Convocada Asamblea General Ordinaria

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA 24 DE MAYO DE 2022

 

En cumplimiento de los Estatutos vigentes se convoca Asamblea General Ordinaria que tendrá lugar en nuestro domicilio social el día 24 de mayo de 2022, martes, a las 18’30 h. en primera convocatoria y a las 19 h. en segunda convocatoria.

Con motivo de las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia que impidieron la celebración de las Asambleas Generales Ordinarias correspondientes a los años 2020 y 2021, se llevarán a cabo en un mismo acto coincidiendo con la del año 2022, para dar cumplimiento estatutario.

 

ORDEN DEL DÍA

 

  1. Aprobación, si procede, del Acta de la Asamblea General Ordinaria celebrada el 22 de marzo de 2019.
  2. Memoria de actividades de los años 2019, 2020 y 2021.
  3. Estado de cuentas de los ejercicios 2019, 2020 y 2021.
  4. Proyectos de Presupuestos para los ejecicios 2020, 2021 y 2022.
  5. Proyecto de actividades para los años 2020, 2021 y 2022.
  6. Ruegos y Preguntas.

 

Los documentos a los que se hace referencia en los apartados 1,2 y 3 se encontrarán a disposición de los asociados en Secretaría en su horario habitual, desde una semana antes de la fecha señalada para la convocatoria

 

Madrid, 13 de abril de 2022

 

José Gabriel Astudillo López                                                            Mª Dolores Barreda Pérez

          El Presidente                                                                                       La Secretaria General

 

En el siguiente documento encontrarás la Delegación de voto

CONVOCATORIA Asamblea General Ordinaria 24 de mayo de 2022

Convocada Asamblea General Extraordinaria

ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA 24 DE MAYO DE 2022

 

En cumplimiento de los Estatutos vigentes se convoca Asamblea General Extraordinaria que tendrá lugar en nuestro domicilio social el día 24 de mayo de 2022, martes, a las 17 h. en primera convocatoria y a las 17’30 h. en segunda convocatoria.

 

ORDEN DEL DÍA

 

PUNTO ÚNICO: Modificación de los Estatutos de la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Modificación del Artículo 31.- Comisión Liquidadora (CAPÍTULO VII: DISOLUCIÓN)

A propuesta del Presidente de la AEPE, donde dice:

“Artículo 31.- Comisión Liquidadora. En caso de disolución, se nombrará una Comisión Liquidadora integrada por la Junta Directiva y ocho socios designados por la Asamblea General, la cual valorará todos los bienes una vez inventariados, y después de  liquidadas y extinguidas las deudas, el sobrante que pudiera existir se entregará a la Facultad de Bellas Artes de Madrid”.

Pasará a decir:

“Artículo 31.- Comisión Liquidadora. En caso de disolución, se nombrará una Comisión Liquidadora integrada por la Junta Directiva y ocho socios designados por la Asamblea General, la cual valorará todos los bienes una vez inventariados, y después de liquidadas y extinguidas las deudas, el sobrante que pudiera existir se distribuirá íntegramente entre los socios que en ese momento formen parte de la entidad y se encuentren al corriente de pago”.

 

Madrid, 13 de abril de 2022

 

José Gabriel Astudillo López                                                            Mª Dolores Barreda Pérez

            El Presidente                                                                                    La Secretaria General

 

En el siguiente documento encontrarás la Delegación de voto

CONVOCATORIA Asamblea General Extraordinaria 24 de mayo de 2022

 

 

Inaugurado el VII Salón de Arte Abstracto de la AEPE

El 5 de abril de 2022 tuvo lugar el acto de inauguración del VII Salón de Arte Abstracto de la AEPE cuyas obras se exhiben en las Salas de Exposiciones “Juana Francés” y “Pablo Serrano” de la Junta Distrito de Tetuán hasta el 28 del mismo mes, y en el que se exponen un total de 82 obras de entre más del centenar de las presentadas a este certamen que organiza la Asociación Española de Pintores y Escultores.

El acto de inauguración estuvo presidido por el Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo, que estuvo acompañado por los Vocales Antonio Téllez de Peralta,  Carmen Bonilla Carrasco y Ana Martínez, además de un numeroso grupo de socios, artistas seleccionados y amigos, que no quisieron perderse este acontecimiento.

En el acto de inauguración se procedió a realizar la lectura del acta del jurado y la entrega de premios. En esta ocasión, el Jurado ha estado presidido por José Gabriel Astudillo López, Presidente de la AEPE y Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la AEPE, actuando como Presidente y Secretaria del Jurado, respectivamente, ambos con voz y sin voto; y como Vocales los directivos Juan Manuel López-Reina, Alicia Sánchez Carmona, Paloma Casado y Ana Martínez Córdoba.

Según explica José Gabriel Astudillo, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, el interés de la Junta Directiva que preside por apoyar este tipo de arte, “viene motivado por la petición de  un gran número de socios que hacían de esta disciplina una de sus preferidas. Este salón, el séptimo ya, atestigua la gran aceptación que ha tenido desde sus orígenes, y que tiene dos grandes galardones, la Medalla de Pintura José María López Mezquita y la Medalla de Escultura Ángel Ferrant y Vázquez, ambos socios fundadores y destacados artistas a quienes se rinde así homenaje, además de las Menciones de Honor que el Jurado haya considerado oportunas”.

Las medallas y recompensas han sido:

MEDALLA de Pintura JOSÉ MARÍA LÓPEZ MEZQUITA

Plduque. El bosque. Acrílico / lienzo. 73 x 53

MEDALLA de Escultura ÁNGEL FERRANT Y VÁZQUEZ

Teo San José. Equilibrio Dinámico 100. Mixta / acero 3mm. 32 x 49 x 25

MENCIÓN DE HONOR

Ricardo Mas.  #Mi acrílico de cristal. Mixta / tabla. 120 x 120

MENCIÓN DE HONOR

Gloria Cediel. Maternidad. Bronce. 20 x 27 x 19,5

MENCIÓN DE HONOR

Federico Echevarría Sainz. Convergencias III. Acero encerado. 39 x 40 x 36

MENCIÓN DE HONOR

José Luis García Martín. Talla madera de encina. 60 x 50 x 20

MENCIÓN DE HONOR

Manuel Hernández. Parajes de mi conciencia. Acrílico / lienzo. 130 x 97

MENCIÓN DE HONOR

Concha Navarro. ITACA. Mixta / lienzo. 100 x 100

MENCIÓN DE HONOR

María Sánchez Balsalobre. Transparencias. Mixta / lienzo. 70 x 70

Figura además una obra de Marín G. Homenaje. Óleo / lienzo. 80 x 120, como artista invitado

 

 

Los artistas seleccionados en esta ocasión para integrar la exposición del VII Salón de Arte Abstracto de la AEPE, son: Roberto Abajo Brazquez (Roberto Abajo) – Joaquín  Alarcón González (Joaquín Alarcón) – Naima Amsif Muro (Naima Amsif ) – Inmaculada Arricivita Pérez (Inmaculada Arricivita) – Concepción Artero García (Conchi Artero) – Aránzazu Barrio Rivas (Arancha Barrio) – Asunción Bau Forn (Asunción Bau) – Mª del Carmen Blanco Covarrubias (C. Baco Covarrubias) – Carmen  Bonilla Carrasco (Carmen Bonilla) – Héctor Calderón Bozzi (Héctor Calderón) – Martina Cantero Jiménez (Martina Cantero) – Gloria Cediel Lafuente (Gloria Cediel) – Rosario Crespo Marcelo (Charo Crespo) – Enrique Delgado Contreras – Higinio Díaz-Marta Garrón (Higinio Díaz-Marta – Gini) – Miguel Ángel Duarte (Enzo) – Federico Echevarría Sáinz (Federico Echevarría) – José Carmelo Esteban García (Carmelo Esteban) – Karlos Fernández Eguia (Karfer Eguia) – María Esther Flórez Fuentes (Mª Esther Flórez) – José Antonio Fondevila García (Fondevila) – Mª Herminda Gago Blanco – Daniel García Andersson (DG Andersson) – María García García (M García García) – José Luis García Martín – Abel Gómez López – Rafael Gómez Mena (Mena)- Juan Antonio González Sáiz (Juan Antonio González Sáiz – Juanchi) – Merche González Sánchez  (Merche González-Megón) – Diego Lope González Suárez (Diego Lope) – Andrés González-Meneses – Marien de Haro Moreno (Marien de Haro) – Patricia Vega-Hazas Rebollo (Patricia Vega-Hazas) – Encarnación Henche García (Encarnación Henche) – Manuel Hernández Díaz (Manuel Hernández) – Loreto Innerarity – Francisco Isern González (Xisco Isern) – Andrés Manuel Lambert – Pablo Linares Amor (Pablo Linares) – Miguel Lisbona Giménez (M. Lisbona) – Ignasi Lisicic Millá (Ignasi Lisicic) – Toñi López González (Aquafonía Toñi López) – Pilar López Duque (Plduque) – José Luis Marín Gutiérrez (Marín  G.) – Fco. Javier Martín Martín (Francisco Javier Martín) – Carmen Martínez León (Carmen León) – Emilio Martínez Sánchez – Ricardo Mas Ortiz (Ricardo Mas) – María Isabel Monfort Siso (IMonSi) – Cándido Monge Pérez (Cándido Monge) – Antonio Montañés – Ana Morales López (Ana Morales) – Emilia Moreno García (Emilia Moreno) – Rosa Moreno Moreno (ROSIM Moreno) – Pedro Muñoz Mendoza (Pedro Muñoz) – Caridad Muñoz Muñoz (Cari Muñoz) – Rafael Alfonso Navarro y Monserrat Lucas (Equipo Línea Viva) – Concha Navarro Conde (Concha Navarro) – Ángel Núñez García (A. Núñez) – Carlos Otal (OTARU ESCULTURAS METALICAS) – Jorge Pastor Melo – Rubén Penya – Juan Pérez Galiana (Galiana) – Raúl Ramírez López (Ral Ramírez) – Pura Ramos Calderón (Pura Ramos) – Fernanda Regidor Fernández (Fernanda Regidor) – Gabriel Rimoli (Dámaso Arriero García) – Manuel Ruiz Carrillo – Nuria Ruiz de Alegría – Mariana Russo Sivira (Mariana Russo) – María de Francisco Salces – Teodoro San José Aguilar (Teo San José) – María Sánchez Balsalobre – Antonio Sanz Vélez – Arturo Tejero Esteban (Arturo Tejero) – Antonio Téllez de Peralta – Alfredo Virgüez Sánchez (Alfredo Virgüez) –Beatriz Zerolo Durán (Beatriz Zerolo)

Toda la información, el catálogo digital, una galería de obras y las fotografías del acto de inauguración en esta misma web, pestaña «Certámenes y Premios», Subpestaña «Salón de Arte Abstracto».

 

VII Salón de Arte Abstracto de la AEPE

5 a 28 de Abril de 2022

Salas de Exposiciones «Juana Francés» y «Pablo Serrano»

Junta Municipal de Tetuán

Calle de Bravo Murillo, 357

28020 Madrid

De lunes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 19 horas.

Sábados de 10 a 14 horas.

Domingo y festivos cerrado

Metro Valdeacederas (línea 1), Plaza Castilla (líneas 1, 9 y 10)

Google visitó el 57 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura

El pasado día 1 de abril, a las 19 h., en la Casa de Vacas del Parque del Buen Retiro de Madrid, el Director de Relaciones Institucionales y Políticas Públicas de Google España y Portugal, Miguel Escassi, acompañado de Josetxo Soria Checa, Analista de Asuntos Gubernamentales y Políticas Públicas en Google, patrocinador del evento, acompañado de Santiago Saura, Concejal Presidente de la Junta Municipal del Distrito de Retiro y Titular del Área Delegada de Internacionalización y Cooperación del Ayuntamiento de Madrid,  y del Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo, realizaron una visita institucional a la exposición de las obras seleccionadas en el 57 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura,, en la que pudieron cambiar impresiones y compartir unos momentos con los artistas seleccionados, finalistas y premiado.

De izquierda a derecha: Paloma Casado, Josetxo Soria, Carmen Bonilla, Antonio Téllez, Santiago Saura, Miguel Escassi, José Gabriel Astudillo, Mª Dolores Barreda Pérez, Lola Chamero y Juan Manuel López Reina

 

En el acto estuvieron presentes también algunos de los miembros del Jurado como Paula Varona o Ricardo Sanz, la Directora de Casa de Vacas, Lola Chamero, así como el Vicepresidente de la AEPE, Juan Manuel López Reina, la Secretaria General, Mª Dolores Barreda Pérez, los Vocales Antonio Téllez de Peralta, Paloma Carrasco y Carmen Bonilla Carrasco, además de otros socios y amigos de la AEPE como José Luis Manzanares, que no quisieron perderse el acto.

Alejandro Martínez, 57 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura, comentando su obra

 

Fue esta una forma de reivindicar y valorar el gran trabajo que realizan los artistas plásticos y analizar con los representantes institucionales y políticos, la marcha del arte en Madrid y en España.

Junto a la obra finalista de César Orrico

 

El Director de Google fue saludando a los artistas presentes, interesándose por sus obras e intercambiando opiniones con los mismos, muy interesados en comentarle el proceso creativo de las mismas.

Comprometido con el arte y con el Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura de la Asociación Española de Pintores y Escultores, Miguel Escassi no escatimó tiempo ni palabras en un premio que calificó de “absolutamente necesario” para el arte en España.

 

Presentado el Manifiesto de los Artistas por la paz

Redactado por el periodista y escritor Javier Sierra y con la imagen visual de Alejandro Aguilar Soria

El acto contó con la asistencia del Ministro Consejero de la Embajada de Ucrania, Dmytro Matiuschenko

 

Convocados por la Asociación Española de Pintores y Escultores, el 30 de marzo de 2022 se dieron cita en la Casa de Vacas del Parque del Buen Retiro de Madrid, un numeroso grupo de los mismos que refrendaron el Manifiesto de los Artistas por la Paz, redactado por el periodista y escritor Javier Sierra y cuya imagen visual es obra del artista Alejandro Aguilar Soria, ambos Socios de Honor de la AEPE.

De izquierda a derecha: Mª Dolores Barreda Pérez, Antonio Téllez, Carmen Bonilla Carrasco, José Gabriel Astudillo López, Paula Varona, Dmytro Matiuschenko, Javier Sierra, Juan Manuel López Reina, Paloma Casado, Dolores Chamero y Alicia Sánchez Carmona

 

El acto estuvo presidido por José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, acompañado por algunos miembros de la Junta Directiva, como el Vicepresidente Juan Manuel López Reina, la Secretaria General, Mª Dolores Barreda Pérez, los Vocales Alicia Sánchez Carmona, Antonio Téllez de Peralta, Paloma Casado y Carmen Bonilla Carrasco, la pintora Paula Varona, la Directora de Casa de Vacas, Dolores Chamero, el Ministro Consejero de la Embajada de Ucrania en España, Dmytro Matiuschenko y Javier Sierra, autor del Manifiesto y Socio de Honor de la AEPE.

Fueron muchos los socios y artistas que acudieron a la cita, como Luis Javier Gayá, José María Juarranz, Jorge Yunta, Cristina Matos, Alberto Bañuelos, Elvira Carrasco, Lola Santos, María Gracia, Pedro Quesada, Vicente Arnás, Pedro Sanz, Patricia Larrea, Pedro Muñoz, Paulino Lorenzo Tardón, Pilar Segarra, Carmen Durán, Rosa Moreno, Manolo Romero, Leovigildo Cristóbal, Carmen Holgueras, Antonio Calderón, Concha Moreno, Ángeles Cifuentes, Minu Sostres, Juan Gallardo, Pilar Navamuel, Pilar Cortés, Alfonso Calle, Socorro Arroyo, Concepción Cortés Aedo, Pablo Linares, Raquel Barnatán, Lydia Gordillo, Ángel Maroto, Cuqui Valero, Carmen Brías, Carlos Andino, Charo Peciña, Dolores Vallejo, Juan Ramírez, Concha Navarro, Rosa Lecumberri, Pablo Reviriego, Encarnación Henche, Ana Gutiérrez…

Presentó el acto  la Secretaria General de la AEPE, Mª Dolores Barreda Pérez, que agradeció a los artistas presentes su asistencia y a quienes a través del correo electrónico se están adhiriendo al Manifiesto.

 

José Gabriel Astudillo López, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores tomó la palabra para recordar “los desastres de una guerra a la que nadie puede ser insensible, y mucho menos aún los artistas, representados por una entidad que ha sobrevivido a una república, una guerra civil, dos dictaduras, al nacimiento de un estado democrático, a gravísimas crisis económicas, a la pandemia del covid… y que no puede permanecer callada ante la invasión de un estado independiente como Ucrania”.

Astudillo hizo referencia a la coincidencia de la presentación del Manifiesto con la día del nacimiento de Francisco de Goya, a quien homenajeó el pasado año la AEPE, y que “plasmó como nadie los desastres de la guerra, sobre todo en unos momentos en los que las imágenes de guerra que vemos en los medios son muy duras y a cualquier persona se le encoge el alma y el corazón. Estamos en el siglo xxI y no puede ser que un loco quiera invadir un país sin más, así nace este Manifiesto”.

Agradeció también  a la Junta Directiva y a la Secretaria General de la AEPE su trabajo e implicación, y especialmente a Javier Sierra, “que ha puesto voz a los artistas para pedir la paz, para luchar por la paz, para que esto se acabe, dando un toque de atención a quienes nos gobiernan para que tengan la misma sensibilidad para ver que la vida vale más que cualquier idea. Porque todos tenemos que luchar porque la paz llegue a Ucrania”.

 

Tras estas sentidas palabras, Dmytro Matiuschenko, Ministro Consejero de la Embajada de Ucrania en España, agradeció profundamente a la Asociación Española de Pintores y Escultores, a los artistas y a la sociedad española, las muestras de adhesión y cariño que están recibiendo.

Gracias por esta muestra de apoyo al pueblo ucraniano que está sufriendo una guerra injusta, una agresión. Denunciamos la muerte de niños, ya son más de 145, también los  niños heridos, 225, las miles de casas devastadas, los 170 hospitales destruidos, las más de 450 universidades arruinadas…

Ucrania cuenta con más de 4.000 museos públicos y privados que contienen obras de arte maravillosas de importancia mundial, y ya son 80 museos los bombardeados por los rusos invasores, ciudades milenarias que son objetivo de los bombardeos indiscriminados, monasterios del siglo XVI, iglesias…, el patrimonio mundial de la Unesco que está amenazado. Es una tragedia para toda la humanidad”.

Matiuschenko agradeció a los artistas españoles por su apoyo explícito al pueblo ucraniano en unos momentos en los que cualquier apoyo es importante. Agradeció al pueblo español el apoyo que está mostrando a Ucrania con la ayuda humanitaria, la acogida de refugiados, el envío de armas que permite sostener la resistencia del pueblo ucraniano, y solicitó “el apoyo en la vida cotidiana de cada español, un apoyo que puede materializarse boicoteando los productos rusos. La declaración que hace hoy la Asociación Española de Pintores y Escultores es un símbolo importantísimo de apoyo al pueblo ucraniano y le agradecemos profundamente la iniciativa. Los artistas ucranianos están sufriendo y viven con terrible peligro de sus vidas y su existencia, han tenido que dejar los pinceles y coger las almas para defender sus vidas, sus obras, su cultura… por eso cualquier gesto de apoyo es importante, desde las cuentas humanitarias en las que poder hacer aportaciones que ayudarán a quienes están defendiendo vidas, a actos como este hoy de los artistas.

Los artistas a través de sus creaciones, pueden transmitir las ideas de lo inaceptable que es esta guerra, cualquier guerra, sólo hay que recordar el Guernica y entender que lo que está sufriendo ahora Ucrania ya lo pasó España en el siglo XX”.

Matiuschenko terminó su intervención pidiendo “unidad frente a la guerra para evitar más muertes y que el invasor ruso pague un alto precio por las acciones cometidas”.

 

Para finalizar el acto, Javier Sierra tomó la palabra y expresó que “el Manifiesto de los Artistas por la Paz trasciende el mundo del arte porque en el fondo, lo que queremos es reivindicar la necesidad de expresarnos libremente en cualquier circunstancia, siendo este quizás, uno de los mayores logros que hemos alcanzado como sociedad en el siglo XX y XXI y eso es lo que se está viendo también amenazado por las balas en estos momentos en Ucrania”.

Tras estas palabras, Javier Sierra leyó el Manifiesto de los Artistas por la Paz que él mismo ha redactado:

 

MANIFIESTO DE LA

ASOCIACIÓN ESPAÑOLA

DE PINTORES Y ESCULTORES

POR LA PAZ

Llamamiento a las “gentes del arte”

Nosotros,

que somos y representamos a algunas de las mejores mentes creativas de nuestro siglo, ciudadanos conscientes de los desastres a los que nos llevan los enfrentamientos armados, las injusticias y los abusos de poder, vemos en el conflicto que en estas semanas hiere a Europa la necesidad de reflexionar públicamente sobre el valor del arte como instrumento de paz. Queremos elevar nuestra voz para que los responsables sociales y políticos, custodios a la vez de nuestra civilización, tomen nota y actúen.

El Arte lleva siglos invitando a mirar más allá de los conflictos. Cuando Peter Brueghel “el Viejo” se enfrentó al zarpazo de la peste negra que asolaba Europa, pintó “El triunfo de la muerte” como recordatorio de nuestra fragilidad. Él, que había pasado sus mejores años retratando escenas felices, con ciudades y plazas llenas de vida, se vio obligado a plasmar el dolor de aquella pandemia e invitar a los admiradores de su obra a meditar sobre lo necesario que es prepararnos ante el mal. Su conciencia movió conciencias, y aún sigue haciéndolo desde las paredes de museos de medio mundo.

Algo parecido logró también Francisco de Goya ante el horror de la invasión napoleónica de España. Sus “Fusilamientos del 3 de mayo” aún son hoy un memento universal del sinsentido de la violencia.

El Arte es un idioma que entendemos todos, sin importar el país en el que vivamos, la religión o el credo político que profesemos. Empezamos a practicarlo hace más de 70.000 años en las cuevas de Cantabria o en las de Sulawesi, en Indonesia. Los antropólogos dicen que despertamos al arte todos a la vez, como si éste fuera una expresión indisociable de aquel salto misterioso que dieron nuestras mentes en la Prehistoria. Las figuras geométricas y animales que comenzamos a pintar sobre paredes de piedra eran idénticas aunque estuvieran separadas por miles de kilómetros de distancia. Ellas fueron, probablemente, la primera demostración de que el mundo, en realidad, es solo uno, una tierra única y sin fronteras. Un artista verdadero, desde luego, no las conoce. No las concibe siquiera. Y por eso, sabiendo que son éstas, y los intereses creados que generan a su alrededor, la verdadera causa de los conflictos armados, apelamos al sentimiento que genera la obra artística para detener el horror que estamos viviendo.

En estos días se han destruido museos, teatros, bibliotecas, galerías, colecciones de arte públicas y privadas, y se avanza en la inaceptable erosión de la memoria cultural de Ucrania. No se ha respetado ningún límite. Ninguna guerra lo hace jamás. Y se han perdido ya vidas de pintores, músicos, escultores, escritores y creadores, sorprendidos en sus lugares de trabajo u obligados a empuñar las armas.

Nosotros, sus compañeros, no podemos permanecer al margen y apelamos a todas las “gentes del arte” a unirse a este manifiesto en contra de la guerra. A favor de la paz.

Cuando Picasso pintó “El Guernica”, lo presentó ante el mundo como su grito de dolor por lo que estaba ocurriendo en España durante los primeros compases de la Guerra Civil. Él fue director del Museo del Prado cuando sus obras maestras abandonaron Madrid en camiones por temor a las bombas. El maestro fue entonces consciente de que aquellas pinceladas del Guernica atravesarían los siglos manteniendo intacta la intensidad de lo que denunciaba. Y a ese grito nos aferramos hoy, conjurándonos para renovarlo con nuestro arte y gritando a las generaciones del futuro que nos avergonzamos de aquellos que deciden imponer sus argumentos por la fuerza de las armas.

Que la deshonra histórica caiga sobre ellos. Nosotros, juntos alrededor de este sentimiento, nos encargaremos con nuestro trabajo de retratarla para que no se olvide.

Haya paz.

Manifiesto de Artistas por la Paz

 

*Este manifiesto ha sido redactado por el periodista, escritor y Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores, Javier Sierra

**La imagen visual es obra del artista multidisciplinar y Socio de Honor de la AEPE, Alejandro Aguilar Soria

 

 

 

Haya paz, obra original de Alejandro Aguilar Soria

 

El Concejal del Distrito Centro visitó la sede de la AEPE

José Fernández Sánchez, Concejal Presidente de los distritos de Centro y Salamanca del Ayuntamiento de Madrid, visitó el viernes 25 de marzo de 2022 la sede de la histórica Asociación Española de Pintores y Escultores, situada en pleno distrito Centro.

A su llegada a la sede de la AEPE, a las 12 horas del mediodía, fue recibido por el Presidente, José Gabriel Astudillo López, que se encontraba acompañado de la casi totalidad de la Junta Directiva, el Vicepresidente, Juan Manuel López Reina, los Vocales Alicia Sánchez Carmona, Antonio Téllez de Peralta, Paloma Casado, Carmen Bonilla Carrasco, el Bibliotecario Fernando de Marta y la Tesorera Ana Martínez. Solo faltó la Secretaria General, Mª Dolores Barreda Pérez, que se encontraba trabajando.

 

De izquierda a derecha: Antonio Téllez, Carmen Bonilla, Fernando de Marta, José Gabriel Astudillo, José Fernández Sánchez, Concejal del Distrito  Centro, Juan Manuel López Reina, Paloma Casado, Alicia Sánchez Carmona y Ana Martínez. Solo faltó la Secretaria General, Mª Dolores Barreda Pérez, que se encontraba trabajando

 

Era esta una visita que se había pospuesto en varias ocasiones por motivos de agenda del Concejal, y en la que ha podido conocer de primera mano qué es nuestra entidad, cómo funciona y las instalaciones de las que dispone, así como los distintos programas y actividades que llevamos a cabo.

La sorpresa y el interés demostrado por el Concejal, han animado al Presidente a comentarle distintas iniciativas largamente estudiadas por la Junta Directiva, de las que ya ha solicitado una mayor información, y que José Gabriel Astudillo ha prometido hacerle llegar para iniciar una colaboración más estrecha de cara a la promoción y desarrollo de los artistas y el arte.

Tras la visita, la Junta Directiva ha mantenido una comida de trabajo, la primera en más de dos años, de la que todos han salido muy satisfechos.

 

La cultura del «todo vale»

Por Mª Dolores Barreda Pérez

 

En la Asociación Española de Pintores y Escultores no entendemos nada de arte. Es una lástima. Llevamos ya 112 años de historia sin discernir lo que es y lo que no es arte.

Los grandes maestros de finales del siglo XIX, del siglo XX y de principios del siglo XXI son sólo unos iletrados, unos pobres incultos en cuestiones de arte a los que de nada sirve pedirles su opinión en este y en otros temas.

Y así nos va. Como diría alguien… “pa lo que hemos quedao”…

Debe ser que no estamos en la honda… claro, que cualquiera va y dice que no sabemos de arte, ni creemos en el arte contemporáneo entendido tal y como se presenta en ferias como ASCO… uy, perdón, ARCO.

No. Ni siquiera estamos a la altura.

Estamos necesitados de alguien que nos indique qué es arte y qué no, algún experto que nos dirija y nos guíe porque, con total sinceridad, no entendemos de arte.

En la web de la feria he leído que ARCO “es un motor de pensamiento alrededor del arte contemporáneo”… vale. “El arte visto a través de las galerías y su esencial relación con artistas y coleccionistas”… bueno. “Investigar, de la mano de comisarios y profesionales, en torno al presente y futuro del arte contemporáneo”… bien. Queda de lo más bonito dicho así.

 

Si lo he entendido, son las galerías las que presentan a artistas con nuevas y diferentes propuestas de arte. Es decir, las galerías nos enseñan lo que es y lo que no es arte.

No se trata de diferenciar y distinguir artistas, sino de educarnos e instruirnos sobre lo que es el arte. Y claro, eso lo hacen de forma totalmente desinteresada, porque como pueblo llano, estamos muy necesitados de que alguien decida por nosotros qué es arte.

Por eso, ya no se trata de saber pintar o esculpir, eso es lo de menos. Valiente tontería he dicho. No, ya no se trata de eso. Se trata de ser el más original y “quedarse con la peña”, el más gracioso, el que mejor desate la polémica, consiguiendo ese minuto de gloria y fama con obras creadas únicamente para eso. Se trata de ser extravagante y sorprendente, de generar controversia, de provocar… eso es el arte contemporáneo.

Ya no sirve ser artista, ahora hay que ser otra cosa… por ejemplo, trabajar en una tienda de bricolaje, o meternos de lleno en los oficios de decorador y escaparatista… Me niego a utilizar palabras de procedencia anglosajona para describir oficios tradicionales cuya terminología está muy bien definida en el idioma español.

Leo en un periódico que los “espectadores no siempre entienden de arte moderno y las vanguardias que se exponen en el certamen de creaciones contemporáneas más importantes de nuestro país”, a pesar de que (esto lo veo en otros medios) “la población está ávida de experiencias nuevas y apetencias artísticas”, y que “la  gente que va a ARCO sabe de arte contemporáneo y nuevas tendencias”.

 

Bueno, vale, pues yo he ido y sigo diciendo que no sé nada de arte. Que cuando fui y me encontré una escalera junto a una pared, y escuchaba a un corrillo definiendo esa “propuesta”, como algo que nos hace llamar la atención sobre cómo va ascendiendo el arte… pues resulta que llegó el operario y cerró la escalera y se la llevó… y la cara de incredulidad de los “entendidos” no hizo sino reafirmarme en mi total ignorancia y pésima educación cultural.

No”, me dicen. “Lo importante es el concepto, no el arte material”… Vale, aceptamos pulpo como animal de compañía. “Es normal tener reacciones de desprecio y rechazo al arte contemporáneo, porque es complicado comprender una obra sin saber absolutamente nada del autor”… acabáramos…

Debe ser normal entonces mi rechazo a obras como la realizada por una señora que grabó una operación quirúrgica para una oclusión parcial de su vagina… pero claro, es normal porque no entiendo ni una sola palabra de arte.

En diferentes medios comentan que es recomendable consultar la opinión de expertos en arte contemporáneo: galeristas, comisarios, casas de subastas, especialistas con los que aprender qué es el arte contemporáneo.

Así que volvemos a un círculo vicioso en el que las galerías deciden qué es arte e intentan enseñárselo al pueblo. Cada año, definen cuál es el arte “bueno” y cuál no, el que se cotiza, el que le gusta a coleccionistas e instituciones que pagan auténticos “pastizales” por obras incalificables que según las galerías, son arte contemporáneo.

 

Leo también que “la educación artística que recibimos (sobre la que hay tanto que decir aún) se ha quedado anticuada y tiende a apreciar el arte como se hacía hace cien años atrás, dejando de lado, en general, el arte contemporáneo”. Pues no me digas más. Eso va a ser.

Cuando seguimos denunciando la falta de educación artística en la enseñanza, resulta que la que se da es para ver obras de hace 100 años… soberbia explicación. Las mejores obras de arte de toda la  historia de la humanidad, algunas tienen más de 100 años, pero vamos, pocas, a decir de quien ha escrito esa reseña… están anticuadas y las vemos con ojos antiguos, por eso no sabemos apreciar bien el arte contemporáneo.

Ni sabemos distinguir, ni diferenciar, ni discernir si lo que vemos es una obra de arte o es una operación quirúrgica…

Y lo peor de todo es la postura “políticamente correcta” de los artistas. Salvo raras y contadas excepciones, aquí nadie dice ni mú, ni saca los pies del tiesto… no sea que se quede fuera de un posible futuro en ARCO, que difícil veo si no se tiene galería, ni presenta a perros que se atan con longanizas, o máquinas que den besos, e incluso elefantes que hablen o ballenas que vuelen…

Porque aquí, vale todo, y si no lo ves, es porque no entiendes nada de arte. Como me pasa a mí, que soy una gran ignorante.

Recordando… Pedro Serra Farnés

Obras, artistas, socios, pequeñas historias…

Por Mª Dolores Barreda Pérez

Como hemos visto en la biografía de las primeras artistas de la AEPE, dedicada  a Mercedes Padró Graner, además de ella, su padre, Ramón Padró y Pedret, su hermano, José Padró Graner y su esposo, Pedro Serra Farnés, fueron socios de la Asociación de Pintores y Escultores.

Con este motivo, recuperamos también aquí su memoria, que de otra forma ya no podríamos recordar…

Pedro Serra Farnés

SERRA FARNES, Pedro  P  1919  31.ene.1890   BARCELONA      MADRID/PARIS    4.oct.1974

 

Pedro Serra Farnés nació en Barcelona, el 31 de enero de 1890.

Se formó en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid, pero su verdadero aprendizaje- según propia confesión- lo hizo viendo los paisajes de Beruete y otros grandes artistas en el museo de Arte Moderno.

Paisaje

 

Pero  sobre todo, de la propia naturaleza en el campo, donde pasaba semanas con su tienda de campaña en los veranos, sin más compañía que la de sus pinceles y sus tablitas, la mayoría, tapas de cajas de puros.

Pintó mucho en la Sierra de Gata y de Gredos, y en el hermoso pueblo de Villafranca del Bierzo.

También algo, aunque no mucho, en Blanes y San Cugat del Vallés.

Estuvo casado con Mercedes Padró Graner, también pintora, que repartía su tiempo entre la pintura y la enseñanza.

Celebró numerosas exposiciones individuales y colectivas, concurriendo a certámenes y concursos.

Un “verdadero maestro de la escuela paisajística catalana” que manejaba a la perfección todos los matices de la luz.

Socio de Mérito del III Salón de Otoño de 1922.

 

Paisaje

El Heraldo de Madrid en 1924 comentaba que …”Deben ser citados con elogio los dos paisajes expuestos por Pedro Serra Farnés, aunque quizá uno de ellos, el señalado con el número .306, sobre la realidad sensorial, siempre tan despierta y viva en este notabilísimo paisajista, se presiente una excesiva preocupación intelectual”…

En 1925 realizó una exposición en Santander que recogió la Gaceta de Bellas Artes de la AEPE.

En 1926 realizó una exposición de paisajes en el Salón Nancy, cuya reseña apareció en El Liberal y en La Libertad, que le dedicaba unas líneas: “Serra Farnés presenta hasta veinticuatro obras, paisajes exclusivamente… Hay en estos cuadros una versión del otoño madrileña, que denuncia la procedencia levantina del artista. Sin falsear el paisaje matritense, Serra Farnés  infunde con su lirismo aquella dulzura y aquella dorada tonalidad que mentaron en la tierra nativa sus pupilas de romántico. El espíritu de Maragall canta un poco en este Madrid del pintor, que olvida la acritud del agro castellano par a recoger esa nota de oasis, como nostálgica de fronda y de verdura, que es nuestro otoño. De los paisajes serranos… hay que hacer hincapié en una cualidad, bien definida de esta colección de obras de Serna Farnés: la unidad. El artista no titubea, ni salta, ni siquiera hace alarde de su característica virtud. Por eso dentro de la íntima cohesión que se observa en toda la obra, encontramos gran riqueza de matices y momentos. Nuestro sincero pariabién al pintor”.

Paisaje

En 1926 obtuvo la Tercera  Medalla de Pintura en la Exposición Nacional de Bellas Artes, y en la de 1927, mereció que la prensa de la época detallara que su “campo bañado de sol lleno de alegría, y otro nublado, es un prodigio de melancolía y dulce expresión”.

De su participación en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1934, El Siglo Futuro destacó que “de año en año nos va mostrando nuevas gamas de su gran capacidad pictórica”.

Paisaje

 

En 1925 y junto a Tomás Gutiérrez Larraya, realizó una importante exposición de paisajes en Santander, que mereció la siguiente crítica en el diario El Cantábrico: … “Pedro Serra Farnés, notable pintor catalán que, a juzgar por los cuadros que presenta, tiene una preferencia y una devoción honda por los paisajes de tierras de Ávila. Serra Farnés era desconocido hasta ayer del público montañés… es un paisajista admirable, un impresionista; pero no un impresionista que no deja sus cuadros, los elementos del mismo, construidos. En el impresionismo de Serra Farnés no hay esas grandes esfumaciones, esas indecisiones que dejan las cosas como vacilantes y sin terminar. En los paisajes admirables, aciertos de luz y de color, vibra el sentido de belleza de los paisajes de altura de Castilla… la obra emociona y cautiva… con cuadros valientes, de plena Naturaleza, en los que las montañas, nos dan la impresión fuerte de admirables paisajes que causan inquietud y emoción… y bellísimos apuntes, que fueron muy celebrados por el distinguido público… merece sinceros aplausos y nuestra admiración este artista realmente notable. Antes de terminar, hemos de decir que Serra Farnés, admirador del paisaje montañés, piensa recorrer la región pasiega para hacer algunas de sus obras en el precioso valle montañés”.

Paisaje

 

Sin embargo, al finalizar la exposición, el mismo diario comenta que la exposición del artista ha sido “un salto más en el vacío sentimental… sólo ha vendido dos cuadros y en precios muy baratos… cuando nos ha dicho eso sin amargura, sin el menos gesto de protesta, sólo lamentaba no poder cumplir su promesa de ir a tierras pasiegas para pintar aquellos paisajes serenos, tranquilos, de aire puro, tan originales en su mismo género de montañeses… y nosotros hemos lamentado muy de veras que el sueño del poeta paisajista no se haya podido realizar… no ha podido ser… esta es la tragedia íntima de todos los paisajistas, aun de los que son verdaderamente admirables, como lo es este, que ha sido elogiado, pero que no ha vendido más que dos cuadros de la colección admirable que presentaba”…

Paisaje

 

En 1929 Serra Farnés no se había dado por vencido, pues El Cantábrico publica que se encuentra pintando en la montaña cántabra, enamorado de “esa tierra, de sus paisajes, y gusta durante el estío, y ya son dos los veranos que aquí ha pasado, contemplar los campos e interpretar sus bellezas a través de su temperamento de mediterráneo y de su visión de artista acostumbrado a las grandes oleadas luminosas de su país. Vimos la obra de Serra Farnés que nos produjo honda emoción… ha sabido sentir la armonía maravillosa del ambiente apacible, suave, ensoñador, de la campiña pasiega… ha sido una lástima que no haya hecho una exposición en Santander de sus cuadros, varios de los cuales han quedado en la Montaña, comprados por un ilustre paisano”…

 

Paisaje

 

Participó en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1934.

En 1942, en los premios del XVI Salón de Otoño, obtuvo uno de 500 pesetas.

En el Salón de Otoño de 1948 logró el Premio Boris Bureba.

Presentó obra a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1945.

En la Gaceta de Bellas Artes de la AEPE de febrero de 1997, se mencionó que se cumplían los 25 años de su fallecimiento, fechándolo en 1972 y no en 1974 como indican otras biografías, que sitúan su defunción el 4 de octubre de 1974 en Madrid.

Paisaje

 

Pedro Serra Farnés y la AEPE

Activo participante del Salón de Otoño

* En el I Salón de Otoño de 1920 apareció inscrito como natural de Barcelona, reside en Madrid, calle de Augusto Figuero, 23

707.- Muere el día, óleo, 0,96 x 1,07

708.- La Pinara, óleo, 0,73 x 0,79

709.- Panneau con seis apuntes de la Sierra de Gredos, óleo, 0,50 x 0,81

* Al II Salón de Otoño de 1921

251.- Villafranca del Bierzo, óleo, 1,07 x 0,92

252.- La primera luz, óleo, 0,72 x 0,80

253.- Tríptico, óleo, 0,23 x 0,80

* Al III Salón de Otoño de 1922

277.- Estío en Madrid, óleo, 1,04 x 1,43

278.- Alrededores de Madrid, óleo, 0,91 x 1,08

279.- Villafranca del Bierzo, óleo, 0,80 x 1,08

280.- Apunte, óleo, 0,46 x 0,57

281.- Apunte, óleo, 0,40 x 0,30

* En el IV Salón de Otoño de 1923 aparece ya como Socio de Mérito en el Salón de 1922

289.- Sierra de Piedrahita, óleo, 1,45 x 1,15

290.- Lluvia en Sierra de Gata, óleo, 1,10 x 0,95

291.- Pueblo castellano, óleo, 1,10 x 0,95

292.- El campanario, óleo, 1,10 x 0,95

293.- Piedralaves, óleo, 0,75 x 0,60

485.- Panó con tres notas, óleo, 0,24 x 0,81

* Al V Salón de Otoño de 1924

306.- Paisaje, óleo, 0.50 x 0,63

307.-Paisaje, óleo, 0,50 x 0,63

* Al VI Salón de Otoño de 1925

304.- Camino de los Serrano, óleo, 91 x 107

305.- Monte de la Jura, óleo,91 x 107

306.- Valle Corneia, óleo, 63 x 78

307.- Pesquera (Ávila) , óleo, 63 x 78

308.- Apunte, óleo, 30 x40

309.- Apunte, óleo, 30 x 40

310.- Apunte, óleo, 30 x 40

311.- Apunte, óleo, 30 x 40

* Al VII Salón de Otoño de 1927

412.- Nieblas, óleo, 0,65 x 0,75

413.- Montañas de León, óleo, 0,65 x 0,75

* Al VIII Salón de Otoño de 1928

240.- Otoño en Madrid, óleo

241.- La huerta, óleo

242.- La masía, óleo

243.- Piedrahita, óleo

* Al X Salón de Otoño de 1930 figuró que vivía en Conde de Romanones, 15

263.- Nieblas en el Montseny, óleo, 0,95 x 1,14

264.- San Cugat del Vallés, óleo, 0,83 x 0,97

265.- La Cruz de término, óleo, 0,62 x 0,73

266.- Paisaje de Santander, óleo, 0,62 x 0,73

* En el XIV Salón de Otoño de 1934 figuró que vivía en la Calle de Franco, 12, Colonia de la Cruz del Rayo.

232.- Luz de mañana (El Vallés) , óleo, 0,83 x 0,99

235.- Paisaje de Vega de Pas, óleo, 0,64 x 0,73

* Al XV Salón de Otoño de 1935

58.- La huerta, óleo, 0,70 x 0,90

60.- El monte, óleo, 0,73 x 0,90

62.- Alrededores de Madrid, óleo, 0,80 x 0,90

73.- Pastando, óleo, 0,80 x 0,90

75.- Las colmenas, óleo, 0,80 x 0,90

* Al XVI Salón de Otoño de 1942

40.- El camino, óleo

44.- Lago de la Casa de Campo, óleo

56.- Río Alberche, óleo

74.- Puerto Mijares, óleo

76.- Casa de Campo, óleo,

* Al XXI Salón de Otoño de 1947

32.- La sierra, óleo

* Al XXII Salón de Otoño de 1948

141.- Dehesa de la Villa

142.- Río Manzanares

143.- Día de sol

Al XXIII Salón de Otoño de 1949

67.- El Pardo

Al XXXIV Salón de Otoño de 1963

Manzanares el Real

209.- El Pardo, óleo

Al XXXV Salón de Otoño de 1964

163.- Paisaje de Castilla, óleo

164.- Río Manzanares, óleo

165.- El Pardo, óleo

Al XXXVII Salón de Otoño de 1966

219.- Cercanías de Madrid

280.- Cercanías de Guadalajara

 

Paisaje

Paisaje

Paisaje

Paisaje

Paisaje

Recordando… Ramón Padró y Pedret

Obras, artistas, socios, pequeñas historias…

Por Mª Dolores Barreda Pérez

 

Ramón Padró y Pedret

Como hemos visto en la biografía de las primeras artistas de la AEPE, dedicada a Mercedes Padró Graner, además de ella, su padre, Ramón Padró y Pedret, su hermano, José Padró Graner y su esposo, Pedro Serra Farnés, fueron socios de la Asociación de Pintores y Escultores.

     Con este motivo, recuperamos también aquí su memoria, que de otra forma ya no podríamos recordar…

Ramón Padró y Pedret, por Antonio Caba y Casamitjana

PADRO, Ramón   P    1910(N)  BARCELONA 1848  MADRID 23/4/1915

 

“Pintor de Historia”, como él mismo se definía, era hijo del escultor Ramon Padró Pijoan y hermano del gran ilustrador y caricaturista satírico Tomás Padró y Pedret.

Cursó estudios en la Ciudad Condal, en la Escuela de Bellas Artes de la Llotja, y frecuentó el taller de Pablo Milá y Fontanals, una de las figuras más destacadas del movimiento de la Renaixença catalana.

En 1867 viajó a París con motivo de la Exposición Universal, comisionado por una editorial de Barcelona, y también para visitar museos y estudiar de cerca a artistas como Delacroix, Paul Delaroche, Gérôme, etc., y sobre todo los notabilísimos lienzos de Jean Hippolyte Flandrin (pintor francés, discípulo de Ingres, famoso por sus pinturas murales y sus retratos femeninos), que pasados los años ejercerían una notable influencia en su pintura. Posteriormente se trasladó a Londres para contemplar las obras de paisajistas y retratistas como Henry Raeburn (1756-1823) o Thomas Lawrence (1769-1830), entre otros artistas.

Felices Pascuas

 

En 1868 acompañó a su padre a Italia, donde pudo conocer a fondo la cultura que atesoraban ciudades como Roma, Florencia, Nápoles y las ruinas de Herculano y Pompeya, lo cual supuso para este joven y avezado pintor ampliar el horizonte de su formación artística.

En 1869 fue comisionado por los ministerios de Fomento y de Marina, y como corresponsal de La Ilustración Española y Americana, con destino a Egipto para presenciar y cubrir la información sobre la inauguración del Canal de Suez (17 de noviembre de 1869).

 

Barcas en la playa

 

Este viaje parece ser que fue el que le inspiró para pintar una de sus grandes obras, El paso de la Berenguela por el Istmo, que fue adquirida por el Ministerio de Marina y por la que le fue concedida la Cruz de Carlos III.

En 1875 fijó su residencia en Madrid, llegando a ser pintor de cámara de Alfonso XII, a quien acompañó en varios viajes como cronista artístico y del que realizó varios cuadros, así como de su esposa, la reina María Cristina.

Sus pinturas de carácter histórico son destacables por el tratamiento y la fuerza especial que confiere al color, y su trabajo como decorador tiene un gran valor gracias al sentido creativo que da a sus obras, como dejó patente en la Sala de Sesiones del antiguo Palacio de la Diputación de Zamora (1880-1882) y en el gran anfiteatro del Real Colegio de San Carlos (1882-1884). En estas obras se muestra como un representante genuino del paso del Romanticismo al Modernismo, aflorando en él sus raíces y la gran influencia de la escuela catalana de Fontanals.

 

Don Quijote

Retrato de Alfonso XII y

Voluntarios españoles en la guerra americana

 

Tenía su estudio en la calle Baño, 12 de Madrid.

Falleció en Madrid, el 23 de abril de 1915.

 

Viriato, de los techos de la Diputación de Zamora

Retrato de la Reina Victoria Eugenia

La fragata Berenguela cruzando el Canal de Suez

grabados de la época: Regreso del Rey a la Corte y Viaje regio

 

Algunas de sus principales obras son: Imposición de la banda de San Fernando al Rey Alfonso XII, Real Alcázar de Sevilla, 1876; Boda de los Reyes Alfonso XII y Mercedes en Atocha y Exposición del cadáver de la Reina Mercedes en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid, Museo Nacional de Arte de Cataluña, 1878; Retrato de Alfonso XII con el hábito de la Orden de Carlos III, Palacio Real de Aranjuez (Madrid), 1885; Alfonso XIII, Rey de España, Museo Naval (Madrid), 1908; Victoria Eugenia, Reina de España, Cuartel General de la Armada (Madrid), 1908-1909; Retrato del General Espartero en su lecho de muerte, Museo del Ejército (Madrid).

 

El Carnaval de Madrid, 1901

Sección transversal de un caracol

Los Directores de la Gaceta de Bellas Artes de la AEPE: José Santiago Garnelo y Alda

Por Mª Dolores Barreda Pérez

 

Los Directores de la Gaceta de Bellas Artes

de la Asociación Española de Pintores y Escultores

 

La  Gaceta de Bellas Artes 1912-1915

En enero de 1913 la Gaceta tenía un nuevo director y nueva cabecera. “A su título de “Gaceta” se agregará el lema “Por el arte”, y este será su nombre cuando se estime como Revista entre las otras de su clase”, figurando ya en la cabecera José Garnelo y Alda.

Este cambio incluía también el de formato, de papel, estilo y numeración y se iniciaba con “Nuestro saludo”… a los compañeros y amigos, al público que nos ha de juzgar…

Expresaba ya el cambio de aspecto de revista, explicando que “Por amor al arte” indica el amor desinteresado y firme hacia toda manifestación que signifique en España expresión de su actividad artística… se hará eco de toda idea artística que nos eleve sobre las miserias de la vida… de ahí su índole técnica, especialmente profesional.. nuestro campo será limitado dentro de la pintura y la escultura… Recoger de todas partes ideas, dudas, comunicaciones, ensayos, descubrimientos, alientos de defensa y de protección, voces de alerta a todo descuido que signifique una ruina o una amenaza a nuestras glorias artísticas, todo eso es lo que solicitan de la buena voluntad de sus compañeros los encargados de confeccionar este periódico»

Era una edición más cuidada que incluía láminas y dibujos en color que los propios socios aportaban, como el primero de ellos, “Unos dibujos de Miguel Ángel Buonaroti para la Sibila, a lápiz rojo (Propiedad del señor don Aureliano de Beruete y Moret)”.

Por el Arte se imprimía en Gráficas Mateu, en Paseo del Prado núm. 24, vendiéndose el número suelto a 2 pesetas, 11 pesetas la suscripción por semestre y 20 pesetas por año.

Sin embargo, los números correspondientes a agosto de 1913 y hasta marzo de 1914 dejaron de editarse porque se fueron acumulando retrasos a causa de los presupuestos,  lo que justificó José Garnelo en el llamado suplemento de agosto de 1913 que se editó nueve meses después.

En el mismo, figuraba la dirección de las oficinas de la Asociación, en la Calle Alcalá, 44, mientras que las de la administración se encontraban en el Paseo del Prado, 30 (Casa “Mateu”).

“Por el arte” tuvo un total de ocho números. En el número dos, se recogió un comentario original sobre la preocupación que S.M. el Rey tenía por la rehabilitación de algunas salas de El Escorial que se habían realizado con notable acierto. Y el redactor se lamentaba de que la Casita del Labrador de Aranjuez no encontrara tan buen director para los trabajos y que en la decoración se hiciera, concretamente con los dorados, tan gran chapuza. Denunciaba además el descuido del Palacio de Aranjuez, que encierra la joya más estupenda de cerámica que hay en Europa.

En los ocho números, se trataron temas de todo tipo, como la Sociedad de Pintores y Escultores del Caballo de Francia, los estudios acerca del astigmatismo del Greco para justificar el alargamiento de sus figuras, la exposición de miniaturas persas, el Patronato de Amigos de la Alhambra, la Torre de Espantaperros en Badajoz, una conferencia de la Condesa de Pardo Bazán, Congreso Artístico Internacional, en Gante, El duque del Infantado: Rescate de un palacio, La Exposición Constantiniana, El Arte español en el Ateneo: Armas Artísticas españolas, Instalación de Cerámica de Talavera, Exposición provincial de pintura y escultura en Badajoz, El Método Montessori en la Educación de los párvulos, Toledo, monumento nacional, Las estampas escolares en Suecia, Bélgica y en Japón, Las vidrieras de la catedral de Burgos, Las pinturas de San Francisco el Grande, Una visita a la Escuela de Arte en Birmingham, La rejería artística…

Y además de la lámina de Miguel Ángel, se publicaron otras de El supuesto Paris de Eufranor, el retrato de Inocencio X de Velázquez, La despedida del picador, de Bernardo Ferrandiz, Apunte de la cabeza del Crucufijo de las Maravillas, El Descendimiento, de Pedro Campaña, San Juan, de Salcillo, Retrato de la Excma. Sra. Dª. Manuela de Silva y Walstein, Condesa de Haro, de Goya, D. Juan Bautista de Muguiro, de Goya, San José, de Alonso Cano, y Santa Inés, también de Cano, existente en el Museo Imperial de Berlín.

Agosto de 1913 fue el último número publicado, y no sería hasta enero de 1915 cuando la Gaceta de Bellas Artes volvería a publicarse.

Pero esa ya es otra historia…

 

José Santiago Garnelo y Alda

 

GARNELO Y ALDA, José   P   1910(F096)    25.jul.1866   ENGUERRA(V)   MADRID/MONTILLA   29.oct.1945

 

Socio Fundador Nº 96

Subdirector del Museo del Prado

Director de la Academia Española en Roma

Director de la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid

 

Pintor, ilustrador, restaurador y decorador.

José Santiago nació el 25 de julio de 1866 en Enguera, Valencia. Con apenas un año, la familia se traslada a Montilla, Córdoba.

Su padre, José Ramón Garnelo Gonzálvez, médico de profesión y gran humanista, pintor aficionado, se había casado en segundas nupcias con Josefa Alda y Moliner, siendo José el primer hijo de este segundo matrimonio, que ya contaba con otros hijos, Eloísa y Elena. Luego vinieron Lola, Teresa y Manuel, el célebre escultor.

La familia era amante de las artes, figurando su padre como miembro de distintas instituciones culturales de Montilla, siendo Académico correspondiente de la de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba, de la de Ciencias y Literatura del Liceo de Málaga, de la Sociedad Económica de Amigos del País de Córdoba y Licenciado en Medicina y Cirugía. También podríamos hablar de su vocación poética.

Distintos autorretratos del artista

 

Con apenas catorce años, José Santiago ya pintaba y pocos años después, aparece ya su nombre como socio de mérito de la Real Sociedad. También su hermana Eloísa, pintora de vocación.

 

Don José Ramón Garnelo Gonzálvez con su segunda esposa e hijos

 

Tras los estudios de bachillerato en el Instituto Aguilar y Eslava de Cabra, Córdoba comenzó los estudios universitarios de Filosofía y Letras, que abandonó para estudiar pintura en 1883 en la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría en la ciudad de Sevilla.

En 1885 se traslada a Madrid para estudiar pintura en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, teniendo como profesores a Dióscoro Puebla, Carlos Luis de Ribera y Casto Plasencia.

Manuel Garnelo y Alda, el escultor hermano del artista

 

En 1887 logró la Segunda Medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid con la obra «La muerte de Lucano» adquirida por el Estado Español. Un año más tarde, en 1888, «El centauro Neso» le valió el pensionado en la Academia de España en Roma, donde pintó «La madre de los Gracco» y estudió la pintura de historia que reinaba en el ambiente artístico de esa época.

Allí entabló amistad con los grandes maestros como Sorolla y Benlliure, ya que su hermano Manuel, escultor, era discípulo de este último, además de Vicente Palmaroli, Emilio Sala, Francisco Pradilla y José Villegas.

Duelo interrumpido

 

En 1889 pide permiso para viajar a Francia donde se celebra la gran Exposición Universal. En 1890 obtiene la Segunda Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes con la obra “Duelo interrumpido” y en 1892 obtiene la Primera Medalla de la Exposición Internacional de Bellas Artes de Madrid, con la obra «Cornelia», que en la actualidad se encuentra en la Embajada Española de Oslo.

En 1893 y estando todavía en Roma, obtiene la Primera Medalla en la Exposición Internacional de Bellas Artes de Chicago, organizada para conmemorar el Cuarto Centenario del descubrimiento de América. Presenta la obra «Los primeros homenajes del nuevo Mundo a Colón» que se encuentra actualmente en el Museo Naval de Madrid.

Bacante

 

Ese mismo año, cuando el artista cuenta con 27 años, es nombrado Hijo Adoptivo de Montilla, con lo que no sólo se honra al artista que ha triunfado en España y comienza a ser conocido en Europa, sino que se reconoce que creció, aprendió, trabajó y se educó en Montilla, donde pasará muchos veranos junto a sus padres y hermanos.

En 1893, ya en España, es nombrado profesor de la Escuela de Bellas Artes de Zaragoza y académico de número de la Escuela Provincial de Bellas Artes de esa ciudad, logrando además la Primera Medalla de la Exposición de Bellas Artes de Bilbao, con la pintura «Magdalena».

Corfu, camino del monasterio 

Ceremonia en la Acrópolis

 

Durante su época docente, sumó a su actividad pictórica una valiosa investigación en el campo de la técnica artística, que fructificó en los proyectos de un novedoso compás de inclinación y un avanzado modelo de escala gráfica, presentados en el Congreso Artístico Internacional, celebrado en Roma en 1911.

En 1894 gana el certamen organizado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid con la obra «Cultura española a través de los tiempos».

En 1895 es nombrado profesor numerario en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona, teniendo entre sus alumnos a Solana y a un joven Picasso que en el estudio que el maestro tenía en la Plaza de la Universidad, realizaría las obras “La Primera Comunión” y “El Monaguillo”.

En 1896 consigue una Mención de Honor en el Salón de París con la obra «Montecarlo».

Lourdes

El Pedagogo Aspasia y Pericles y bajo estas líneas

Jesús Manantial de Amor

 

En 1899 obtiene por oposición la Cátedra de dibujo del antiguo y ropajes de la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid, trasladándose a la capital y estableciendo su domicilio en la calle Olózaga, 4, cerca de Cibeles, pero además tenía su estudio en un ático del Paseo de Recoletos, junto al Museo del Prado.

En 1901 pinta el cuadro «Jesús manantial de amor» con el que obtiene una Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes.

En 1910 obtiene Medalla de Oro en la Exposición Nacional de Valencia, por la obra «La Salve en la gruta de Lourdes». Durante estos años viaja por distintas ciudades europeas: Atenas, Paris, Roma, Londres y Dresde entre otras, en ocasiones invitado por prestigiosas instituciones.

Como español y artista, vendió la cultura española con su participación en la Exposición del Centenario de Méjico en 1910.

Socio Fundador número 96 de la Asociación de Pintores y Escultores, firmó el Acta Fundacional y colaboró activamente en la marcha de la entidad.

El 11 de diciembre de 1911 es elegido, para su ingreso en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, que tuvo lugar el 14 de abril de 1912, disertando sobre «El dibujo de memoria», contestándole Amós Salvador.

Fue elegido Secretario de la Asociación de Pintores y Escultores en junio de 1912.

 

Canzonetista Pepita Sevilla

Retrato de Alfonso XIII

Monja leyendo

 

En 1912 es designado Delegado del Gobierno en el IV Congreso Internacional de Enseñanza de Dibujo y Artes Aplicadas en la Industria, celebrado en Dresde, y nombrado Secretario del Comité Español en el Comité Internacional de Congresos Artísticos Internacionales, que se reunió en París en 1913.

Ese mismo año, es nombrado director de la Academia Española de Bellas Artes de Roma, cargo al que en 1936 también fue propuesto.

En 1915 es nombrado subdirector del Museo del Prado de Madrid, cargo que desempeñará hasta 1918, en que dimite a consecuencia de un robo acontecido en el museo y del que en primera instancia se le quiso responsabilizar.

Fue además Secretario del Círculo de Bellas Artes en 1916, sustituyéndole el que fuera Presidente de la Asociación de Pintores y Escultores, Marceliano Santamaría.

Entre 1920 y 1926 lleva a cabo la restauración de los techos del Casón del Buen Retiro.

En 1923 se encarga de la decoración de la cúpula del despacho del presidente del Tribunal Supremo en el Palacio de Las Salesas, y cuyo título es «El collar de la justicia». Participó además en la restauración de San Francisco el Grande.

 

Distintas fotografías del artista

Estudio de José Garnelo y Alda

A la derecha, el pintor  1900

 

Realizó varios retratos de la familia real española, destacando dos obras de Alfonso XIII conservadas en el Museo Español de Arte Contemporáneo y en el Palacio de Aranjuez.

En 1925 participó en el V Congreso Internacional de Dibujo de París, y representó a la Academia en el Homenaje a Goya, en 1928, en el que pronunció el discurso oficial.

Pronunció numerosas conferencias y escribió algunos artículos para la revista “Arte Español”.

En 1929 comienza la época de pintura religiosa.

 

Primer homenaje a Colon, detalle

En 1930 es nombrado Director de la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid, participando en la Bienal de Venecia, también en la de 1936.

Pocas noticias tenemos de él a partir de estos años, hasta 1942, en que realiza su última exposición en Barcelona, presentando obras al óleo como «Las tres Gracias» o «Alma Española».

El 28 de octubre de 1944 falleció en Montilla, Córdoba, donde residía junto a sus hermanas Teresa y Lola. Sus restos reposan en el panteón que la familia posee en la cripta de la parroquia de Santiago en aquella ciudad, donde se exhibe el cuadro que  representa «El milagro realizado por San Francisco Solano en el barrio de Tenerías».

En Montilla se conservan también algunos frescos de la capilla del asilo de ancianos desamparados y varias pinturas de temas montillanos.

 

Mariano Benlliure 

Tarde de toros

 

Obtuvo los títulos de Comendador de número de la Orden de Alfonso XII (1902), Pintor de Corona y Caballero de la Real Orden de Carlos III (1892). Gran Cruz de la Legión de Honor francesa, Socio de Honor del Circulo de Bellas Artes y Oficial de la orden de Leopoldo II de Bélgica.

Como ilustrador destacó su colaboración en el libro de su padre, el médico José Ramón Garnelo y Gonzálvez, titulado El hombre ante la estética o tratado de antropología artística, y como escritor, su publicación Escala gráfica y el compás de inclinación,

Su obra está presente en prestigiosas colecciones particulares, en organismos oficiales, museos nacionales, embajadas y otras instituciones de reconocido prestigio como los Museos de Bellas Artes de Cádiz, Córdoba, Málaga, Sevilla y Valencia; Museo de Arte Moderno de Barcelona; Museo Camón Aznar (Zaragoza); Museo San Telmo (San Sebastián); Museo de Pontevedra; Diputación de Zamora; Basílica del Pilar (Zaragoza); templo parroquial de San Miguel Arcángel (Enguera); parroquia de Santiago (Montilla); Embajadas de España en Oslo y Lisboa; Palacio de Aranjuez; Reales Alcázares de Sevilla…

 

Inmaculada

Dama con papagayo

Bacante en reposo

Dolorosa

La muerte de Lucano

 

En Madrid podemos contemplar sus obras en: Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Museo Naval, Instituto de Valencia de Don Juan, Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, Instituto de España, Tribunal Supremo y Palacio de la Infanta Isabel de Borbón. El Museo del Prado tiene entre sus fondos cuatro obras del maestro incluidas en los fondos del “Prado disperso”.

En el año 2000, Montilla abrió el Museo Garnelo, gracias a la iniciativa de un reducido grupo de coleccionistas privados que cedieron obras originales del pintor, 180 obras representativas de las distintas etapas creativas del artista.

Su obra se desarrolla entre dos siglos por lo que recibe influencias de todos los estilos y vanguardias imperantes aunque supo mantenerse fiel a un estilo dominado por el naturalismo. Predomina en sus obras la composición, el color y el movimiento, nacidos de su forma de pintar de memoria. También esboza tendencias impresionistas en algunos de sus cuadros, en la línea de Sorolla.

 

Los padres del pintor, con su nieta Lola

 

La pintura de Garnelo, reposadas ya aquellas revoluciones incesantes y asimiladas sus voces y sus ecos, tiene sin embargo la vigencia de los clásicos y su pura maestría, delicadeza. También inconformismo y valentía, pues el pintor, que se crio artísticamente en el naturalismo, no fue ajeno a los movimientos que se vivieron en su tiempo, como el historicismo, el regionalismo o impresionismo.

Siempre, eso sí, sin olvidarse de la naturaleza como centro de la obra, pues según Garnelo dejó escrito «la naturaleza será siempre la madre de toda expresión artística». Opinaba el pintor que «ella, la que nos rodea y a quien pertenecemos, es la que aporta al caudal del artista los elementos de verdad, emoción y armonía, los tres aspectos sustantivos de la belleza, fin supremo del arte». Bajo esos parámetros, su obra se extendió por numerosas temáticas y técnicas, en las que se alternan según la época grandes temas y retratos históricos o bíblicos con detalles de la vida cotidiana de su época.

José Garnelo y Alda y la AEPE

Participó en el II Salón de Otoño de 1921

110.- Autorretrato, óleo, 1,06 x 0,86

111.- Santiago el Menor, óleo, 1,50 x 0,99

En el XV Salón de Otoño de 1935

90.- El rayo verde (estudio), óleo

 

Últimos momentos de Alfonso XII

 

Incendio en Roma

Marina

Paisaje con fábrica

 

Parque de Bolonia

Poniente en Gredos

Río en cascada

Venecia


Vesubio

Pro Patria

El juego de la pelota

La belleza

Monumento de Manuel Garnelo, hermano del pintor

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad