Crítica de Arte: «Acuerdo», por Miguel Ney Alcántara

Por Irma González Collazo

Graduada en Historia del Arte por la USC, especializada en mercado del arte

 

“ACUERDO”  POR MIGUEL NEY ALCANTARA

                              MEDALLA DE PINTURA EDUARDO CHICHARRO DEL                              

85 SALON DE OTOÑO DE LA AEPE

“Acuerdo” (acrílico/lienzo, 195x 195), de Miguel Ney Alcántara, forma parte de la exposición presentada en el Salón de Otoño 2018, certamen más antiguo y prestigioso de España que cuenta con el patrocinio de la entidad sin ánimo de lucro MAXAM y es acogido por el Centro Cultural Casa de Vacas.

Alcántara presenta una obra que se mueve entre el surrealismo y la abstracción, pero no de forma íntegra. Como protagonista del conjunto, un batiburrillo de objetos dirigido por una masa negra instalada en la parte superior central, que parece engullir al resto de elementos del grupo caótico.

Ese extraño ser o pseudoparca, que simboliza la muerte, forma parte del imaginario colectivo desde las antiguas civilizaciones, que la plasmaban en sus testimonios artísticos en un intento de acercarse y comprender ese final inequívoco para todos, el hecho inevitable del paso del tiempo, como en las obras El triunfo de la muerte de Pieter Brueghel o Vida y Muerte de Gustav Klimt. Evoca, en parte, a la tradición barroca de las vanitas, donde se unían lo efímero y terrenal en un intento de mostrar lo banal de todo lo mundano. Todo ello enfrentado con el concepto sólido y espiritual de la muerte, su presencia inminente y la fragilidad humana. En términos contemporáneos, ese ser oscuro recuerda a los temibles dementares de la saga Harry Potter, que asolaban y provocaban tristeza a su paso, o al protagonista de Alíen: El octavo pasajero.

El triunfo de la muerte. Pieter Bruegher, 1562

En la parte derecha, un grupo de perros encerrados por la valla. El mejor amigo del hombre siempre ha ocupado un papel importante en el arte, aunque en pocas ocasiones principales. Ya en el Antiguo Egipto se representaban asociados al dios Anubis en bajos relieves, y en el Imperio Romano aparecían en murales, pinturas o monedas. En el famoso cuadro de Van Eyck, El Matrimonio Alnorfini, su bonito pequinés simboliza la fidelidad matrimonial. Hoy, también es una figura recurrente a representar, muestra de ello es el celebérrimo Balloon Dog de Jeff Koons.

Junto a los cánidos, el árbol sin hojas, sin vida, que se asemejan a los pintados por Dalí en Cisnes reflejados como elefantes o a los románticos de Friedrich en La Abadía en el robledal. Un pájaro, posado en una de sus ramas, interactúa con uno de los perros. Los pájaros siempre han gozado de gran fama en cuanto al vaticinio. Con su sola presencia pueden traer buenas o nefastas noticias del futuro.

Vida y Muerte. Gustav Klimt, 1910

Desde la antigüedad son percibidos como almas, metáforas y signo de bendición o maldición para el ser humano.

La superficie que sujeta estos grupos pictóricos, consiste en un entramado bicolor que parece moverse en un tono ondulante, aportando sensación de volumen al conjunto.

El matrimonio Alnorfini. Jan van Eyck, 1434

Abadía en el robledal. Friedrich, 1809

Alrededor de la composición, lo que parece ser una pared en tono aguamarina luminoso. De este modo, aporta luz a la composición. Con ella, esas amapolas blancas florecen en un ambiente angustioso y la larva del centro derecha se convierte en mariposa al otro lado, en su proceso de metamorfosis vital.

Con esta obra, Miguel Alcántara, se alza con el Premio al talento Joven Encuentro y la Medalla de Pintura Eduardo Chicharro. Una amalgama de surrealismo y abstracción en la que juega con conceptos y motivos típicos de la tradición popular de la historia del arte. Muerte y vida se entrecruzan en un amasijo tétrico de libre interpretación, que cobra uno u otro significado a los ojos del espectador.

José Gabriel Astudillo, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, entrega a Miguel Ney Alcántara la Medalla de Pintura Eduardo Chicharro del 85 Salón de Otoño. El artista además, fue galardonado con el Premio Encuentro al Talento Joven de  la Inmobiliaria Encuentro

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad