “efectos naturales” por encima de los “especiales.

Disfrutamos de la grandeur, o de lo que queda de ella.

Las principales fuentes de riqueza en España son el idioma, el legado artístico, la gastronomía autóctona y el clima benigno.

Preservamos la música popular, la que nace y muere en el corazón de los pueblos.

Los nanaístas somos, consciente o inconscientemente, del Atleti de Madrid, el único equipo que ha tenido seguidores incluso antes de existir . Ser del Atleti, implica una forma particular de afrontar la vida, de tener asumida la derrota, porque el esfuerzo y el trabajo no se negocian.

invitación

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad