Tomás Paredes, Vocal del Jurado del 56 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Fue una reunión entrañable la del 6 de julio de 2021. Una tarde-noche intensa de más de seis horas, en las que hubo anécdotas, criterios, argumentos y debates de todo tipo, que giraban en torno a todas y cada una de las obras que se habían presentado al 56 PREMIO REINA SOFIA DE PINTURA Y ESCULTURA que convoca la Asociación Española de Pintores y Escultores con la colaboración de Google.

Y entre descanso y respiro, también hubo tiempo de comentar las impresiones de cada uno de los miembros del Jurado respecto a lo que estaban viendo y sintiendo.

Esto es lo que comentó

Tomás Paredes

Vocal del Jurado

del 56 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

Crítico de Arte. Comité de Premios de AICA

Medalla de Honor de la AEPE

 

«Me encanta poder colaborar un año más con la Asociación Española de Pintores y Escultores y darle un poco de sentido a este premio, que se está encauzando muy bien.

En esta edición hay mucha concurrencia. Sin embargo, veo que en algo ha variado la estética, con algunas obras con las que sí ha habido una empatía, lo que es lo normal y ocurre en un jurado.

Me llama mucho la atención la cantidad de personas que se han presentado, tanto en pintura como en escultura. En todas ellas hay detalles en cada una, como no podía ser de otra forma. Algunas obras están bien pintadas, y en otras se nota que son menos profesionales.

La pandemia está presente, sí, y creo que ha variado en algo el certamen, es muy difícil decir en qué cosas ha variado, pero yo creo que hay una discontinuidad con lo que se ha hecho antes.

No hablamos de temas sociales, sino de temas oportunistas, porque a este premio que se llama Reina Sofía que se presenten retratos de la Reina Sofía y de sus nietas, me parece un poco oportunista. Y en otros temas también hay un poco oportunismo con los mantras que hay hoy en la sociedad.

Más que mis gustos, yo he apoyado lo que creo que está bien pintado y estéticamente tiene más nivel y emocionalmente. No quiere decir que yo apoye una cosa y que sea mi gusto propio o particular. Yo creo que en un jurado tienes que ver, tener la idea clara de que el arte es plural y entonces tienes ahí muchas estéticas que son diferentes y las puedes apoyar, y no quiere decir que te emocionen igual o que te gusten igual.

Me gusta apostar por obras que de verdad merezcan la pena y defender lo que crea que merece el premio.

Cualquier jurado tiene unas connotaciones diferentes, pero al estar formado por tantas personas, es mucho más abierto y plural. Representa a los que formamos parte de esto y serán los demás quienes tendrán que decir si lo que ven les parece mejor o peor, aunque sea muy difícil, porque claro, los jurados revisan infinidad de obras y ves todo lo que se ha presentado, pero el público no ve lo que se ha rechazado, por lo que es muy difícil la comparación.

Valoro como extraordinario lo que está haciendo la AEPE en el mundo del arte y la cultura, porque en estos momentos, hacer que un premio de la importancia del Reina Sofía no se posponga como está pasando en todo tipo de ámbitos, pues ya tiene un enorme valor. Además, pienso que todos los premios tienen un gran componente social, porque ayudan a los artistas premiados, les ayudan a seguir trabajando, a mantener la ilusión en su arte».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad