Inaugurada la exposición de Miguel Lisbona

Ayer día 4 de noviembre tuvo lugar el acto de inauguración de la exposición titulada “La pintura: entre la emoción y el orden”, que el socio Miguel Lisbona presentó en la Sala de Exposiciones de la Asociación Española de Pintores y Escultores.

La inauguración que estuvo presidida por el Presidente de la AEPE, José Gabriel Astudillo, acompañado por la Secretaria General, Mª Dolores Barreda Pérez y diversos miembros de la Junta Directiva, como Mercedes Ballesteros, Alicia Sánchez Carmona, Pablo Reviriego y Rosa Gallego del Peso, fue un animado acto en el que no faltaron los amigos y numerosos visitantes, que se dieron cita para contemplar  casi una veintena de obras realizadas con técnica mixta sobre diferentes materiales como el lienzo, papel y madera.

La introducción de la obra de Miguel Lisbona nos la presenta el poeta, crítico de arte, historiador, traductor y ensayista español de la Generación del 50 José Corredor-Matheos, con unas sencillas palabras:

“Toda obra de arte se produce en un punto de encuentro entre el caos primigenio, donde bullen potencias y pulsiones que constituyen los materiales de la creación, y la obra ya realizada. Podemos equiparar así la creación artística con la formación de la vida, tal como la entienden los biólogos. El artista, Miguel Lisbona en este caso, refleja en su pintura esta pugna entre la tendencia original a la disolución y la contraria de constituir cierto orden y cierta armonía.

Considero decisiva la acción de la luz, aquí muy vivo, vibrante, en largas y encendidas pinceladas. En ocasiones, rojos e, incluso, azules, producen la sensación de llamas. Se advierte la herencia informalista, pero, al contrario de la disolución que se daba en aquella corriente de los años cincuenta y parte de los sesenta, aquí no existe la intención de dejar que se propague el fuego incontroladamente, sino que se encauza.Color, unas veces nítido, concreto; otras, entreverado de otros colores y tonos, o en madejas que coinciden, en un mismo cuadro, con espacios delimitados geométricamente. Una geometría flexible que no se sobrepone a la fuerza y la emoción, sino en concierto con ella, creando marcados ritmos, relevantes en la composición.

Me parece muy acertada la observación de Ángel Arribas sobre la doble atracción de este Artista por Pollock y Rothko,  dos grandes polos de la segunda mitad del siglo XX, aparentemente opuestos. En el pasado, el arte tenía ya trazada cierta orientación, propuestas de camino. En nuestro tiempo todo parece por hacer, todo se presenta con opciones diferentes, y el artista se encuentra solo, suspendido en el vacío, agarrado a sus pinceles. Como siempre, una vez se ha vislumbrado algo, es cuestión  de trabajar. Miguel Lisbona lo hace con responsabilidad, con rigor y, lo que importa más, con creatividad”.

La exposición permanecerá abierta desde ayer martes 4 hasta el 14 de noviembre, en horario de lunes a viernes por la mañana, de 10 a 13 horas, y por la tarde, de 17 a 20 horas.

Para más información de la muestra, se puede consultar la pestaña Sala AEPE, en donde aparece ya colgado el Catálogo digital de la exposición y las fotografías del acto de inauguración.

5

8

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad