Cumplimos 106 a tu lado y el viernes lo celebraremos contigo

Por Mª Dolores Barreda Pérez

La fundación de la Asociación de Pintores y Escultores se fraguó según una idea de Mariano Benlliure, quien en 1904 y en el transcurso de un banquete celebrado en el Retiro en honor de los artistas premiados en la Exposición Nacional de ese mismo año, “se levantó a la hora de los brindis y propuso la formación de una Sociedad de Pintores y Escultores Españoles, aun residentes en el extranjero, con el objeto de defender sus intereses materiales y artísticos, fomentar todas las manifestaciones del Arte por medio de exposiciones en España y en el extranjero, crear una Caja de socorros y pensiones para casos de enfermedad o inutilidad, o para las familias en el de fallecimiento, crear una Cooperativa, un “Boletín” o “Gaceta” de información general de arte y la instalación de un salón permanente donde los individuos que pertenecieran a la Asociación pudiesen exponer sus obras, dando así mayores facilidades al público y a los artistas para la venta”. Estas y otras ideas expuestas entonces fueron acogidas por todos los presentes y por los ausentes cuando las conocieron, con unánime aplauso”. (“El Liberal” (Madrid. 1879) 5 de julio de 1910).

Pero Mariano Benlliure no volvió a acordarse de ello y la idea quedó sumida en el olvido. Sin embargo, la necesidad del vivir la vida real hizo recordar a nuestros artistas que era preciso unirse para constituir una fuerza, para prestarse mutualidad y recíproco apoyo, pues en el aislamiento se vive mal, y he aquí cómo el 15 de abril de 1910, en la calle de Ayala, 28, se reunió la Junta Organizadora para redactar los Estatutos Reglamentados de la Asociación de Pintores y Escultores, que estaba formada por Eduardo Chicharro, Miguel Blay, Rafael Doménech, Manuel Villegas Brieva, Francisco Maura, Cipriano Folgueras, Cecilio Plá, Ricardo Baroja, Aniceto Marinas, Manuel Benedito y Juan Vancells.

Esa misma Junta Organizadora, convocó para el día 26 de junio de 1910 una Asamblea en la que reunió a todos los pintores y escultores madrileños en el gran salón de la Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Más de 150 acudieron a este llamamiento que se convirtió en Asamblea y que reunió a artistas anónimos e incipientes, que anhelaban llegar a la meta, y a otros de primera fila que ocupan ya la cima del arte, y en donde se habló de la conveniencia de la reunión de todos los artistas y se leyeron los estatutos, que habían sido previamente repartidos con las invitaciones a la convocatoria, para que los que quisieran pudieran presentar modificaciones o sugerencias, y que fueron finalmente aprobados con total unanimidad.

De aquella reunión salió ya una Junta Directiva que quedó formada por Eduardo Chicharro, como Presidente, Miguel Blay, Vicepresidente, Secretario, Ricardo Baroja, Vicesecretario, Manuel Villegas Brieva, Tesorero, Aureliano de Beruete, Vicetesorero, Manuel Benedito, Contador, Francisco Cabanzón, Vicecontador, Eduardo Barrón, y Vocales a Aniceto Marinas, Francisco Maura y Juan Vancells.

Acababa de nacer la ASOCIACION DE PINTORES Y ESCULTORES cuyo objetivo principal era el de organizar certámenes colectivos orientados primordialmente al mejor conocimiento de los jóvenes valores, celebrar concursos, actos culturales, etc., y de modo importante, crear y fomentar entre todos los artistas asociados un beneficioso espíritu de compañerismo y profesionalidad.

Tal y como se afirma en la Gaceta de la Asociación de Pintores y Escultores, en el número 1, AÑO I, el órgano de comunicación creado por la entidad y que comenzó a publicarse en el mes de julio de 1910, “La unión de los artistas españoles era necesaria: representan cada uno una fuerza innegable que aunada debía hacerse invencible. Esta unión suponía también un conjunto de voluntades; y por fin, y gracias al esfuerzo de unos, se ha llegado a la unión de todos. Si la naciente Asociación se hubiera constituido para llevar a la práctica cualquiera de los fines que en el articulado del capítulo primero se enumeran, sería suficiente para reconocerle a ésta una transcendental importancia de general interés; luego al constituirse con tan grande, importante y distinta finalidad, se comprenderá los beneficios que al Arte puede reportar y la amplia y alta autoridad y representación que puede llegar a conseguir en muy poco tiempo”.

Los artistas se dividieron entre Socios Fundadores y Socios de Número. Los Fundadores contaron con nombres tan prestigiosos y relevantes como: Joaquín Sorolla, Doménech, los Villega, Francisco Maura, Ricardo Baroja, Aniceto Marinas, Manuel Benedito, Fernando Alvarez de Sotomayor, Pinazo, José Mª López Mezquita, José Llasera, Marceliano Santamaría, José Moreno Carbonero, Antonio Muñoz Degrain, Benlliure, Francisco Pradilla, Ferrán, José Capuz, Vera, Martínez, Cubells, los Zubiaurre, Mateo Inurria, Francisco Esteve Botey, Anselmo Miguel Nieto, Bermejo, José Nogué, Julio Romero de Torres, Garnelo, Luis Bea, Espina, Francisco Alcántara, Simonet, Lupiáñez, Viniegra, Moreira, Ariz, Pulido, Coullaut Valera, Morena, Llaneses, Ramón Zaragoza, Martínez Abades, López Ayala, Rodríguez Acosta, Poggio, Lhardy, Comas, Sánchez Gerona, Anasagasti, Néstor, Roberto Domingo, Ricardo Marín, Martínez Vázquez… y así hasta más de 180 nombres de artistas que, más tarde, fueron y son aún maestros del arte de España que daban, con su fama y autoridad, brillo y prestigio a la naciente Asociación.

106 años después, la fidelidad de nuestros socios están haciendo posible que la Asociación Española de Pintores y Escultores continúe escribiendo su historia. Por ello, el viernes 15 de abril, nos reuniremos en nuestra sede social para festejar tan especial acontecimiento.

Compartiremos un ágape y hablaremos del compromiso que tenemos con nuestros socios; compromiso artístico y cultural que es el mismo que lleva nuestra entidad manteniendo durante 106 años.

Como señala el Presidente de la AEPE, José Gabriel Astudillo López, “cada socio, cada amigo nos está ayudando a alcanzar nuestro objetivo de estar cada vez más cerca de los artistas y de celebrar y festejar con ellos, el arte que es necesario en nuestras vidas. Por eso –insistió- os necesitamos a todos y cada uno de vosotros, y os animo a participar en nuestras exposiciones y certámenes, porque necesitamos de vosotros, necesitamos que nos tengáis presentes en vuestro quehacer diario, porque queremos ser parte de vuestra historia igual que vosotros estáis ayudando a escribir la historia de la Asociación Española de Pintores y Escultores”.

foto Presidente

106 a gran

 

106

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad