Vivienne Paul de Sanz

Por Mª Dolores Barreda Pérez

.

LAS PRIMERAS ARTISTAS DE LA

ASOCIACION ESPAÑOLA DE PINTORES Y ESCULTORES

Desde su fundación en 1910, y después de haber tratado en anteriores números a las Socias Fundadoras de la entidad, y las participantes en el primer Salón de Otoño, vamos a ir recuperando de la memoria colectiva, el nombre de las primeras socias que vinieron a formar parte de la Asociación de Pintores y Escultores.

.

PAUL DE SANZ, Vivienne   P   1927  16.ago.1897  TOULOUSE(F)SORGES(F)/ MADRID/BOLTAÑA

 

Vivienne Lévy, señora de Paul de Sanz, nació en Toulouse, Francia, el 16 de agosto de 1897. En su ciudad natal estudia Bellas Artes, y especialmente la disciplina de dibujo.

Su padre intentó inculcarle el amor por la forma, pero viviendo en el país de las violetas del sol de Toulouse, se comprende su “intoxicación” por el color.

Con 15 años logró el primer premio de grabado en madera de la Escuela de Bellas Artes de Toulouse.

Discípula de la acuarelista Marie Lucie Delattre, en la Academia Weis, de la Rue Blanche de París.

A partir de 1921 concurre a distintas exposiciones y certámenes como el Salón de la Escuela Francesa (Le Revue Moderne, 1921) o la Feria de Montecarlo.

Vivienne en su adolescencia

 

El 3 de marzo de 1923 ya podíamos leer en el diario Petit Monegasque unas líneas de Albert Monthaud, redactor de Monte-Carlo, refiriéndose a la artista como Vivienne Lévy, motivo por el cual interpretamos que ese era su nombre de soltera: “Madame Vivienne Lévy sabía cómo tratar a sus violetas de Toulouse con un arte exquisito, el color del ramo se trata de manera inteligente, así como el matiz de los accesorios, la paleta que se esconde discretamente del violeta tímido; en definitiva, una acuarela excelente”.

En 1927 participa en el Salón de Otoño de la Asociación de Pintores y Escultores en España. Así lo recoge la revista ilustrada Blanco y Negro, del 23 de Octubre de 1927, en donde asegura que …”unas flores la señora Paúl de Sanz, demostrando una retina de gran finura”.

En 1928 vuelve a participar en el Salón de Otoño de Madrid. Su presencia obtiene críticas en algunos medios franceses, como L’Express du Midi, que en su edición del 5 de julio de 1928, en una reseña dedicada a “Nuestros artistas”, destaca: “El trabajo de una de nuestras compatriotas, la Sra. Vivienne Paul de Sanz, se notó mucho en el Salón de Madrid, sus obras se notaron y la prensa española se mostró unánime al elogiar el talento. Madame de Sanz ha observado y traducido con pasión toda la gama de flores, el brillo brillante de las hortensias, la riqueza sombría de los crisantemos, el esplendor de las rosas y, sobre todo, el tierno perfume y la delicadeza de las violetas de su país natal. Miembro de la Asociación de Pintores y Escultores de Madrid, la Sra. Vivienne Paul de Sanz ya había sido apreciada en los salones de París, Monte Carlo y Toulouse. Le ofrecemos nuestros más sinceros elogios y nuestros éxitos lo acompañan”.

En Revue du Vrai e Lu Beau del 10 de marzo de 1928 también podemos leer una crítica firmada por Tancréde Viala: “El alma de madame de sanz siempre se ha sentido atraída por el resplandor brillante de las hortensias, la riqueza sombría de los crisantemos, la modestia sutil de los brezos y el esplendor de las rosas, toda la gama de flores. Madame Vivienne lo ha observado apasionadamente y lo ha traducido. Sus acuarelas son un color regio para los ojos más hastiados y delicados. Madame Vivienne ya ha tenido éxito en varios salones de París, en Monte Carlo y finalmente en Toulouse, donde su exposición ha transformado literalmente la galería donde tuvo lugar en un paseo de hadas y encantador con flores … En este brillante milagro tuvimos el placer refinado de disfrutar de obras como “Rosas de Otoño” en el salón de otoño de Madrid, o de sus “Ramillete” de encantadoras rosas luminosas… Además, debe tenerse en cuenta que la modestia de la mujer y la modestia de la flor están en perfecto sincronismo, es una pequeña obra maestra que hace Madame Vivienne cada vez que toca sus queridas y maravillosas violetas”.

Realiza distintas exposiciones en Tolouse, Rodez, Villefranche-Rouerge, Oloron, St. Marie,…

En 1939 participa en el Salón de Artistas del Sur, de Toulouse y a partir de 1951 en el Salón de los Amigos de las Artes de la Costa de Oro.

Para el XXXI Salon des Artistes Meridionaux, una nota aparecida en varios diarios, firmada por Suzanne Soule destaca: …”Agradable y modesto como siempre, vemos hermosas violetas simples en una base de acuarela, tema de Miss Vivienne Paul…”

En 1957 realiza una exposición en Chateauroux, localidad francesa, situada en el departamento de Indre y en la región de Centro-Valle de Loira en la que reside, y otra más en la Base Americana de aquella localidad.

Con este motivo, en el diario Le Castelroussine del 8 de diciembre de1957 aparece una reseña en la que se lee: …“Madame Vivienne no se guardará para ella sus maravillas, y pronto permitirá que todos aquellos que aman la acuarela y que adoran al mismo tiempo las flores vengan a contemplarlas a su vez los 21 días que expondrá en Chateauroux, en el estudio de M. Borgeais, en la rue Gilber”.

Contestando a varias preguntas, comenta: …”Siempre me gustó el dibujo y me apasiona especialmente la acuarela. Es un género que parece que hemos descuidado… Me quedé unos años en España, en este país donde las flores tienen colores muy brillantes, o en ocasiones los contrastes son violentos y curiosos, a menudo me inspiraron … Sin embargo, debo decir que prefiero las sutilezas del tono de nuestras flores, con los colores violentos que aparecen arriba en el sol y expresan pasiones más violentas”…

En Le Berry Republicain del 2 de diciembre de 1957 también se consigna la muestra, apuntando el nombre de los asistentes e invitados y felicitando a la artista por continuar la “más pura tradición francesa de la acuarela”…

Además, participa en el Salón de Artistas Independientes SAUMUR, en el Espectáculo Internacional de Mujeres «UFACI», de Vichy, en el Salón Thouet de la ciudad de Thouars y en el Salon Lyons-Club de Chateauroux.

 

En 1963 expone en el castillo del Club de La Martineire, cuya reseña recogemos:
“Tenemos una excelente artista, cuya sensibilidad y talento son bien conocidos. Ella pinta flores, lo que es más poético y con delicados toques, evoca la primavera, la alegría de vivir y también los sentimientos tiernos que pueden evocar estas cosas frágiles y una belleza indefinible que son las flores y su pervivencia en jardines salpicados, urracas, naturaleza… Madame Sanz ya ha expuesto en Chateauroux, Vichy, París, Lyon. Ella expondrá, a partir de hoy, y durante un tiempo en el Club del castillo de la Martinería. Su hábil pincel interpreta las capuchinas, lirios, cardos y girasoles. Cardos y girasoles que para nosotros no tienen dulzura, ni poesía. El pincel de Madame Sanz, sin embargo, ha podido descubrir en ellos lo que nuestros ojos, a veces demasiado realistas o poco sensibles al encanto secreto de nuestro entorno, nunca han discernido.
La exposición Sanz es una de las que hay que ver. Puede ser visitado sin dificultad y sin ninguna formalidad por los socios que tienen todas las facilidades para entrar al castillo”
.

Hacia 1965 inicia su colaboración con la Asociación de Amigos de Bellas Artes de Issoudun, localidad francesa a la que se siente muy unida, organizando la I Feria Regional de Amigos de las Bellas Artes, colaborando como Jurado y participando como artista en distintas ediciones, siendo nombrada en 1968 Vicepresidenta de la entidad.

Asociada a múltiples instituciones culturales y artísticas como la Accademicien Maitre Es-Arts- HAIL, y la «Arts Sciences-Lettres», de la que llegó a obtener Medalla de Plata.

En 1971 es nombrada Caballero en «La Orden Internacional de las Artes y las Letras», un año más tarde es galardonada con Diplome et Croix d’Honner de Chevalier de la Academia Nacional Artistica Literaria y Científica de Paris.

En 1974 expone en la Galerie du Marais de Bourges y es distinguida con el Diploma de Caballero de la Orden al Mérito Cultural Filantrópico de Francia y con el título de Oficial de la Orden Internacional de las Artes y las Letras.

Un año más tarde, recibe la Cruz de Caballero al Mérito Belgo Hispánica, manteniendo su residencia en la ciudad francesa de Chateauroux.

Sus intervenciones a favor del mundo del arte son constantes, donando diversas obras a las ciudades con las que más relación personal y profesional ha mantenido a lo largo de su vida, como la que realiza a la ciudad de Sorgues, en la que donó la acuarela titulada “Girasol”.

Los últimos años de su vida los pasó en esa localidad de Sorgues, aunque desconocemos la fecha de su muerte.

 

Vivienne Paul de Sanz y la AEPE

En su carnet de socia, Vivienne Paul de Sanz aparece identificada como socia número 870.

* En el VII Salón de Otoño de 1927, figuró inscrita como Paul de Sanz (Dª. Vivienne), natural de Toulouse (Francia), reside en Madrid, Paseo de las Delicias, 64. Y presentó tres obras:

  1. “Rosas de otoño” (óleo), 0’48 x 0’57
  2. “Ramillete de rosas” (óleo) 0,42 x 0’50
  3. “Humildes violetas” (óleo) 0’50 x 0’47

* Al VIII Salón de Otoño de 1928 concurrió inscrita como Paul (Dª Vivienne), y residente en Boltaña. Presentó dos obras:

  1. “Mimosa” (acuarela)
  2. “Laurel y rosas” (acuarela)

 

 

 

Bibliografía y webgrafía

https://rosalis.bibliotheque.toulouse.fr/?a=d&d=PEXPRESS19280705-B315556101-EXPRESS-1928-07-05.1.4&e=fr-20–1–txt——-TE–0—-

L’Express du Midi, 5 juillet 1928

Bulletin municipal de la ville de Toulouse, mai 1940

https://www.sorgues.fr/Medias/Pages/50/ComptesRendus/183.pdf?m=181009084844

Archivo Histórico “Bernardino de Pantorba” de la Asociación Española de Pintores y Escultores

www.gacetadebellasartes.es

www.salondeotoño.es