La AEPE rinde homenaje a Goya depositando una corona de laurel en su tumba

El 30 de marzo de 1928, coincidiendo con el primer centenario de la muerte de Francisco de Goya y Lucientes, la Asociación Española de Pintores y Escultores rindió su tributo de admiración al gran pintor aragonés.

El entonces Presidente, Eduardo Chicharro, acompañado de un gran número de artistas, entre los que se encontraban representaciones de todas las manifestaciones del Arte, depositó una corona de laurel en la tumba de Goya, acto con el que se puso fin a los ya celebrados en honor del genial artista aragonés.

Este año 2021, celebramos el 275 aniversario de su nacimiento tal día como hoy, 30 de marzo, motivo más que suficiente para que la actual Junta Directiva, encabezada por José Gabriel Astudillo López, su actual Presidente, vuelva la vista al santuario donde reposa el genio.

De izquierda a derecha: Ana Martínez, Fernando de Marta, Emilio del Río, en representación del Ayuntamiento de Madrid, José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores y Antonio Téllez

 

Como quiera que la situación de pandemia que vivimos no ha hecho posible la concentración de un número de personas en el interior de la Ermita, al pie de su tumba misma, la corona de laurel y el homenaje al artista, se ha llevado a cabo al pie de la estatua que frente a la ermita se levanta, al aire libre.

El acto lo ha abierto el Presidente de la AEPE, José Gabriel Astudillo, quien ha referido que “Hoy como ayer, rendimos merecido tributo al aragonés de nacimiento, al madrileño de adopción artística, a la figura de la pintura, al mundial artista y genio universal que lo fue todo en el mundo del arte.

Imagen aparecida en el Blanco y Negro del 6 de mayo de 1928

 

Repito las palabras que en su día el maestro Chicharro dijo aquí mismo al depositar la corona: “Enséñanos, ilumínanos, inspíranos tú, que eres grande”.

Con inmenso honor estamos representadas aquí todas las artes: pintura, escultura, arquitectura, danza, música, literatura, fotografía, cine y artes tecnológicas (Tv, publicidad, diseño gráfico….), rindiendo tributo merecido y justo a quien fue un creador de belleza incomparable, popular, magnífico compositor de coloraciones orquestales y fantásticas, de conceptos universales.

Goya es una figura clave para entender a España, como lo son el Romancero, Cervantes, El Escorial… Goya es un antes y un después en la manera de entender a España, que exportamos al mundo con orgullo, que el mundo reconoce y aclama y al que recordamos agradecidos depositando una sencilla corona de laurel ante su tumba.

Es un acto simple, pero a veces olvidamos que gestos como el de hoy y otras pequeñas cosas, son las que logran llenar las carencias y omisiones de una España que debe mirar hacia delante, sí, pero que mientras escribe el presente, no puede prescindir del pasado y su aportación.

En esta corona que hoy depositamos a los pies del artista, están representados quienes por imposibilidad de la pandemia y por otras causas de fuerza mayor no han podido asistir, y por supuesto, todos los que aquí se encuentran. Instituciones como el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museo del Prado, los Padres Escolapios, y grandes artistas de todas las ramas creativas, a los que tanto el Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores, Javier Sierra, como yo, representamos y depositamos en nombre de todos ellos, este tributo”.

Representando al Alcalde y a la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, que no han podido acudir al acto por encontrarse celebrando el pleno, ha dirigido una escuetas palabras Emilio del Río, sumándose a un homenaje sencillo y sentido no sólo de los artistas, sino de toda la ciudad de Madrid, a la que engrandeció.

Y sin más, el Presidente de la AEPE, José Gabriel Astudillo, ha colocado la corona de laurel ante la estatua de Francisco de Goya, por la que han ido desfilando una amplia representación del mundo del arte que acompañaba a la centenaria entidad, como los Padres Escolapios, representados por el Padre Zacarías Blanco, Rector de la casa en la capital, quienes también estuvieron presentes en el acto de 1928.

Emilio del Río, en representación del Ayuntamiento de Madrid, José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores y Antonio Téllez

 

Una vez han desfilado ante la escultura, los presentes se han dirigido al interior de la Ermita de San Antonio de la Florida, ante cuya tumba han depositado finalmente la corona y en lugar de flores, han querido llevar pinceles, que han quedado allí como prueba del testimonio de los artistas de todo el mundo.

 José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores ha depositado la corona en el interior de la ermita de San Antonio de la Florida y ha cubierto la lápida de Goya de pinceles

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad